La visita de Fernando J. López


El día de los enamorados recibimos la visita de uno de los autores más codiciados del panorama de la literatura juvenil. Fernando J. López es autor, como sabéis, de libros de un claro compromiso social y temática valiente, como la obra ¡Malditos 16!, que vimos representada hace poco y que tanto nos removió. También es el creador de La edad de la ira. No sé si ese libro fue una propuesta de los profesores o casi una exigencia de los alumnos, pero no nos hemos arrepentido ninguno de que figure en el listado de nuestras lecturas.

 

Los que pudisteis venir al debate sé que apreciasteis la inteligencia que subyace a la concepción de esas historias. Sin embargo, me parece que cuando uno lo ve y lo escucha en persona lo que más llama la atención de Fernando es el calor humano que desprende, su sencillez, la pasión por la literatura y, muy en especial, el cariño que se le nota por vosotros. Es uno más, como si se hubiera quedado en los 16 años… Puede que ese sea su secreto.

DSC_0323

Algunos adolescentes estamos talluditos

 

P. S.: Tengo algunas fotos de Fernando firmando libros o con alguno de vosotros, no con todos. Pedid y se os dará.

 

Anuncios
Publicado en 4ºESO, Actividades complementarias, Actividades extraescolares, Literatura | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Día de los enamorados (2018)


Día enamorados

No es fácil el amor en los tiempos del móvil, ya lo sé. Nunca lo ha sido. Pero este año toca entrada ñoña, lo siento. Quizá sea la sobredosis de azúcar de las cartas de amor del concurso o ver el mostrador lleno de flores preparadas para el día 14, no lo puedo asegurar, pero toca entrada ñoña. Además, es lo que esperáis. Aunque algunos vais de durillos y hacéis como si esto no fuera con vosotros, estáis todos deseando que ponga la entrada que os sirva de excusa para lanzar al aire de los ceros y los unos vuestro soneto de amor en 1º de Bachillerato, o vuestra declaración en prosa los de los demás cursos.

san valentín 2018
Uno de los durillos dixit, pero este año cae en miércoles

 

Manuel nos ha remitido este corto en gallego que contradice, en parte, lo que siempre os aseguro sobre los finales en las historias de amor:

Pero, como digo siempre, amar es sufrir. Aquí lo deja claro Diane Keaton:

Algunos todavía siguen ligando a la vieja usanza…

Pero lo ideal es hacer un trato, como decía Mario Benedetti:

 

DÍA ENAMORADOS ANTIPOESÍA ERES TÚ

Uno de los artefactos de nuestro añorado Nicanor Parra

 

Publicado en 1ºBACH, 1ºESO, 3ºESO, 4ºESO, Actividades, Actividades complementarias, Todos los cursos | Etiquetado , | 113 comentarios

Portavoza y otras distracciones


Quizás el interés político de la semana haya girado, como tantas veces, sobre una cuestión de lenguaje. Ya sabéis que no soy amigo de los intentos de visibilizar a la mujer mediante el desdoblamiento y alternancia géneros gramaticales que repudia el masculino genérico. No me parece el camino y violenta el castellano hasta el absurdo. Ignacio Bosque, que es un sabio, daba muchos ejemplos en un artículo de prensa al que he aludido en clase.

No sé si trataba de emplear el lenguaje inclusivo Irene Montero en estas declaraciones. Lo digo después de haber llegado antes a las críticas y a los chistes que al vídeo en cuestión, que me siembra muchas dudas. Luego, aunque no he seguido el tema de cerca, parece que se ha enrocado en que se trata de una propuesta de neologismo, a la que se han adherido figuras del PSOE, como Margarita Robles o Adriana Lastra. Bueno, da igual. El lenguaje está vivo y se enriquece a partir de los cambios sociales, como ya sabéis, pero se me hace cuesta arriba que la palabra “portavoz”, que es común en cuanto al género, flexione a “portavoza”.  Yo habría admitido el desliz, si lo fue, y ya está. Y no me parece disparatado aprovechar el momento para hablar de diferencias entre hombre y mujer que sin duda deben suprimirse como el desnivel salarial en el desempeño del mismo trabajo o todo lo que concierne a la violencia o abuso de origen sexual, pero nada más. Existe, por si no bastase, un riesgo que no siempre se puede calcular con precisión, que es el incremento peyorativo. Algo de eso cuenta Gutiérrez Ordóñez en este artículo.

