Vuelve el “bonito palabro”


Desde que escuché a Noe (de Gran Hermano 14) decir que las cosas no están “inclaras”, llevo dándole vueltas a escribir una nueva entrega de nuestra reconocida actividad “Bonito palabro”. Perdí la ocasión de redactarla cuando Isidoro (de Quién quiere casarse con mi hijo) campaba a sus anchas por televisión y, poco después, cuando Ylenia lucía, más que palmito, su saber estar (en Gandía Shore). Aunque he tocado el tema de la corrección al hablar de manera lateral en otras entradas, creo que ya es hora de reunir algunos diamantes de expresión inaudita. En particular, porque vivimos en un mundo hipócrita donde se supone que la primera señora habla infinitamente peor que las muy culturizadas representantes políticas que aparecen a continuación. No obstante, dista mucho de ser cierto. No solo se comunica con eficacia y precisión (bien es verdad que con un léxico regional), a diferencia de todas las demás, sino que carece de ínfulas y, por eso mismo, de elación. Además, sin duda, su mensaje transmite sinceridad, cosa que no se puede decir demasiado a menudo de nuestros gobernantes. Comenzamos, pues, por esta vecina de Honrubia, que nos enamoró a todos con su “apechusque”:

El siguiente vídeo es de una de las personas más poderosas de nuestro país, María Dolores “de” Cospedal. En él, trata de justificar una serie de pagos sospechosos al Sr. Bárcenas, ex tesorero del PP, que se produjeron cuando se suponía que ya no trabajaba para el partido, según sus responsables. No quiero aburriros pero, para que me entendáis, el resultado es tan creíble como cuando me decís que los deberes se los ha comido el perro o que llegáis tarde porque no ha sonado el despertador. Este impagable desastre dialéctico nos previene de la falta de sensatez y eficacia de los argumentarios que toman por tontos a los ciudadanos.

He aquí su transcripción:

Vamos a ver, eh, la indemnización que se pactó fue una indemnización en diferido, y como fue una indemnización en dife… en diferido en forma, efectivamente, de simulación de… simulación o de lo que hubiera sido en diferido, en partes de una lo que antes era una retribución, tenía que tener la retención a la seguridad social que si no hubiera sido… Ahora se habla mucho de pagos que no tienen retenciones en la seguridad social, ¿verdad? pues ahí se quiso hacer como hay que hacerlo.

Quien entienda algo que tire la primera piedra.

Nuestra cuestionadísima Ministra de Sanidad, se ha mostrado como una excepcional comunicadora que lo mismo da los buenos días que las buenas tardes en menos de dos segundos, que habla de los parados “sin prestación parlamentaria”, o aduce otras perlas terapéuticas en esta intervención ante los medios. Con Uds., la insigne Ana Mato:

No es que tenga fijación por un partido político concreto. Se trata de que el Partido Popular nos gobierna en todos los ámbitos, prácticamente, con amplísimas mayorías, y que por tanto constituyen sus miembros la candente actualidad. No podría en todo caso soslayar el estreno de la alcaldesa no electa de Madrid, Ana Botella, capaz de hallar Asturias en Andalucía cuando es menester, o de conformar un tripartito de no sé cuántos partidos, amén de otras burradas que no debería decir nadie que ostente un cargo tan importante como el que esta persona ocupa.

Pero como en todas partes cuecen habas, si miramos un poco a Europa, observaremos la necesidad de dar unas lecciones de geografía a la Sra. Merkel. No es un bonito palabro, pero sí una “burrada asnal”, como decía un compañero de clase de mis años mozos:

Salvando las distancias, uno casi diría que amanece por donde le da la gana y, comprendiendo mejor que nunca a Saza, no hay quien aguante este sindiós.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 1ºBACH, 1ºESO, 2ºBACH, 2ºESO, 3ºESO, 4ºESO, Comunicación, Lengua, Noticias, Procesos de la comunicación y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Vuelve el “bonito palabro”

  1. Pingback: La sin par caza del gazapo en prensa, radio y televisión. | Tranquilación

  2. Pingback: Otro bonito palabro ya está aquí | Tranquilación

  3. Pingback: La ignorancia política nos brinda otro bonito palabro | Tranquilación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s