Lo sorprendente es el aluvión de críticas que se ha producido, que ha reactivado una argumentación ad hominem que Irene Montero arrastra desde sus inicios en política. De hecho, no es fácil hallar el vídeo susodicho sin verlo rodeado de improperios y cuchilladas. Aquí va.

Han corrido ríos de tinta. Lo curioso es que cuando otros personajes públicos –hombres– meten la pata, deliberadamente o no, la crítica no resulta tan acerba. Hay quien la manda a primaria a aprender a hablar,  quienes recuerdan exitosos hits del pasado, como “miembra” o “jóvena”, de los que ya he hablado en otras ocasiones en este blog, o quienes, simplemente, faltan al respeto sin la más mínima gracia. Estoy pensando en la recepción amable de algunas de las frases ininteligibles de Rajoy; pero también en otros muchos casos que vosotros no podéis recordar por vuestra juventud, como, por ejemplo, este gracioso lapsus de Zapatero:

Tengo para mí que a Montero le debían una. Le debían esta que va debajo, una de las más brillantes intervenciones en el parlamentarismo reciente de nuestro país, con momentos indiscutiblemente memorables, como la enumeración de los casos de corrupción del PP, que ahora constan, para oprobio de todos, en el Diario de sesiones de nuestro Congreso. Oprobio por su existencia, no por su alusión.

Irene Montero llegó como novia de Pablo Iglesias a la moción de censura del presidente Mariano Rajoy, que se debatía esa mañana; era pan comido para él, que a su característica manera no es mal orador, precisamente. La menospreciaron. Pero se encontraron con la puesta de largo –una expresión muy a propósito en esta entrada– de una diputada de afilada lengua, inteligencia notable y buena presencia en la tribuna.

La enumeración de casos de corrupción comienza más o menos hacia el minuto 25 y dura algo más de tres o tres y medio, y quien quiera ser periodista o político, entre otras profesiones, debe escucharla.

Pero, me pregunto, ¿de qué no se habla cuando se habla de la portavoza, queridos criaturos? No se habla del motivo de la reunión a que Montero se refería, que llevaba por título: “Por una ley electoral más justa”. La distracción. La inundación. La desviación de la atención. La creación de marcos cognitivos interesados. El debate sobre portavoza sí o portavoza no ha enterrado una propuesta de reforma de la ley electoral que beneficia a unos partidos, pero perjudica seriamente a otros. En la arena política, ¿quién se ha llevado el gato al agua?

Una pregunta más: ¿Por qué es tan urgente ahora hablar de la prisión permanente revisable cuando hace más de dos años que el tema está en el Tribunal Constitucional? ¿De qué no estamos hablando cuando hablamos de esto? ¿Quién marca esta agenda de temas políticos? No lo digo por decir. Esta noche, Informe semanal aborda el tema. Aquí tenéis un avance. Ayer fue La sexta columna la que dedicó un reportaje muy interesante a esta materia.

Publicado en 4ºESO, Comunicación, Lengua, Noticias, Periodismo, Procesos de la comunicación | Etiquetado , , | Deja un comentario

Investigar


Alonso de Barros (1540?-1604) es un personaje de la corte de Felipe II que llevo un tiempo estudiando. Esta semana he faltado un día a clase porque me invitaron a hablar sobre uno de sus libros en la Universidad de Jaén, durante el transcurso del Simposio Internacional sobre Caballería y Corte, que va por su segunda edición y que ha tenido una organización modélica y un nivel extraordinario. Por lo menos, lo que pude ver, que no fue todo, aunque estoy seguro de que lo que perdí rayó a la misma altura. A los profesores de instituto, la verdad, no se nos facilita participar en este tipo de eventos que, sin embargo, suponen un avance en el conocimiento humano, o de eso se trata, en teoría. Ir allí me ha costado perder el día de sueldo. Formar a universitarios y compartir los conocimientos de que dispongo con muy prestigiosos investigadores no supone ninguna mejora profesional de ningún tipo en mi ámbito (no sirve como actividad de perfeccionamiento para sexenios ni vale en el concurso de traslados ni nada de nada). No he podido asistir a las conferencias del lunes porque la ley no admite conceder permisos personales que sigan a un día no lectivo (como el domingo), lo que ha supuesto, además, tener que pasar ocho horas en tren de veinticuatro. También precipité mi regreso por no perder otro día de sueldo y no pude oír las del martes por la tarde, con todo el dolor de mi corazón.

Captura de pantalla 2018-01-31 a la(s) 19.09.29

El cartel es precioso. Enhorabuena, Ana

Entonces, ¿por qué asistí? Porque sabía que iba a aprender mucho. Me gusta dar clases, pero me gusta más estudiar –ya sé que os cuesta entender esto– y todavía me gusta más saber. Daba gusto oír a los ponentes del congreso y poder conocer y conversar con personas que uno admira por lo que han escrito, preguntarles dudas u opiniones y charlar, también, sin más. Me vuelvo de Jaén muy contento, por si no bastase, de haber visto a amigos de muchos años, haber encontrado la pista perdida de otros y, sobre todo, de haber forjado alguna nueva amistad

La investigación es dura, porque es exigente, pero también resulta muy satisfactoria. Hace un rato conversaba con un buen amigo y no encontraba forma de explicarle lo que uno siente cuando realiza un descubrimiento. Son hallazgos modestos, no la cura del cáncer: un manuscrito inédito del siglo XVI en un archivo, una interpretación diferente sobre algún hecho que lo esclarece todo, la fuente de un fragmento de la obra que uno estudia… cualquier sutileza vale. No encontraba, decía, una manera de transmitir esa sensación: en los mejores momentos, cuando uno está ahí, frente a lo nuevo, frente a lo absolutamente nuevo, cuando sabe que lo que ve se ve por primera vez, la emoción pone la carne de gallina y uno quiere saltar o correr o gritar, como si marcase gol en el último minuto de la final, y cuesta quedarse quieto en la silla, volcado sobre papeles. Solo se me ocurre compararlo a pisar por primera vez el Everest o llegar al Polo Norte. Eso experimento yo. Por eso investigo. Por eso no puedo dejar de investigar.

Ojalá pudiera contagiaros ese virus.

Vale.

 

 

Publicado en Actividades, Actividades complementarias, Literatura, Renacimiento, Todos los cursos | Etiquetado , | 2 comentarios

¡Malditos 16!


La obra ¡Malditos 16! no nos ha dejado indiferentes. El tema que trata es peliagudo. La obra reúne a cuatro personajes que intentaron quitarse la vida a los dieciséis en el mismo centro en el que asistieron a reuniones de ayuda mutua, con el fin de que participen en la terapia de otros jóvenes que pasan por la misma situación que ellos ya superaron algunos años atrás. En realidad, es una obra vitalista; con el suicidio como telón de fondo o en primer plano, que tanto da. Es una obra que declara la guerra al tabú que rodea a esta primera causa de muerte no natural en personas de esas edades. ¡Malditos 16! tiene otras muchas aristas y es además una crítica del sistema, pero al lado de las individualidades, casi queda todo eso en penumbra.

 

Creo que hablo por todos si digo que la obra nos gustó mucho, porque nos removió; muchos nos identificamos con los personajes o con algo de este o de aquel o con un poco de cada uno. Pero lo que fue mágico es el coloquio posterior con los actores, que nos llevó más allá o más acá de la ficción desde el momento en que Candela, que estaba sentada entre el público, tomó la palabra y ofreció un testimonio sobrecogedor. Esta es la verdadera naturaleza de la pieza que vimos: su capacidad para dar la palabra a quienes normalmente no la tienen, y la razón también.

Hace falta ser muy valiente para levantarse delante de trescientas personas, o de treinta o de tres, o para acercarse a otro, y abrirte y decirte y exponerte y compartirte. No puedo dejar de agradecer esos momentos de generosidad en el teatro o en clase, que nos han hecho mejores a los que os hemos escuchado. Solo eso: Gracias. Nos alegramos de teneros cerca.

***

Dejo aquí un enlace a la página del Centro Dramático Nacional, donde encontraréis más información. También hay una guía didáctica para trabajar la obra en clase que pueden utilizar los profesores o ver los alumnos. Dejo una imagen del autor bajo estas líneas.

 

Fernando J. López

Publicado en 1ºBACH, 4ºESO, Actividades, Actividades complementarias, Literatura, Teatro, Tutoría | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario