La noche de Jálogüin (2019)


Queridos alumnos y otros seres de la noche:

Como todos los años, nos reunimos desde este mismo momento mismo en torno al fuego –o alrededor del blog– para contarnos historias temibles, relatos aterradores, hechos verdaderamente ficticios que nos dejen sin aliento.

terror

Como siempre, debéis firmar el texto con vuestro nombre de pila y la inicial de vuestro apellido y señalar entre paréntesis el curso al que pertenecéis.

Por ejemplo:

Gumersindo L. (3º ESO A)

 

Quien no entregue su redacción antes de las 23:59 h. del próximo 31 de octubre, deberá enfrentarse a las consecuencias de la noche de las brujas. El aquelarre está preparado. Las alimañas que pueblan nuestros peores sueños, también. Y no digo más.

aprende-que-es-un-aquelarre-655x368.jpg

A propósito, cualquiera puede decir algo sobre los cuentos de los compañeros, desde el respeto, claro está. Quien no respete a los demás, que mire a sus espaldas porque seré yo quien lo persiga. Ojo.

Para ir entrando en calor, os dejo este tremebundo cortometraje, cuya crueldad se me ha grabado a fuego:

 

 

Post Scriptum:

Sé que muchos sois aficionados al género y que otros lo seréis. Lo último que puedo recomendaros son dos series dispares: The Haunting of Hill House y Evil Dead (Posesión infernal), esta última con varias temporadas, pero que ya ha terminado. Como suele pasar en el caso de las series no encuentro la recomendación oficial por edades, pero por lo menos 16 años.

HHH.jpg

Los aficionados estamos de enhorabuena: se va a estrenar dentro de poco la segunda parte de Zombieland y se ha confirmado oficialmente que habrá una cuarta película de la saga de Posesión infernal, dirigida por Sam Raimi.

Más recomendaciones en esta entrada y en esta otra.

 

Esta entrada fue publicada en 1ºBACH, 2ºESO, 3ºESO, Actividades complementarias, Literatura, Todos los cursos y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

187 respuestas a La noche de Jálogüin (2019)

  1. Fernando. P dijo:

    Érase una vez una pandilla de niños llamados los de Ernesto,Adrián en una quedada expuso que en frente de su casa habia un psiquiátrico que se podían colar a examinarlo.Todos dijerón que no pero el amigo de Adrian, Alejandro, dijo que si . Ellos dos son mejores amigos y quedaron el dia 31 de octubre a las 21:00.
    Llegó el dia y se colarón por la valla de atrás, estaban adentró cuando empezarón a escuchar voces , y dijo Adrián, Alejandro vamos tu por un pasillo y yo por otro .Alejandro no queria por que era un cagón y Adrián le consoló y aceptó. Quedarón en el mismo punto donde habían empezado, y después de ir a ver si veían quién eran los de las voces, Adrián se dirigió al punto de encuentro, llegó al punto y alli no habia nadie y fue por el pasillo donde habia ido Alejandro. Adrián no paraba de escuchar las voces cada vez más cerca,llego a una esquina y cuando asomó la cabeza vio como a su amigo Alejandro ,un payaso le cortaba la cabeza y le empezó a descuartizar

  2. Unai.G dijo:

    Un día estaba en mi casa solo haciendo los deberes de lengua. Me dio por ir a beber agua y de repente vi como una sombre pasaba a mi habitación y se iba pero lo ignoré, cuando fui a mi habitación hacía una carta que decía:
    Te espero en el sótano.
    Y yo pues fui al sótano estaban todas las luces apagadas y no funcionaban decidí poner la linterna y estaba todo lleno de sangre y dije pues me voy a la cama hasta que lleguen mis padres y cuando me desperté estaba en el hospital y me dijeron que cuando baje al sótano me debí hacer una brecha y me fui a la cama y me desmayé

  3. Pablo.M (2º F) dijo:

    Buenas tardes Ernesto, te he vuelto a mandar la redacción, me dice que está pendiente de moderación como la otra vez. Espero que te llegue.

  4. Pablo.M (2º F) dijo:

    Historia Halloween 2019

    -Le dije: ¡Janet corre! dame la mano, cruzaremos el portal, te queda poco.
    Solo me hizo falta ver la silueta de aquella cosa corriendo detrás de ella para saber que no nos volveríamos a ver. Aquella silueta era algo negro, sin forma definida, transparente, translúcida a veces opaca… que corría hacia nosotros con afilados dientes y garras, gritando. Fue horroroso vivir esos momentos. Cuando Janet me dio la mano y me miró, cuando la impulsé hacia mí, para cruzar al lado de la tierra, el portal se cerró. Partiendo en dos su cuerpo, mitad en la superficie de la tierra, mitad en alguna parte.
    La sombra que vimos no llegó a entrar, pero sus gritos retumbaron en mí. Los gritos de esa sombra maldita y mágica fueron capaces de traspasar el portal y penetrar en la iglesia.
    Salimos o, mejor dicho, salí a la superficie, pero esta vez solo. Janet yacía en el suelo, y empezó a convulsionar y a moverse, se arrastraba hacia mi gritando mientras escupía sangre por la boca, mientras se le retorcía la cabeza y se iba desprendiendo de su carne al arrastrarse. Hasta que solo quedó el esqueleto.
    Grité y luego estuve llorando frente al esqueleto de Janet largos minutos. Supe que no debíamos haber entrado allí. La supuesta aventura en el otro lado, en el misterioso lugar que cada año era diferente, cada vez mejor, más divertida, esa diversión que ella me había prometido no se produjo. La culpa que yo sentía era indescriptible.
    Mis primos me esperaban en la plaza. Me habían obligado a mí y a mi hermana Janet a conseguir algo que no fuese de este planeta y por eso decidimos entrar a ese sitio. Pero salió mal. Yo sin Janet, yo sin mi hermana, yo sin la apuesta, me presente allí.
    Mis primos me preguntaron por el “algo” del otro mundo y luego por mí hermana. La respuesta fue que Janet había muerto y que no tenía eso que me pidieron. Una paliza me aguardaba en el centro de la plaza.
    Cuando empezó todo, los puñetazos, las patadas… la iglesia se derrumbó, la sombra había traspasado el portal, la iglesia donde murió Janet… y mientras caía, la Iglesia se recubría con un manto negro, aplastando a mis primos. Mis primos no pudieron huir. Su condición física no les permitió alcanzar una zona segura.
    Todo se oscureció. Parecía un sueño, todo era un fondo negro en el que mis padres me echaban la culpa. Todos preguntaban por Janet, y decían: “…la has matado, la has matado”. Mis primos, estaban también gritando, y el pueblo, me gritaba: ¡asesino!
    Me pellizqué, pero no hubo resultado, no era un sueño. Algo me tocó la espalda, algo me tocó el cuello, algo me tocó la cara. Pero cuando me di la vuelta ya no estaba. Algo me tapó los ojos y me golpeó.
    Estaba cayendo por el espacio, sentía mucha presión y me estaba medio ahogando, había gente querida y recuerdos queridos flotando en ese abismo sin fin. Pero todo se empezaba a cubrir de negro, todos los recuerdos, todos.
    Y me volvió a tocar el cuello, la cara, la espalda. Y me di la vuelta y aparecí otra vez con Janet. Me acerqué a ella, y la fui a dar un abrazo, un fuerte abrazo, un abrazo muy fuerte y convulsionó y se volvió a desprender de su carne, pero ahora ella no estaba sola sino con mis primos, que hacían lo mismo. Y grité, me di la vuelta, retrocedí y eché a correr.
    Y cambió la escena, volvía a estar con mis primos, pero yo frente a la iglesia y ellos detrás de mí. La iglesia se derrumbó y sentí lo que ellos habían sentido: miedo. Eché a correr, pero cuando me di la vuelta todo era negro y no sabía a donde ir. El tiempo iba más despacio y todo se envolvía en una cúpula negra oscura pero transparente, que no me dejaba salir, mis primos me decían adiós, Janet me decía adiós, mis padres me decían adiós. Y todos ellos fuera de la cúpula. Me di la vuelta y la iglesia calló sobre mí.
    Aparecí tumbado en el suelo, mis primos y Janet estaban conmigo, pero todos estábamos poseídos. Todos estábamos rodeando a otro yo. A todos nos había poseído aquella silueta negra transparente, translúcida y a veces opaca, estábamos en la misma iglesia donde Janet murió.
    Janet se abalanzó al otro yo, mis primos detrás de ella. Estaba reviviendo una escena ya vivida. Esa cosa quería ver como yo me mataba y cuando todos empezaron a devorar al otro yo después de haber convulsionado y habernos desprendido de nuestra carne. Salté yo sin quererlo a matarme.

  5. Pablo.M (2º f) dijo:

    Hola Ernesto soy Pablo de 2F. He estado buscando mi redacción y no la he encontrado en ninguna parte. La subí a ayer sobre las 18:30 de la tarde.
    Me podrías avisar si se ha subido o no? Si no, te la vuelvo a mandar.
    Muchas gracias

  6. Paula H. (2º ESO F) dijo:

    Érase una vez en 1482,tres adolescentes que decidieron quedar sin su pandilla de amigos habitual. Dichos niños se hacían conocer cómo: Elias Welington, Tomy Alleston y Jason Embalagen.
    Los tres chicos, decidieron quedar el 31 de Octubre a las 23:20h para perseguir espectros y a los espíritus de los cadáveres que fueron asesinados en las peleas entre bandas ( allí no estaban únicamente los que fueron asesinados por bandas sino, los que habían sido apedreados, acuchillados o Dios sabe lo que les pasó).
    Decidieron ir allí porque nadie se atrevía a ir, ya que era un lugar un tanto…tétrico.
    Llegaron allí a pie, era imposible llegar allí de otra forma. Al llegar se sentaron en las lápidas de aquellos fallecidos, y entonces fue cuando empezaron a sentirlo todo…se les empezó a revolver el estómago y a sentir cosquillitas en los pies, y entonces fue cuando lo vieron…sí estaba ahí, era real lo tenían enfrente y les estaba mirando directamente a los ojos. Era un espectro e iba directamente a por ellos, Elias Wellington se desmalló mientras que Tomy Alleston y Jason Embalagen salieron corriendo; pero de repente…desaparecieron los tres y no se volvió a saber más de ellos.
    A día de hoy 31 de octubre de 2019 todo el mundo lo había olvidado pero de repente aparecieron tres cuerpos en el mar, estaban muertos, congelados, ya que hay una capa de hielo de tres metros de profundidad. Se encontraban con el mismo aspecto que cuando desaparecieron, la misma ropa, estaban igual que aquella noche de Halloween la que desaparecieron.

    Paula H. (2º ESO F)

  7. Carla S.C ( 2º F) dijo:

    31/10/2019 – 23:30, “EL PUEBLO SATANICO”
    Ya estaba apunto de terminar la noche de halloween, pero yo y unos amigos aun estabamos en la calle, no estabamos en nuestro pueblo, estabamos en un pueblo que estaba apartado de la sociedad, quisimos ir alli adrede porque decian que en aquel pueblo, hacian riuales satanicos en la noche de halloween, y que todo el que entrase en aquel pueblo, no saldria jamas, y nosotros, los muy listillos decidimos ir directos hacia ese mismo pueblo, sin imaginarnos que iba a ser nuestra ultima noche…
    Paso una hora, y seguia todo muy tranquilo, hasta que derrepente, un grupo de personas nos empezo a seguir, al cabo de unos minutos, empezaron a venir cada vez mas personas, y asi continuamente. Nos empezamos a asustar, y comenzamos a correr, hasta que acabamos en frente de una hoguera llena de cadaveres, tratamos de huir, pero nos dimos cuenta de que estabamos rodeados de gente con mascaras y despues nos cojieron y nos ataron a un palo de metal y cuando nos quisimos dar cuenta ya estabamos ardiendo entre las llamas…

  8. Claudia H.(2º ESO F) dijo:

    Érase una vez 1898 ,en Rusia-Moscú:
    Una pareja de youtubers que buscaban aventuras terroríficas y excitantes salieron de copas con unos amigos. De vuelta a casa, se salieron de la carretera ya que se habían pasado un poco bebiendo e iban un poco “piripis”. El chico tenía ganas de ir al baño pero en ese momento no podían ya que estaba todo oscuro , no se veía nada y encima no sabían a donde ir ya que se habían perdido, así que decidieron seguir para adelante. Habían carteles que ponían “peligro no pasar pendiente de investigación” pero como ellos ya no podían ni leer de todo lo que habían bebido, decidieron seguir para adelante ya que creyeron que era una broma de sus amigos. Unos 20minutos mas tarde descubrieron una casa y ya que el chico quería orinar pues decidió bajarse del coche y explorar (a todo esto ellos iban grabando).El chico bajo del coche y le dijo: “ espérate que voy a mirar” la chica que era un poco más asustadiza decidió bajarse del coche ya que había oído unos ruidos un tanto extraños, ella tan asustada fue corriendo gritando y llorando suplicándole que volviesen a casa que ella mañana tenía una comida familiar él le dijo: “tranquila que por 5minutos no le iba a pasar nada” ella asintió y le suplicó que se diera prisa que estaba empezando a tener frio. El chico dio una vuelta de reconocimiento a la casa y dijo que en realidad lo habrían hecho así específicamente para Halloween así que de repente vieron que una puerta sucia con barrotes oxidados y chirriantes se abrió, él decidió entrar y ella le siguió, ya que le daba más miedo quedarse allí sola que entrar, de repente vieron q estaba toda la casa medio derrumbada llena de ratas y de jaulas por dentro. Entonces la chica se dio cuenta de que era el antiguo manicomio, el caso es que ese manicomio fue cerrado a causa de un preso :este preso lo que le pasaba es que según el encerraba a sus víctimas en las jaulas y una vez había suficientes les mataba y se comía sus cadáveres ya que para él no había mejor banquete que la deliciosa y jugosa carne humana cuando los guardias se dieron cuenta ya era demasiado tarde habían caído en su trampa poco a poco fue comiéndoles uno a uno y no tenían escapatoria la historia cuenta q su espíritu deambulaba por ahí y una vez q entras nunca sales. Ella le dijo que saliese corriendo de ahí que le había entrado sueño pero una vez que quiso salir ya era demasiado tarde, la puerta se cerró de un golpetazo. La puerta estaba cerrada por fuera impidiéndoles salir, de repente dos jaulas fueron a por ellos y les encerraron. Ella empezó a rezar, cuando de repente oyó “esas estupideces que dices no te sacaran de aquí” ella se giró y justo lo tenía detrás, él cogió un cristal del suelo y el rebanó el cuello mientras olía su carne, el chico pensaba que era una broma pero cuando le enseñó la cabeza de su novia, él empezó a llorar el espíritu le dijo que era su culpa que ella estuviese muerta que si hubiesen salido cuando ella se lo dijo no hubiese pasado eso. El chico muerto de dolor con el corazón roto le suplicó que le matase que no podría vivir con esa culpa, el espíritu le dijo que lo haría encantado y zas de repente le dejo sin cabeza. El espíritu se comió sus cuerpos y puso sus cabezas en unas vitrinas como trofeo.
    Sus amigos les llamaban pero al no contestar llamaron a la policía la búsqueda de ellos comenzó y aun la gente de los exteriores no sabe lo que pasó en realidad con ellos. Al final lo que para ellos iba a ser una aventura acabo siendo un camino hacia la muerte .
    Fin
    Claudia H. (2º ESO F)

  9. MARIAG(,2´.A) dijo:

    Esto paso hace mucho tiempo yo tendria 13 años fuimos con mis amigas y yo con nuestros padres a una casa de campo todos juntos era una casa de tres pisos y todas las chicas teniasmos una planta para nosotras juntas. El patio tenia una casa en el arbol un campo de futbol y unas barras y un equipo de gimnasio . Mi amiga Angela, mi amigo dani y yo fuimos a barras a hacer ejercicio estaba un poco alejado pero no nos importo mientras estabamos haciendo el tonto nos parecio ver una sombra a lo lejos no le dimos inportancia y seguimos a lo nuestro media hora despues vimos la silueta de un hombre acercandose rapidamente hacia nosotros corrimos con el grupo , Se paro justo enfrente de unas estatuas raras parecia que eso le alejaba de aqui dias despues del incidente los padres se fueron a hacer una ruta y nos dejaron a todos al cargo de mi hermano desayunamos y nos fuimos al patio a jugar despues de unas horas descubrimo su mirada de sidico.
    Con un cuchillo con largas manos con una mascara sadica y con una voz que te penetrava el alma. El hombre o ser empezo a persiguiendonos mato a nuestros padres o eso creia cogimos mi ballesta la escopeta de mi amiga angela y mas armas peligrosas . Armados hasta los dientes decidimos atacarle era muy fuerte logro cortar el brazo a mi hermana pero solo fue un corte no muy profundo , a mi amiga ana maria no tuvo tanta suerte el loco la cogio por detras y con un aliento frio la dijo” ya es tu hora” y le clavo el cuchillo desplomandose hay ya corrimos y le disparamos logramos darle pero me clavo el cuchillo en el estomago logramos acabar con el los padres se recuperarn pero ana maria despues de 2 años seguimos esperando a que se recupere siempre que vamos a verla al siquiatrico repite la misma frase una y otra vez “ya es tu hora” ya es tu hora “ya es tu hora” buuuuuuuuuuuu.

  10. LUCIA G,B (2* ESO A) dijo:

    Erase una vez un hombre que se llamaba Simón, él encontró trabajo en Bulluel un pueblo situado al noroeste de Francia y decidió reservar un hotel para estar unos años.
    Ya llegó el día de irse, entonces metió la maleta en el coche y se dirigió al hotel.
    Al llegar fue directo a la recepción para coger la llave de la habitación, la mujer que le atendió le dijo que en su pasillo hay una puerta sin número, le aconsejó no entrar y no mirar.
    Al caer la noche Simón no podía dormir por la curiosidad de esa puerta sin número. Entonces se levantó y fue directo a la puerta intento abrir pero no pudo entonces decidió mirar por el cerrojo, sintió una brisa una brisa muy fría en su ojo, pero lo único que vio era una habitación normal y corriente como la suya, pero en la esquina había una mujer cuya piel estaba completamente blanca y su cabeza contra la pared.
    A la noche siguiente volvió a mirar, esta vez solo veía rojo.
    Entonces bajo a recepción y preguntó a la mujer que pasaba con esa habitación.
    La mujer le contó la historia: La mañana del 5 de noviembre de 1938 llegó una pareja para pasar unos días, el último día el hombre salió con todas las maletas por la puerta y se fue.
    Cuando pasaron dos horas las señoras de la limpieza se encontraron a la mujer muerta en una esquina de la habitación.
    Entonces la siguiente familia que pasó la noche en esa habitación sintieron cosas muy raras , desde entonces esa habitación permanece cerrada y aconsejamos que no miren ya que el espíritu les pueda hacer algo con sus ojos rojos .
    Entonces siempre que es el 5 de noviembre la habitación se mueva y la mujer grita a voces el nombre de su marido.

  11. Sara S 2ºF dijo:

    Hoy, dia 31 de Octubre, Halloween, me ha pasado algo realmente espeluzante. Yo estaba en la calle con mis amigos, como casi todo el mundo hace en Halloween , llevaba un par de horas sin mirar el teléfono , ya que tenía poca batería y no queria gastarla. Al cabo de un rato , cogi el telefono, ¡10 llamadas perdidas de mis padres! Asustada les volví a llamar, descolgaron el teléfono y escuché: Sara, a casa ya. Y bueno , os escribo esto desde una tablet ya que me han dejado incomunicada.

  12. Carlos Lara dijo:

    REDACCIÓN Ernesto
    Era una noche de Halloween y nosotros íbamos a ir a una casa de campo que habíamos alquilado entre todos los amigos para poder dormir con comodidad . De repente , el coche con el que íbamos a ir hasta la casa de campo dejó de funcionar y tuvimos que ir a pie . En ese momento aprovechamos para hacernos una foto . A mi no me gustaban las fotos a si que me dispuse a hacerla . Todos se colocaron para hacérsela y se la hice . Cuando las mire , vi a un hombre con sombrero y hacha en mano . Se hallaba en nuestra foto hasta que desapareció al instante . Me quedé en shock . Mis amigos no le dieron importáncia y siguieron el camino . Vimos un cartelantes de llegar y ponía Casa De Campo . Era un cartel muy grande y vi como una niña pequeña se asomaba sobre él . Se lo dije a mis amigos pero tampoco le dieron importancia . Tocamos a la puerta de la casa y muy pronto se abrió , pero no lo abrió nadie . Estaba todo muy oscuro y , cuando se cerraron las puertas , la oscuridad continuó hasta que encendimos la luz y , yo volví a ver gente dentro de la casa . Empezamos a cenar , curiosamente las luces se encendían y se apagaban . A las doce de la noche decidimos ir a dormir porque estábamos muy cansados . Albert me preguntó donde estaba el baño y yo le dije que estaba abajo . El bajó pero casi le da un infarto . Había una niña al lado del baño . Empezó a gritar la niña y nos despertó a todos . Decidimos irnos de la casa pero escuché pasos en la escalera . El ruido de una motossierra se escuchaba . Saltamos por la ventana del primer piso . Eran las 5 de la mañana e íbamos a buscar el coche pero , cuando llegamos no estaba y decidimos ir a pie . El hombre de la motossierra se acercaba cuando nos aproximábamos a la carretera . Entonces apareció la policía y le dijimos que nos llevara a casa porque habíamos visto a personas aterrorizándonos . Todavía estábamos aterrorizados
    Carlos Lara 2F.

  13. Susana.C.H (2ºF) dijo:

    Todo empezó cuando nos mudamos a aquella casa de Arizona. Mi madre pensaba que nos vendría bien un cambio de aires, literalmente, porque nos mudamos de un lado del país a otro. Y el clima pues como que no era el mismo, pasamos de estar con cinco camisetas de manga larga, dos sudaderas y un abrigo hecho en el polo norte a ir en tirantes y pantalón corto por la calle. Pero ese no era el problema más grande, tuvimos que mudarnos justo a la casa tenebrosa del barrio ¿Qué por qué tenebrosa? Bueno, pues veréis antes de construir esa casa, ahí había un cementerio donde se habían enterrado soldados de la segunda guerra mundial.
    Así que sí, vivíamos encima de más de quinientos esqueletos, pero aun así mi madre pensaba que seguramente los habrían quitado todos antes de hacer aquella tenebrosa casa. El día que llegamos, nada más entrar se cayó el perchero de la entrada y mi madre (como no) dijo que la casa nos estaba dando la bienvenida, mentira, nos estaba diciendo que la palmariamos en cualquier momento, y que nos largáramos de allí.
    La primera noche oí un ruido en la cocina y decidí bajar a ver qué había ocurrido, y adivinad qué, era mi hermano pequeño, Michael, la verdad es que me sorprendió porque cuándo llegue estaba hablando solo, bueno en realidad estaba hablando con el espejo de la cocina. Le pregunte con quien hablaba y me dijo que solo estaba hablando con un nuevo amigo que había hecho al llegar a la casa, le dije que allí no había nadie pero el insistió que su amigo estaba ahí enfrente. Decidí no darle mucha importancia porque estaba agotada, así que me subí a mi habitación a dormir.
    Al día siguiente mi madre se fue a su nuevo trabajo y nos dejó solos a mi hermano y a mí porque no empezábamos el cole hasta una semana después. Cuándo mi hermano se levantó le pregunté por su amigo, y me dijo que su amigo solo salía por la noche porque era muy tímido. Entonces le dije que si era por eso que no le vi la noche anterior, y me dijo que seguramente sí fuera por eso.
    Esa misma noche volví a escuchar un ruido en la cocina y pensé que serian mi hermano y su amigo así que decidí que esta vez no haría ruido y así podría ver a su amigo. Nada más asomarme vi que el espejo de la cocina estaba totalmente en blanco como si lo hubieran pintado a mano, y reflejado se veía las sombras de unas manos. Me asusté tanto que empecé a correr en dirección a mi hermano gritando “Michael apártate ahora mismo de ese espejo´´ Le agarré del brazo y lo saqué de la cocina corriendo cerrando la puerta nada más salir, y no le deje entrar en la cocina hasta el día siguiente por la mañana cuando sabia que esa cosa del espejo no aparecería.
    Aquella noche cerré la cocina con candado para que mi hermano no pudiera entrar, pero al parecer no sirvió de mucho porque oí otro ruido en la habitación de mi hermano y sin dudarlo fui corriendo porque ya sabía lo que aquello significaba, nada más llegar encontré a mi hermano atravesando el espejo con aquellas manos, intenté retenerlo, os lo juró, pero no lo logré.
    Y ahora estoy aquí tras el espejo de la habitación de mi hermano viendo cómo va creciendo año tras año, mientras yo estoy escribiendo mi historia, esperando que, algún día alguien la lea y proteja a todos sus seres queridos de lo que quiera que sea esa cosa con la que me topé.
    FIN (o no)

  14. Victoria Álvarez (3 A) dijo:

    Una noche de Halloween Maddie y Glenn tenían una fiesta de disfraces y para que ellos pudiesen ir necesitaban contratar a un niñero para que cuidará de sus hijos, tenían una hija llamada Stefanie (8años) y dos gemelos, Stuart y Gabriel (4años). Encontraron a un niñero que por Halloween se disfrazaba y hacía actividades con los niños, llamaron al niñero que se llamaba Javier.

    10:00pm tocaron la puerta y era el niñero disfrazado de payaso, la fiesta comenzaba a las 10:30 así que no podían quedarse mucho tiempo, mientras Maddie se despedía de sus hijos Glenn estuvo mostrándole a Javier la casa y hablándole un poco de los niños, como eran, a que hora se tenían que ir a la cama, etc. Los padres ya se despiden y se van de la casa.

    Javier distrae a los niños un rato, mientras un amigo de Javier vestido de payaso también entra a la casa y va al salón y ahí se sienta y se queda quieto, totalmente quieto para que Javier pueda decirle a los niños que es un muñeco que el trajo y que el reto era no tocarlo porque la persona que lo toque se tenía que ir a la cama antes que los demás. Pasan las horas y se encontraban todos viendo una película pero los niños se dan cuenta que Javier no estaba entonces lo empiezan a buscar, la casa estaba algo oscura entonces no se querían separ porque ya estaban nerviosos, cuando llegaron al salón se habían dado cuenta que el supuesto muñeco no estaba si no que ahora estaba sentado en la cocina.

    Stephanie decide llamar a su madre, le cuenta que no saben donde está Javier y su madre con prisa llego a casa, cuando abren la puerta ven al supuesto muñeco sentado en el salón sonriendo y sus hijos y Javier no estaban. La madre asustada suponiendo que el payaso era Javier le pregunta que donde estaban sus hijos y el payaso le dice que no es Javier y que Javier se ha ido con sus hijos.

    El padre interroga muñeco mientras que la madre le pregunta a los vecinos que si han visto algo y derrepente suena la puerta trasera de casa y era Javier, el padre furioso le empuja y le pregunta que donde están sus hijos y Javier responde están en un lugar escondidos y te los entrego a cambio de tu muerte y mientras quedan en un acuerdo la madre con una pistola camina silenciosamente hacia detrás de Javier y cuando Javier vuelve a amenazar a Glenn la madre le dispara en la pierna y el chico cae y entre la madre y el padre lo cogen.

    Lo llevan a una silla, lo amarran y le interrogan, antes de eso llamaron a la policía y le contaron todo y el amigo de Javier seguía en el salón. La policía se lleva a Javier y al amigo. Unos vecinos tocan la puerta y le dicen a los padres que encontraron a sus hijos en un bosque, los padres agradecidos abrazan a sus hijos y la policía descubre que Javier y el amigo tenían más casos sin descubrir y lo meten en la cárcel.

  15. Eszter Julia C (2º ESO F) dijo:

    JORGE LA GALLINA
    Remontémonos al año 1976 (en aquel año yo tenía once años), yo vivía en un pueblo de las afueras de Madrid llamado Arganda del Rey con una familia de acogida, pero ellos no me trataban bien y me pegaban o gritaban. Al vivir en un pueblo pequeño, los niños siempre estaban divididos en grupos de amigos de cinco o seis personas. Yo nunca tuve amigos, de hecho los niños me odiaban y me ponían motes, como por ejemplo: el psicópata, el marginado o el que más me ponían era Jorge la gallina (aunque nunca entendí ese mote porque a mi no me daba miedo nada, o eso creía).
    Llegó la noche de los muertos y los niños se disfrazaban, pedían caramelos, se daban sustos, se contaban historias de miedo… pero yo nunca creía en semejantes tonterías. Decidí salir a la calle un rato para ver los disfraces y dar un paseo por el pueblo. Pero cuanto más avanzaba, más sentía que alguien me seguía, así que decidí irme a la fuente más lejana, darme la vuelta y descubrir quién me estaba siguiendo. Cuando me di la vuelta, vi cuatro niños que no podía reconocer porque llevaban máscaras precisamente para no poder reconocerlos. En el momento en el que me di la vuelta, me tiraron una gallina desangrándose en la que colocaron una daga para que me corte y tal fue mi mala suerte, que me corté la arteria. Mientras todo esto pasaba, ellos cantaban “Jorge la gallina” y uno de ellos me dijo que eso era lo que me merecía, MORIR. Antes de mi último suspiro se fueron corriendo y el día siguiente nadie me echaba en falta. Pero ni se os ocurra pensar que no me vengué, el siguiente día de los muertos maté a los niños.
    ASí QUE CUIDADO SI HABÉIS HECHO ALGO MUY MALO, PORQUE APARECERÉ. EL DÍA DE HALLOWEEN (COMO AHORA LLAMÁIS LOS MODERNOS), SI SABÉIS QUE HABÉIS HECHO ALGO QUE NO DEBERÍAIS DE HABER HECHO MIRAD DETRÁS VUESTRA O TENED CUIDADO CUANDO DORMÍS, PORQUE IGUAL OS METO PLUMAS DE GALLINA POR LA BOCA HASTA QUE OS AHOGUÉIS, OS METERÉ LAS PATAS DE GALLINA POR LAS OREJAS E IMPREGNARÉ DE SU SANGRE VUESTRO CUERPO. ASÍ, IGUAL OS PENSÁIS LAS COSAS DOS VECES ANTES DE HACER ALGO.
    Eszter Julia Cismas 2º ESO F

  16. Violeta C. (2F) dijo:

    ¿Y tú..?
    La mayoría de las personas piensan que la mejor forma de morir es mientras duermes. Pacíficamente, sin signos de tortura ni dolor.
    Mi abuela solía decir que a esos que mueren mientras duermen, los ángeles los guían al cielo.
    Pero algunos ángeles pueden meter la pata y dejarlos caer por accidente.
    ¿…recuerdas las veces que, en sueños, sientes como que caes y repentinamente despiertas?

  17. Daniel.G3A dijo:

    Era el año 1193, en un pueblo al sur de Francia llamado Languedoc se acababa de instaurar la inquisición. Yo era un simple sacerdote que pasaba la mayor parte de su tiempo recogido en la oración y llevando la administración del monasterio del pueblo. Mi trabajo, impoluto, había despertado la envidia de uno de los principales señores de la comarca que, aguijoneado por los celos, no podía soportar las atenciones y reconocimientos que se me hacían por mi buen hacer diario y que, a buen seguro, habría movido hilos para mi traslado. Cuando llegó la carta de la diócesis de Paris intuí que las cosas iban a cambiar. En ella el obispo De La Pierre me encomendaba mantener la limpieza de la fe en los habitantes de la comarca tomando medidas extremas si fuesen necesarias. Yo, no estaba a gusto con mi nueva función pero tenía que acatar las instrucciones de los altos cargos de la iglesia por deseo de Dios. Con tan sólo dos días en mi nuevo cargo, me encontré con el primer caso, el cual consistía en llevar al Tribunal de la Santa Inquisición a un joven al que se acusaba de herejía y que, tras confesar su delito, se condenaría a quema pública en la hoguera de la plaza de Languedoc.
    El procedimiento habitual del Tribunal de Inquisición era la demostración en un juicio de la culpabilidad del acusado, pero para cuando el pobre reo acudía a la sala, ya había sido sometido a múltiples torturas y reconocido la traición a Dios. Obviamente, el sentido común me hacía ,cuanto menos, dudar de la culpabilidad de cualquier acusado.
    Me enfrentaba a un gran dilema y, una presión oscura se retorcía en mi interior. ¿Cómo no formar parte de la búsqueda de culpabilidad del acusado sabiendo que el Tribunal vigilaría de cerca mi actuación? ¿Cómo enfrentarme a la ley de dios y de sus hombres en la tierra? ¿Cómo condenar a un inocente? Pero si no castigaba a ese hombre de forma ejemplar todas las miradas se clavarían en mí, y todas ellas pondrían en tela de juicio mi fe. Sabía a ciencia cierta que este puesto no me lo habían adjudicado de forma casual . En mi anterior destino ya se habían levantado sospechas sobre mi entrega a Dios y mi voto de obediencia . Sabía que esta encomendación , este trabajo , no era más que mi propia sentencia de muerte.

  18. Marta M (1º BACH A) dijo:

    Como cada sábado, renuncié a mi siesta para dar un paseo después de comer. Hacía frío y algo de niebla, lo normal para un día de invierno. Salí de casa despidiéndome de mis padres y anduve hasta el bosque para hacer mi típico circuito. Al adentrarme en el noté como la niebla me envolvía aún más. Avancé unos metros hacia el merendero y allí conseguí distinguir entre la niebla a Blanca, una compañera de clase. Estuvimos hablando un rato y decidimos hacer juntas el dichoso circuito que mi madre me obliga a hacer a modo de deporte. El ambiente estaba raro, no había nadie más, normalmente siempre me encontraba a mucha más gente del pueblo. Seguimos el camino con alguna parada que otra, y con nosotras la noche avanzaba. Cuando ya casi habíamos completado el circuito nos llamó la atención algo entre las ramas de los árboles. Era como una luz intensa, como de una linterna, que poco después de verla se apagó. Sin hacer caso Blanca y yo seguimos nuestro camino.Fue entonces cuando sentimos que alguien estaba junto a nosotras, pero no, no había nadie más. Cuando empezabamos a pensar que serían imaginaciones nuestras volvimos a escuchar el crujido de unas ramas por unos segundos y después, nada, el silencio de nuevo. Cada vez la niebla se hacía más espesa y el cielo más oscuro. Volvimos a ver la luz pero esta vez más cerca. Decidimos ir a su encuentro adentrándonos entre las ramas. Cuando casi la habiamos alcanzado se apagó de nuevo y otra vez volvimos a escuchar movimientos acompañados de silencio, demasiado silencio. Blanca y yo no nos atrevíamos a decir nada por lo que podría pasar. Sentí como alguien me respiraba en la nuca y comence a apartarme mareada sin saber hacía donde iba por culpa de la niebla. Después de esta respiración, el silencio volvía a envolver mis oidos, y no, Blanca no aparecía ante mis ojos. Fue entonces cuando chillé su nombre y alguien me tapó la boca mientras mi cuerpo se dejaba caer. Me desmayé muerta de miedo y al despertar estaba tumbada en el sofá de una casa que desconocía por completo y Blanca seguía sin aparecer. Me levanté del sofá y examiné el interior, no había nada, ni fotos ni espejos, nada en las paredes. Me dí cuenta de que estaba lloviendo ya que un trueno cesó el silencio y poco después se fue la luz. Increíble, no sabía donde estaba, me encontraba sola y además a oscuras. Siendo consciente de mi situación empecé a llorar en silencio con miedo de lo que podía pasarme después. Sentí pasos e intenté esconderme como pude debajo de las faldas de una mesa que se encontraba en medio de la sala. Cada vez eran más cercanos y empecé a llorar con más fuerza. Escuché el sonido de unas llaves y después más silencio, silencio que me hacía llorar todavía más pensando en donde estaría Blanca y sobretodo en por qué mi madre me habría obligado a salir a hacer deporte. Entonces se encendió la luz y vi varias sombras acercarse a mi escondite. Noté como alguien empezaba a coger las faldas del mantel y finalmente después de unos segundos eternos descubrí quien era. Blanca se encontraba frente a mi, no me lo podía creer, entre lágrimas me abracé a ella y al abrir los ojos pude ver a mis padres mirándome confundidos sin saber el motivo por el que lloraba. Blanca me cogió de la cara y me dijo que me había salvado del golpe de mi vida y que aquellas luces eran solo coches que pasaban por una carretera cercana. Entonces comprendí que no me habían secuestrado, que aquel lugar era la casa de Blanca y que lo que me tapó la boca fue ella salvándome de una caída terrible que no pude prever por culpa de la dichosa niebla. Todo había sido un malentendido y si, ya tengo una gran excusa para dejar de hacer ejercicio.
    Marta M (1º BACH A)

  19. Jose V.(1 Bachillerato A) dijo:

    El Camionero
    Historia basada en hechos reales
    A vísperas de la noche de Halloween 2017 un hombre conocido como Peter Brown de profesión camionero, tenía que transportar un cargamento de electrónicos a Arizona desde Seattle. Peter vivió solo durante toda su vida, siempre callado y reacio a sus sentimientos, incluso cuando perdió a su familia no la lloró, solo se dedicaba a tomar sus medicamentos y al trabajo.
    Eran las diez de la noche del 31 de Octubre del 2017, niños disfrazados pidiendo dulces y adolescentes en fiestas, pero este día no era normal, se sentía una presencia que te controlaba, como si todos formáramos un par de marionetas.
    Peter Brown tomo su camión y siguiendo sus respectivos procedimientos engancho el remolque, pero el camión no quería encender…
    -Curioso, pensó.
    Su madre decía que si algo andaba mal era una señal, que todo era cuestión del destino y no de las religiones, como buen hijo ateo e inexpresivo nunca le creyó.
    Llego el momento del viaje, un largo trayecto que duraba veintiún horas y dieciséis minutos sin contar la parada normal que hacía para comprar unas rayas (mayormente conocida como cocaína por los intelectuales). Al transcurrir tan solo dos horas del viaje, se empezaba a sentir el cansancio, y decidió parar en la próxima área de descanso y comprarse unas rayas para volver a la carretera, pero la sensación sombría se sentía cada vez más tenebrosa, y con ella comenzó a hablarle una voz desesperada en latín…”Credo certe ne cras” (“Creo con certeza que no hay ningún mañana”), igualmente no le prestó atención debido a estar bajo efectos de la cocaína, mientras Peter conducía se percataba que la noche se hacía cada vez más fría acompañado con un clima triste todo cubierto de neblina y una lluvia intensa , se encontraba en una carretera sola, se presenciaban escasos autos circulando a esas horas, pero lo más particular de todo era un furgón que no le adelantaba, siempre mantenía la misma velocidad que él, lo cual le parecía extraño debido a que iba a 100km/h y lo normal era que los autos le adelantarán, pero sin embargo no le dio más vueltas y siguió en la ruta.
    Una noche larga, un viaje que cada vez se sentía más pesado y oscuro, horas y horas cada vez más largas, ambiente que le genera a Peter colocar un poco de música para armonizar un poco su trayecto, le baja el volumen a la radio para no escuchar a sus colegas, y aprovechando se puso a hablar con su compañero de viaje Roger (quien no era del todo real), pero él no lo sabía. En cuestión de aproximadamente unos treinta minutos, la radio empieza a fallar y se escuchan gritos en el canal diecinueve, incluso Roger se notaba más raro, en vez de dar la impresión de ser una persona parecía un fantasma, y en conjunto a todo esto el furgón volvió a aparecerse en escena pero esta vez no usaba luces e iba delante del camión, hasta que Peter detiene en seco el camión y todo despareció dejando una paz en su cerebro momentánea, por lo que al trascurrir unos minutos decidió seguir conduciendo.
    En cuestión de horas este episodio tan escalofriante ya se había presentado tres veces más, llegando al estado en el que Peter dejo de pensar en que era una simple broma de Halloween mientras se comía los sesos dándole sentido a los episodios tan raros que le estaban pasando.
    Al sentirse de esta manera pensó que debía medicarse para así llevar esto con un poco más de tranquilidad, pero no tenía consigo sus medicamentos, por lo que se va en busca de unas píldoras para relajarse y al volver el furgón se encuentra otra vez con el furgón pero esta vez se acerca de poco en poco a la parrilla del camión, dándole un sensación extraña en su cuerpo, como si estuviese congelándose, un estado de shock.
    Era las tres de la mañana y los episodios no paraban, en la radio se escuchaban gritos y rezos que ni se entendían, la música pasó de jazz suave a sonidos de niños llorando y Rogers cada vez se comportaba más escalofriante. Por lo que Peter Brown decidió que la próxima vez que volvieran esos episodios él rezaría y aceleraría el camión con los ojos cerrados, recurriendo a dios como su única salida a este infierno.
    Cuatro de mañana, una hora después del último episodio, Peter sentía cada vez más frio como si estuviese ubicado en una noche fría de invierno en Alaska, seguía pasando el tiempo y con esto había vuelto el furgón, solo que ahora este vehículo presentaba hasta sonido en la escena, se escuchaba pitando cada vez más seguido, la imagen de Roger ya se encontraba sin cabeza dejando todo lleno de sangre y los gritos se hacían cada vez más fuertes. Peter decide ejecutar su plan y cerrando los ojos acelero su camión aceptando así su muerte, si es que fuese así su final…
    -Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre, venga a nosotros tu Reino…
    -Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor es contigo…
    Abrió los ojos y una familia muerta lo observada como un pedazo de carne mientras se acercaban lentamente, lo único que pudo hacer fue frenar el camión y gritar como nunca lo había hecho…
    2018 Hospital psiquiátrico en Burien-Washington, Peter mantiene que una familia de muertos y un furgón le sigue a todos lados…

  20. Virginia R (1BachA) dijo:

    Laura se dio cuenta de que la seguia, ese chico que había visto anteriormente por Callao. Él se montó en el metro como ella y hacía transbordo en las mismas paradas. Laura observaba como en el vagón, a lo lejos, este chico la miraba continuamente y no apartaba la mirada en ningún momento.
    Cuando llegó a su parada, bajó y se dirigió a su casa rápidamente, asustada y con el móvil en la mano. Llegó a casa, cerró la puerta y se fue a la cama.
    Al día siguiente ni se acordaba de la noche anterior. Había quedado con su amiga para comer, pasó unas horas con ella y volvió a su portal. Subió en ascensor como siempre, esta
    vez se paró en otro piso para recoger a un vecino. Laura se dio cuenta de que no reconocía a aquel vecino, pero le sonaba de algo y se extrañó. Él solo la miraba pero no hablaba, era realmente incómodo. En ese momento se dio cuenta de que era el hombre de la noche pasada. Esto la empezó a agobiar y esperaba desesperada a que las puertas del ascensor se abriesen en su piso.
    Finalmente se abrieron las puertas , llegó a su casa y él siguió subiendo de pisos. Esa noche durmió muy mal pensando en todo lo que había pasado.
    Esta situación se repetía todos los días , a si que Laura dio por hecho que era un nuevo vecino y que él la había visto anteriormente por el barrio y por eso la miraba en el metro.
    Un día le comentó a sus vecinos sobre la existencia de este hombre. Ella le describió, y una vecina lo reconoció rápidamente, se llamaba Louis y había muerto en es mismo piso hace más de 25 años. Laura, aterrorizada, decidió llamar a la puerta donde supuestamente vivía Louis para probar que no estaba muerto. Abrieron la puerta y entró .
    Laura lleva desaparecida desde aquel día.

  21. David B.(2*ESO F) dijo:

    Érase una vez .
    Era 31 de octubre a las 23:59:59 segundos y el alumno Adrián Fernández quiso entregarla pero su ordenador le daba error y estuvo pensando que iba a suspender y de repente le llegó un e-mail de un tal chiguagua que afirmaba que le iba a caer la maldición de los papeluchos y Adrián se estaba liando y llamó a su amigo David y David afirmó que el ya había enviado la redacción y que le deseaba suerte.

    Al día siguiente Adrián le dijo a David que se le apareció un chiguagua fantasma con un montón de papeluchos y esa misma tarde Adrián murió con papeluchos clavados en el cuerpo

    • ernestoprofe dijo:

      David, tienes un buen lío con las razas de perro. Míratelo bien, anda.
      El papeluchazo era un procedimiento que no se me habría ocurrido nunca para matar, eso sí.

  22. Razvan M.N (1 BACH A) dijo:

    Leonor se mudaba de nuevo.A su madre le encantaba la restauración, así que su predilección por las casas antiguas empujaba a la familia a llevar una vida más bien nómada.Era la primera noche que dormían allí y, como siempre, su madre le había dejado una pequeña bombilla encendida para espantar todos sus miedos. Cada vez que se cambiaban de casa le costaba conciliar el sueño.
    La primera noche apenas durmió. El crujir de las ventanas y del parqué la despertaba continuamente.Con el paso de los días, empezó a acostumbrarse a los ruidos y descansó del tirón
    Hasta que una semana después, en una noche fría, un fuerte estruendo la sobresaltó.Una gran tormenta hizo que la ventana se abriera de par en par.
    Con el susto de muerte que se llevo,fue a presionar el interruptor de la luz, pero este, no se encendió
    El ruido volvió a sonar, esta vez, desde el otro extremo de la habitación. Se levantó corriendo y, con la palma de la mano extendida sobre la pared, empezó a caminar en busca de su madre.Estaba completamente a oscuras. A los dos pasos, su mano chocó contra algo. Lo palpó y se estremeció al momento: era un mechón de pelo.
    Atemorizada, un relámpago iluminó la estancia y vio a un niño de su misma estatura frente a ella. Arrancó a correr por el pasillo, gritando, hasta que se topó con su madre. “¿Tu también lo has visto?”, le preguntó.

    Salieron de la casa y esa noche durmieron en un motel que había a un par de kilómetros de distancia,llegando empapadas. A la mañana siguiente, fueron de vuelta a la casa,tiritando y mojadas, decidieron registrarla para ver si lo que paso anoche era cierto o si solo fue una terrible pesadilla.Tras registrarla,vieron que todo estaba en orden pero al llegar al a la habitación de la niña, vieron que el espejo estaba roto. Un mechón de pelo colgaba de una de las esquinas del espejo y la palabra “FUERA” estaba grabada en el vidrio.
    La familia se mudó de manera definitiva para dejar atrás aquella pesadilla. Leonor había empezado a ir a un nuevo colegio y tenía nuevos amigos.Un día, la profesora de castellano les repartió unos periódicos antiguos para una actividad. La niña ahogó un grito cuando, en una de las portadas, vio al mismo niño una vez más, bajo un titular: “Aparece muerto un menor en extrañas circunstancias”.

  23. Emili P.B (2esoA) dijo:

    Muñecos =)
    Era la típica adolescente inmadura a la que le encantaba salir con sus amigos y se esforzaba en sus estudios.

    A principios de curso, cuando ya pasé a segundo de la eso, me tocó en una clase nueva con gente nueva, aunque también me tocó con algunos amigos del año anterior.
    Pero también ví a gente nueva que no había visto el año pasado, supongo que venían de otros institutos, pero, sobre todo me fijé en una chica, sentada en un esquina al fondo de la clase, su cabello era negro, al igual que su ropa, también llevaba algunas cadenas y bastantes joyas un tanto góticas, no le pude ver bien el rostro en ese momento ya que tenía la cabeza cabizbaja, pero daba una sensación un tanto misterioso y se te ponía la piel de gallina al pasar cerca suya.

    Pasaban los días y yo hacia lo normal, estar con mis amigas en los recreos, charlar un poco en clases, quedar fuera del horario escolar, estudiar, hacer mis obligaciones,etc.
    Pero cuanto más tiempo pasaba, más me intrigaba esa chica, aunque también noté que se metían con ella a veces y se la veía muy sola en los recreos, y empezaban a haber rumores negativos sobre ella, como que venía de una familia de mala fama por algún antepasado asesino o que sus padres no tenían muy buen historial, y todos querían mantener el espacio con ella por el miedo de que les fuese a hacer algo.

    La verdad yo creía que todo eran idioteces, no sería la primera vez que la gente hace eso con la gente que creen que es más débil para así alejarlos aún más de todo y de todos, pero también me di cuenta de que era buena estudiante, cuando daban notas de algún examen o prueba los profesores la daban la enhorabuena, cosa que también les daba un motivo a otros para meterse con ella, una buena estudiante solitaria, siniestra y siempre intentando pasar desapercibido con su silencio y su ropa oscura, la víctima perfectas para aquellos que se creían mucho.

    Tras esas semanas observándola de lejos y hablando de ella con mis amigas, decidí que quería hablar con ella, se llamaba Kikuko Suzuki, un nombre bastante raro aquí en España, pero por lo que oí era japonesa así que era del todo normal. Les dije a mis amigas que planeaba hablar con ella y me llamaron loca, decían que era una chica muy rara y seguramente podría hacerme daño, y que tenía un aspecto un poco enfermo y me podría contagiar alguna cosa extraña, pero no les hice mucho caso y fui a mi casa, me entró tanta curiosidad su nombre, ya que cada nombre japonés tiene un significado distinto, que decidí investigar, y así de paso comprobar si realmente había algo raro en su familia.
    Tras media hora de investigación no encontré nada más que unas leyendas urbanas japonesas pero no hice mucho caso y me rendí.

    Al día siguiente en el recreo, me acerque a ella y con una cálida sonrisa le saludé y me presenté, conseguí hablar bastante con ella, aunque se seguía mostrando bastante fría, tanto ese día como los siguientes, pero era agradable y me parece que le caí bien…
    Empezamos a tener un poco más de confianza y quedamos unas cuantas veces, era divertida y más animada de lo que mostraba, se acercaba la noche de Halloween y la convencí de que viniese conmigo y mis amigas al pueblo, y eso hicimos, fuimos pidiendo chuches por las casas, gastando bromas… Hasta conseguí que mis amigas cambiasen de opinión sobre ella, después todas fueron a sus casas y Kikuko y yo íbamos a dormir a su casa.
    Al ir a su casa, conocí a su familia, sus padres y su hermano, su familia era muy agradable, hasta me sentía un poco mejor que en mi propia casa.

    Pasaban los meses y Kikuko y yo éramos inseparables, pero en ese tiempo ella estuvo enfermando, me aterraba la posibilidad de perderla y quería pasar el mayor tiempo posible con ella, incluso su hermano le regalo una muñeca, era de unos 40cm de altura, con pelo hasta los hombros y con un kimono, las dos nos la pasábamos genial y hacíamos como si esa muñeca tuviese vida, y nos reíamos de lo tontas que parecíamos.

    Tras un mes una terrible noticia llegó, los padres de Kikuko hablaron con los míos y después la noticia llegó a mi… Kikuko había fallecido en la noche.. Oir eso me destruyó, conseguí quedarme con la muñeca pero al poco me arrepentí, cuanto más tiempo pasaba peor era, parecía que esa muñeca tuviese vida propia, hasta crecía en altura, hasta empezó a hacer “bromas” muy pesadas, incluso mis padres salían heridos, pero una noche… Todo acabó.
    No entiendía por que todos lloraban al rededor de mi y mis padres.. Yo les intentaba hablar pero era como si no me escuchasen…
    Ahora, después de 14 años ya se por que fue, la muñeca nos había matado, ahora estoy con Kikuko, sembrando el terror al los niños todas las noches de Halloween, nos metemos en sus peluches favoritos y nos lo pasamos bien…
    FIN

  24. DARÍO B. (2ºF) dijo:

    31 de Octubre

    MI REDACCIÓN TRATA SOBRE: Siempre se narra sobre el punto de vista sobre la victima, pero… ¿Como viven los hechos el personaje que acosa a la vitima?

    Me desperté la mañana del 31 de Octubre, mi dia preferido del año, porque era el unico dia en el que podia moverme y hablar, la noche del 31 de Octubre es una noche en la que los muertos alzan la mano en su tumba y resurcen de sus cenizas, y en la que las brujas y otros seres de la noche se alzan al vuelo para aterrorizar a los mortales.
    Eran las 22:00 la hora en la que los humanos suelen salir a la calle, cuando llegamos ya habia varios ilusos pidiendo truco o trato, esa costumbre que tanto odiabamos todos nosotros, llevaba obserbando varios largos e intensos minutos, era un niño de unos 11 o 12 años de edad, y en cuanto se alejó de su grupo me alzé a el, senti la mayor satisfacción cuando le arranqué los ojos, y cuantos mas organos le arrancaba mas queria arrancar…
    Derrepente me deserte en mi cama siendo un niño normal…
    ¿Que habria pasado?

  25. Cat 08 dijo:

    31 de Octubre

    MI REDACCIÓN TRATA SOBRE: Siempre se narra sobre el punto de vista sobre la victima, pero… ¿Como viven los hechos el personaje que acosa a la vitima?

    Me desperté la mañana del 31 de Octubre, mi dia preferido del año, porque era el unico dia en el que podia moverme y hablar, la noche del 31 de Octubre es una noche en la que los muertos alzan la mano en su tumba y resurcen de sus cenizas, y en la que las brujas y otros seres de la noche se alzan al vuelo para aterrorizar a los mortales.
    Eran las 22:00 la hora en la que los humanos suelen salir a la calle, cuando llegamos ya habia varios ilusos pidiendo truco o trato, esa costumbre que tanto odiabamos todos nosotros, llevaba obserbando varios largos e intensos minutos, era un niño de unos 11 o 12 años de edad, y en cuanto se alejó de su grupo me alzé a el, senti la mayor satisfacción cuando le arranqué los ojos, y cuantos mas organos le arrancaba mas queria arrancar…
    Derrepente me deserte en mi cama siendo un niño normal…
    ¿Que habria pasado?

  26. Natalia M. 2ºF dijo:

    EL SEXTO GRITO

    Era una noche de Halloween como otra cualquiera.
    Pero para unos chavales inocentes, fue la última:
    Cinco amigos acababan de hacer una buena colecta de dulces. Ya se habían comido casi la mitad de los caramelos; pero querían comérselos hasta reventar. Asique fueron a casa de uno de los amigos.
    Allí todo eran risas y dulces; pero uno de ellos notaba algo inquietante cerca, pero decidió no prestarle atención ya que creía que era una tontería.
    Era muy extraño. Pero tenían la sensación de que no había 5 risas, sino 6.
    Decidieron callarse, pero se desencadenaron sucesos peores.
    De repente se escucharon pisadas; como si alguien corriera. Claro que en la casa no había nadie más.
    Todos se asustaron y empezaron a gritar. Pero eso fue aún peor; porque se escuchó otro grito más agudo y más inquietante. Todos se quedaron petrificados y se temían lo peor.

    Se empezaron a escuchar estruendosos golpes en la puerta de entrada. Y garras en el cristal.
    No sabían cómo reaccionar a eso asique empezaron a estremecerse aún más a medida que los golpes empezaban a ser cada vez más fuertes.
    Se empezaron a escuchar campanadas en el salón que provenían de un reloj antiguo.
    Cuando la duodécima campanada sonó, una sombra apareció y se apagaron las luces seguida de cinco gritos y una risa inquietante.
    Fue la última vez que se supo de aquellos chavales.

  27. Pablo.M (2º F) dijo:

    Historia Halloween 2019

    -La dije: ¡Janet corre! dame la mano, cruzaremos el portal, te queda poco.
    Solo me hizo falta ver la silueta de aquella cosa corriendo detrás de ella para saber que no nos volveríamos a ver. Aquella silueta era algo negro, sin forma definida, transparente, translucida a veces opaca… que corría hacia nosotros con afilados dientes y garras, gritando. Era horrorosa y horroroso vivir esos momentos. Cuando me dio la mano y me miró, cuando la impulsé hacia mí, para cruzar al lado de la tierra, el portal se cerró. Partiendo en dos su cuerpo, mitad en la superficie de la tierra mitad en alguna parte.
    La sombra que vimos no llego a entrar, pero sus gritos retumbaron en mí. Esa sombra maldita y mágica fue capaz de penetrar en la en la iglesia del portal. Cada dos años se producía el mismo fenómeno en ese pueblo encantado.
    Salimos o, mejor dicho, salí a la superficie, pero esta vez solo. Janet yacía en el suelo, y empezó a convulsionar y a moverse, se arrastraba hacia mi gritando mientras escupía sangre por la boca, mientras se le retorcía la cabeza y se iba desprendiendo de su carne al arrastrarse. Hasta que solo quedó el esqueleto.
    Grité y luego estuve llorando frente al esqueleto de Janet largos minutos. Supe que no debíamos haber entrado allí, la supuesta aventura en el otro lado, en el misterioso lugar que cada año era diferente cada vez mejor, más divertido, la diversión que ella me dijo. La culpa que yo sentía era indescriptible.
    Mis primos me esperaban en la plaza. Me habían obligado a mí y a mi hermana Janet, a conseguir algo que no fuese de este planeta y por eso decidimos entrar a ese sitio. Pero salió mal. Yo sin Janet, yo sin mi hermana, yo sin la puesta, yo sin la cosa, me presente allí.
    Mis primos me preguntaron por el “algo” de otro mundo y luego por mí hermana.
    La respuesta fue que Janet había muerto y que no tenía eso que me pidieron. Una paliza me aguardaba en el centro de la plaza. Cuando empezó todo, los puñetazos, las patadas, la iglesia se derrumbó, la iglesia del portal, la iglesia donde murió Janet, y mientras caía, la Iglesia se recubría con un manto negro, aplastando a mis primos. Mis primos, no pudieron huir. Su condición física no les permitió alcanzar una zona segura.
    Todo se oscureció. Parecía un sueño, todo era un fondo negro en el que mis padres me echaban la culpa. Todos preguntaban por Janet, y decían: “…la has matado, la has matado”. Mis primos, estaban también gritando, y el pueblo, me gritaba asesino.
    Me pellizque, pero no hubo resultado, no era un sueño. Algo me toco la espalda, algo me tocó el cuello, algo me tocó la cara. Pero cuando me dí la vuelta ya no estaba. Algo me tapó los ojos y me golpeó.
    Estaba cayendo por él espacio, sentía mucha presión y me estaba medio ahogando, había gente querida y recuerdos queridos flotando en ese abismo sin fin. Pero todos se empezaban a cubrir de negro, todos los recuerdos, todos.
    Y me volvió a tocar el cuello, la cara, la espalda. Y me di la vuelta y aparecí otra vez con Janet. Me acerqué a ella, y la fui a dar un abrazo, un fuerte abrazo, un abrazo muy fuerte y convulsionó y se volvía a desprender de su carne, pero ahora ella no estaba sola sino con mis primos que hacían lo mismo. Y, grité, me di la vuelta, retrocedí y eché a correr.
    Y cambio la escena, volvía a estar con mis primos, pero yo frente a la iglesia y ellos detrás mía. Se derrumbó y sentí lo que ellos habían sentido: miedo. Eché a correr, pero cuando me di la vuelta todo era negro y no sabía a donde ir. El tiempo iba más despacio todo se envolvía en una cúpula negra oscura pero transparente, que no me dejaba salir, mis primos me decían adiós, Janet me decía adiós, mis padres me decían adiós. Y ellos todos fuera de la cúpula. Me di la vuelta y la iglesia calló sobre mí.
    Y yo aparecí tumbado en el suelo, mis primos y Janet estaban conmigo, pero todos estábamos poseídos. Todos estábamos rodeando a otro yo. A todos nos había poseído aquella silueta negra transparente, translúcida y a veces opaca, estábamos en la misma iglesia donde Janet murió.
    Janet se me abalanzó a mi otro yo, mis primos detrás de ella, estaba reviviendo una escena ya vivida. Esa cosa quería ver como yo me mataba. y cuando todos empezaron a devorar a mi otro yo después de haber convulsionado y habernos desprendido de nuestra carne.
    Salté yo sin quererlo a matarme.

  28. Marcos D. (1º Bachillerato A) dijo:

    EL BUCLE
    Mike acudía como cada tarde a su casa después del trabajo, como parte de su rutina Mike cerró la puerta tras de sí, se dirigió a la cocina y se dispuso a preparar un café, pero resultaba que ya había café recién preparado. Mike no se alarmó en un principio debido a sus constantes despistes y confusiones, asi que se lo tomó sin prestarle atención apenas, se dirigió al sofá y se quedó dormido. Se despertó en una silla de oficina sin saber cómo había llegado ahí, estaba en su oficina, algo confundido se levantó de la silla y se dirigió de nuevo a su casa. Una vez allí decidió no tomar café y se dirigió directamente a su sofá, pero había algo extraño otra vez, el sofá se encontraba caliente y la televisión encendida, pero Mike vivía solo en su casa desde hacía cinco años, cuando su mujer falleció de un infarto. Esa misma noche se despertó varias veces por ruidos extraños, pero se autoconvencía diciendo: “será otra vez el gato del vecino”, pero a la octava vez que se despertó decidió ir a ver que era. Sonaba como la visagra de una vieja puerta recubierta de óxido y procedía de su baño. Al entrar en el baño se hizo el silencio, aparente no había nada extraño en aquel baño, pero para asegurarse decidió comprobar si se había vuelto a atascar la cisterna y aquella era la causa del ruido, pero al acercarse no vió nada atascado en aquel lugar. Mientras cavilaba de donde podía proceder el ruido, volvió a oírlo. Con el pulso agitado, sintió una presencia detrás suya y se giró temblando, en ese estrepitoso instante algo le agarró del brazo, lo metió dentro de la ducha y empezó a salir agua. En ese mismo instante notó como un escalofrío recorría su espalda y se desmayó. Cuando recobró la conciencia, estaba de nuevo en su habitual silla de la oficina.

  29. Clara.A(3A) dijo:

    Hace un par de años o tres no lo recuerdo muy bien, cuatro adolescentes decidieron ir a una fábrica abandonada que estaba a unas cinco manzanas de la plaza del pueblo (te vendría muy bien recordarte de ese lugar ya que la historia no ha hecho más que empezar), allí quedaban ellas siempre era clave para ellas estar allí a las cinco empunto de la tarde o como solían decir ellas a las diecisiete cero cero que vine a ser la misma hora. Como iba diciendo , allí estaban todas a las cinco empunto, todas eran bastante puntuales , bueno todas menos una que como no siempre tenía que llegar diez minutos tarde su nombre era Sara y por supuesto ya entenderás porque digo era y no es. Después de esos diez minutos esperándola ella llego tarde como no pero llego. Las cinco juntas se dirigieron a las famosa fabrica de la que he hablado hace unos instantes, por el camino ellas iban hablando de lo que pensaban que iban a encontrar dentro unas decían que murciélagos otra que nada que iba a estar vacía como las otras tres veces que había ido , al parecer no era la primera vez que Sara iba , todas alucinaron bastante ya que ninguna sabía nada y supuestamente entre ellas se contaban todo , pero al parecer Sara era la excepción del grupo , era la que no contaba nada y ninguna se había dado cuenta hasta ahora . Al rato llegaron a la fabrica a Sara la obligaron a entrar la primera ya que ella había entrado más veces pero a ella tampoco la importo mucho ya que ella ya estuvo dentro en su día. Como ya sabemos primero entro Sara, luego Alba, seguida de esta Ana y finalmente Elisa. Efectivamente Sara tenía razón allí no había nada, estaba literal mente abandonada no había ni siquiera una sola maquina. Sara de repente dijo: Como esto ya lo sabía yo he traído un pequeño juego para divertirnos un rato (asique de su gran mochila rosa saco el famoso juego de la ouija) queréis que juguemos. Ana súper convencida dijo que sí y las demás sin darle mucha importancia aceptaron también, asique comenzaron a jugar. La primera pregunta que decidió Sara hacer fue que si estaban solas en aquella fabrica tan repugnante, la respuesta fue que si, asique como sabían ya que estaban solas decidieron irse de allí, Sara volvió a guardar la ouija en su mochila y se dirigieron hacia la puerta por la cual habían entrado. Ya estaban casi todas fuera solo quedaba que saliera Sara , pero justo cuando Sara iba a salir la puerta se cerro de un portazo , ella intentaba abrirla y sus amigas igual pero al parecer era imposible , Sara pensó que era una broma de sus amigas asique ella se sentó en el suelo tranquilamente a esperar que estas la abrieran , las chicas la dijeron a Sara que iban a pedir a ayuda a alguien para que intentar abrirlo Sara decía a todo que si que si venga vale , porque ella seguía pensando que era todo mentira . Las tres adolescentes fueron a pedir ayuda pero no se volvió a saber nada de ellas . Cuando pasaron ya un par de horas y Sara veía que nadie la habría se dio cuenta de que realmente no era una broma, realmente si estaba hay encerrada y de que sus amigas no venían a sacarla. Al rato alguien por detrás toco a Sara ella se giró rápido pero no vio a nadie esta se empezó a agobiar mucho y acabo muerta por falta de bebida , comida y por que según los forenses alguien la clavó un cuchillo en el corazón, el cuchillo estaba a su lado cuando la policía la encontró pero no tenia huellas dactilares como si de un fantasma se tratara y de las otras tres adolescentes no supieron nada nunca.
    En conmemoración el pueblo decidió hacer una estatua de ellas cuatro y ponerla en la plaza del pueblo para que todo el mundo siempre se acuerde de ellas.
    Finalmente nadie más a entrado en aquella fabrica pero la gente que pasa y vive por su alrededor dicen que escuchan voces de Sara pidiendo socoro.

  30. Adrián F.L (2ºF) dijo:

    HISTORIA DE HALLOWEN

    El día 31 de Octubre (HALLOWEN) quedé con mis 3 amigos Íbamos a ir a por chuches disfrazados Miguel Ángel de zombie Florín de fantasma y yo de drácula fuimos de casa en casa hasta que llegamos a una casa antigua y en ruinas. Pensábamos que estaba abandonada pero luego vimos que estaba muy bien adornada así que decidimos llamar ´´TOC TOC´´ de la casa salío una anciana con una gabardina negra que la tapaba entera y un sombrero que le tapaba toda la cara cuando nos iba a dar las chuches se abrió una trampilla. Caímos en una especie de jaula que iba echando gas lacrimógeno cuando nos despertabamos estábamos tirados dónde estaba construida la cual desapareció. Nos dimos cuenta que nos habíamos transformado en los disfraces que llevábamos no sabíamos lo que había pasado ni que nos había hecho la anciana desde ese momento vivimos en la oscuridad y nos movemos por las sombras la próxima noche de HALLOWEEN ten cuidado a qué casa vas a por chuches JAJAJA.

  31. Julián.R (2º ESO) dijo:

    Hay una casa abandonada al final de la calle. Según me han dicho mis abuelos lleva allí desde que tienen memoria, dicen que pertenecía a un señor loco y a medianoche se oyen ruidos extraño que provienen de la planta superior.
    Un día mis amigos yo estábamos dando una vuelta, cuando quisimos llegar al barrio era medianoche. Jhonny Santana nos reto un reto de a ver quien se atrevía a meterse a la casa, lo peor que podía haber hecho. Vi las caras de mis amigos aterrados, menos Jhonny, él no se creía nada sobre la casa, pensaba que era una “tontería”.
    -Vamos no pasará nada, entrad detrás mia
    -¿Tú estás loco? Yo paso
    -Pero si no es nada,¿Qué te da miedo eh?¿El agua que sale de la casa? Chorradas
    -Vale pero si nos pasa algo es tu culpa
    -Que si que si que pesados sois, vamos
    Entré de los últimos, y nada más entrar… Se cerró la puerta de un golpetazo, nos dimos media vuelta y se encendió la radio, sonaba la música de Harry Potter. Intentábamos salir todos, todos menos Jhonny
    “Vamos es la canción de Harry Potter no pasa nada”
    De repente, se le cayó un paquete de hojas, en una ponía: No estáis solos, no deberíais de haber entrado
    Intentamos abrir todos pero rompimos el pomo, solo quedaba investigar la casa. Subimos unas escaleras, algunas sin escalón, se cayó Marcos. Sabíamos que no podíamos salir de allí con vida.
    Al final de las escaleras había una persona, parecía un brujo pero cuando se dio la vuelta… ¡Era la Muerte! A Jhonny le dió con la guadaña, yo conseguí, con una piedra, romper una ventana y pude salir de la casa.
    Meses después llamaron al teléfono, una voz tenebrosa, a otro lado de la línea dijo:
    Prepárate, no queda mucho para el final

  32. Álvaro.R 2ºF dijo:

    “El error del científico”
    Era una noche oscura y se avecinaba una tormenta. Peter estaba trabajando en su laboratorio gigante, dónde tenía una colección de animales disecados e inyecciones radioactivas, lo normal en un laboratorio cualquiera. De repente se dio cuenta que era la hora. Peter cogió su abrigo favorito fluorescente y se dirigió a la tumba de su mujer, rodeada de más tumbas, fue a abrazarla como hacía cada año a la hora de su muerte. La lluvia era tan fuerte que Peter tuvo que salir corriendo del cementerio, sin darse cuenta de que se le cayó una pócima de tres litros radiactiva; que hace que revivan los muertos. Si Peter hubiese sabido que esa combinación que hizo sin querer reviviía a los muertos la hubiese utilizado para su mujer muerta. A los pocos minutos de que la pócima se derramase, los muertos comenzaron a salir de sus tumbas, con ganas de dominar el mundo. Estos zombies no son como los de las peliculas, son como Ussain Bolt corriendo y no tienen heridas, simplemente son verdes y tienen la ropa con polvo y descosida. Peter estaba haciendo una poción para que se comportaran de una manera normal y no invadan el mundo. Mientras, los zombies estaban esperándole en la puerta e hizo la poción muy rápido, tan sólo tardó cinco minutos. Abrió la puerta y se la tiró a los zombis. Creía que tenía el tiempo suficiente para hacer un número suficiente de pociones que curasen a todo el mundo pero desgraciadamente se coló un zombi por la ventana y le mató. Pasó una semana…y ya se invadió el mundo, la Tierra…y dos semanas, un día y tres horas después cayó un meteorito más grande que lo que era África.

  33. Claudia.R (3ESO A) dijo:

    La sombra que susurra
    Ya quedaban escasas horas para que llegase el puente que tanto esperaban, y entre ellos la temida noche de Halloween. Lucas, Gonzalo, Olivia y Carlota, cuatro amigos de la infancia, llevaban ya una semana organizando lo que harían en esos cuatro días.
    Ellos ya no querían ir de casa en casa pidiendo truco o trato, como hacían todos los años, porque se consideraban mayores para seguir haciéndolo. Carlota y Olivia querían ir a una fiesta que había preparado el chico más popular del instituto y a la que todo el mundo asistiría en la noche de Halloween. Lucas y Gonzalo no tuvieron más remedio que aceptar la propuesta.
    Quedaron en la casa de Lucas, ya que era en único que podía conducir para poderse trasladar a la finca donde iba a ser la fiesta. De camino, el coche comenzó a dar problemas y dos kilómetros después, se quedaron tirados en medio del bosque. Lucas intento solucionar lo que le pasaba al coche, pero por un momento empezó a soltar humo. Se encontraban a mucha distancia de la finca por lo que no podrían ir andando, y al encontrarse en medio del bosque ninguno de sus móviles tenían cobertura, por lo tanto, decidieron esperar a que alguien más que fuese a la fiesta y pasase por ahí. Pasaban las horas y nadie aparecía, no tuvieron más remedio que acampar allí.
    La niebla comenzó a bajar y cubrió el bosque como un manto blanco y no se conseguía ver apenas. Ellos estaban durmiendo en el coche y no se percataron, pero al instante una mano grande y picuda golpeo la ventanilla dejándola llena de sangre. Se despertaron sobresaltados y encendieron las luces del coche para ver si se conseguían ver algo, pero por más que miraban no había nada. Cerraron el coche para sentirse más seguros ya que estaban con miedo de lo que les podría estar acechando ahí fuera. Gonzalo se quedó medio traspuesto vigilando el coche mientras los demás dormían, pero finalmente acabo durmiéndose del agotamiento.
    Se escuchaban a los búhos ulular entre el silencio del bosque, cuando de repente…cayo una mano encima de la luna del coche. Carlota comenzó a gritar aturdida sin saber q hacer y Olivia intentaba calmarla. Por unos segundos parecía que no había nada ahí fuera, pero de repente se escuchaba como alguien rayaba el coche. Lentamente dio la vuelta al coche y cuando llegó al inicio paro. Los cuatro estaban atemorizados y aturdidos al no saber qué hacer. Se abrió de un gran golpe la puerta de Olivia y no dudaron ni un segundo en salir corriendo.
    No se veía nada y no sabían ni para donde estaban corriendo. Olivia, Lucas y Gonzalo permanecieron juntos, pero Carlota se separó. Los tres seguían corriendo cuando se escuchó un grito, era Carlota. Ellos siguieron corriendo hasta que llegaron a una casa muy antigua y deshabitada. Saltaron la valla que rodeaba la casa y entraron. Todo estaba oscuro y no había luz. Lucas cogió tres velas, una para cada uno, y las encendió. Todo estaba lleno de telas de arañas que cruzaban de una punta a otra de la casa, subieron a la planta de arriba y las escaleras rechinaban. Una vez habiendo llegado arriba se encontraron con dos puertas diferentes. Olivia y Lucas fueron por la de la derecha y Gonzalo por la de la izquierda. Andaban paso a paso lentamente y a sus lados se encontraban las paredes llenas de cuadros antiguos. Llegaron al final del pasillo sin salida en el que se encontraba un cuadro, El aquelarre de Francisco de Goya. Lo observaban sin entender que hacia ese cuadro en un pasillo sin ningún tipo de salida cuando una mano rozo su espalda… Era Gonzalo.
    – ¡Buh! -grito Gonzalo intentando asustar a Olivia
    – ¿Te crees gracioso? -dijo Olivia con tono de burla
    -Por la otra puerta no había nada, solo cucarachas y más cucarachas. Eh Olivia, como a ti te gustan, jajaja
    -Quita quita , con el asco que me dan –dijo Olivia mientras se la ponían los pelos de punta
    -Mirar, la escena pertenece a la estética de «lo sublime terrible»-dijo Lucas
    Mientras que Lucas señalaba al demonio una sombra reflejada en el cuadro apareció detrás de ellos susurrando el nombre de Carlota. Cuando se giraron no había nadie.
    – ¡Salgamos ahora mismo de aquí! -dijo Olivia de un grito
    Salieron corriendo, y bajando las escaleras, de un portazo, se cerró la puerta principal. No podían salir y una sombra desde los lejos se acercaba. Las velas se apagaron y se quedaron completamente a oscuras
    -Tenemos que permanecer juntos, no os mováis.-dijo Gonzalo
    Alguien agarro la pierna de Lucas y de un tirón lo arrastro. Salieron corriendo despavoridos y escucharon a Carlota gritar socorro. Fueron corriendo al pozo donde había caído e intentaron rescatarla. La pudieron sacar con la sudadera de Gonzalo. A Olivia le cayó una gota de sangre en la zapatilla, miro hacia arriba y era el cuerpo de Lucas sin brazos ni piernas colgado de la rama del árbol. Carlota se desmayó, Gonzalo y Olivia la cogieron en brazos y la llevaron al coche donde se encerraron. Gonzalo intento arrancar otra vez el coche y tuvo éxito. Olivia lloraba sin cesar y estaba entrando en un ataque de nervios. Gonzalo dio un frenazo en seco ya que había algo en la carretera. Era el cuerpo de Lucas arrastrándose por la carretera y diciendo que porque le habían abandonado. Gonzalo apretó el acelerador y le paso por encima, siguiendo el camino hacia sus casas en busca de ayuda.
    Siempre recordarían esa noche como una pesadilla

  34. Carla.B (3° ESO A) dijo:

    Iba en un coche, serían las 10 o así, mis ojos estaban en medio de una guerra por cerrarse, pero sin ningún éxito.
    Podría empezar presentandome pero por razones obvias como el desconocimiento de mi nombre no podré.
    Veía como el camino se iba estrechando y llenándose de naturaleza por los alrededores hasta que llegamos a un hotel; para aclarar, yo y lo que se supone que pueda ser la sombra que me acompaña…
    Un hombre nos aguardaba en la puerta con la intención de llevar nuestros equipajes a nuestros aposentos, equipajes que acaban de ser conscientes en mí, como si de un sueño se tratase al avanzar en el tiempo, de un lado a otro, con unas cosas y otras y yo sin saber si estoy aquí o allí. Podrían decirme que estoy demente o perturbada, y yo no podría negarlo ni aceptarlo.
    Empecé a notar como mi visión se distorsionaba sintiendo así frío ,calor, sueño, energía… Un cúmulo de sentimientos y emociones que se podían juntar en un baile que para mí solo sería desagradable.
    Estaba en la cama de ¿Mi cuarto?
    Tenía miedo, sentía como si mi futuro estuviese ahí juntándose con mi presente y amenazando al pasado con un susurro de crujidos de tarima, tuberías y muelles que rechinaban en mi cama, acompañándose así de unos muebles viejos y comidos por el descuido; pero sin duda lo que más llamaba a mi sentido de supervivencia era el espejo situado frente a mi cama.
    Este desprendía un aire frío que me atraía haciéndome sentir emocionada pero triste a la vez.
    Al rato conseguí ganar la batalla al miedo y abrir las puertas al sueño y al cansancio.
    Desperté sentada en una silla, sin poder moverme y al levantar la cabeza podía verme en el espejo un poco distorsionada ya que se centraba en el fondo de la sala, dejándome ver así una sombra o tal vez humo que se movía oscureciendo la habitación y dejando sonidos de gritos, lamentos y gritos de ayuda que podrían penetrar en el cerebro de cualquiera para volverlo loco, miré mi reflejo dándome cuenta de que ahora solo me podría ver a mí porque el fondo ya estaba completamente negro y en silencio; me empecé a alarmar cuando vi dos manos salir con las mismas pulseras que llevaba yo.
    A pasado mucho tiempo, creo que estoy en el espejo, es una sala con luz sin venir de ningún lado llena de clones que salen y entran por una de las paredes cambiándose por otros clones.
    Espero mi turno para ver lo que hay al otro lado.
    Por cierto,¿Dónde estoy?

  35. Andrea H. (B1ºA) dijo:

    Eran las 3:45 de la madrugada me desperté sobresaltada y asustada, nunca había tenido esta sensación, “habré tenido una pesadilla” pensé, y me volví a dormir
    La noche siguiente me volvió a pasar lo mismo y mire el reloj y marcaba la misma hora que el día anterior, “será casualidad” me dije, y me volví a dormir.
    La tercera noche era sábado y decidí salir de fiesta con mis amigas. Llegue a casa a las 3 y me fui directamente a dormir, estaba muy cansada. A las 3:45 me volví a despertar pero esta vez fue por que escuché un ruido muy fuerte dentro de la casa. Me levante y fui a ver que había sonado. Mire por todas las habitaciones, baño, cocina, etc. pero no había nada fuera de lo normal, nada se había caído, todo estaba como siempre. Entonces decidí volver a la cama, era muy tarde y necesitaba descansar. Estaba en el pasillo y de camino a mi habitación se cerró la puerta de golpe, me detuve unos segundos pero no le di importancia sería del aire que entraba por la ventana, abrí la puerta y la ventana estaba cerrada, no le di más vueltas y me fui a dormir.
    A la mañana siguiente todo era normal, casi ni recordaba lo que había pasado esa noche, bajé a la cocina y me puse a desayunar, me senté en la mesa del comedor y empeze a escuchar unos susurros que venían de detrás mía, pero no llegaba a entender lo que decía, me di la vuelta para mirar hacia atrás pero no había nadie. Pasaron unas semanas y no volvió a suceder nada, pero un día por la noche volví a escuchar esos susurros aún que seguía sin entender que decían.
    Pasaron unos días y nadie sabía nada de la chica, la llamaban y no contestaba, iban a su casa y no abría la puerta, así que decidieron entrar y cuando entraron no había rastro de ella, todos pensaron que se habría ido y no quiso avisar a nadie, pero en realidad eso no fue lo que pasó.

  36. Carmen María García Garcia dijo:

    Una pareja vuelve a casa después de una larga fiesta en casa de unos amigos. Viven en un pueblo alejado de la cuidad y para llegar al pueblo tienen que atravesar el bosque.
    Atravesando el bosque, ven que hay un coche estrellado, el coche estaba empotrado contra un árbol y alado del coche había una niña jovencita ensangrentada. Se detienen y la mujer intenta hablar con la joven mientras que el hombre se asoma al interior del coche y ve que el piloto y el copiloto están muertos, pero no parece que sea por el accidente ya que tienen un corte en el cuello.
    Los padres rápidamente piensan que han sido asesinados y deciden meter a la joven que se habían encontrado en el coche y ir corriendo al pueblo para avisar a la policía de lo que habían visto. La niña sigue sin hablar, suponen que no puede hablar debido al shock de todo lo que ha tenido que ver.
    El hombre va a toda velocidad para llegar cuanto antes y sentirse a salvo, el silencio en el coche es inmenso y incómodo. Cuando se gira para tranquilizar a su mujer, la encuentras con los ojos en blanco, la boca abierta y la garganta cortada, y de repente ve a la niña con un cuchillo lleno de sangre, rápidamente el hombre se baja corriendo del coche y corre hacia el pueblo que le quedaba muy poco para llegar, finalmente no logra llegar y es asesinado por la joven.

  37. Ainhoa U (1º Bachillerato A) dijo:

    En la medianoche del 31 de octubre, Ana salió del portal aterrorizada de miedo.

    Junto a sus amigos, había estado paseándose por las casas haciendo el tradicional truco o trato. Acto seguido vieron una película de terror.
    La velada no fue diferente a la de años anteriores, salvo que durante la película Ana se sintió identificada con el personaje. Compartía con él casualmente, nombre, edad y algunas aficiones, pero el personaje moría asesinada por un muerto viviente cuando se encontraba sola en su casa durante la última noche del mes de octubre.

    Ana utilizó otro camino para llegar a su casa. Cambió los habituales atajos oscuros y poco frecuentados por avenidas concurridas y luminosas.

    <>, se decía a sí misma para tranquilizarse, <>.

    Llamó al timbre repetidas veces, pero no le abrieron la puerta, así que cogió la llave que siempre estaba debajo del felpudo y abrió ella la puerta. Supuso que sus padres se habían quedado dormidos. Sin embargo, encontró una nota:

    “Hemos salido con los tíos. Nos vamos a quedar a dormir en su casa. Volveremos mañana por la mañana. Antes de acostarte, acuérdate de…”.

    Un escalofrío le recorrió el cuerpo. Se le vinieron a la cabeza las imágenes de aquella película.

    <>

    Se acostó. Sólo quería dormir para que el tiempo pasara más deprisa.

    <>, se repetía.

    El sueño acabó por vencerle.

    Se despertó entre sudores, ya que a pesar de la fecha hacía calor. No obstante, al irse a dormir se había tapado hasta por encima de la cabeza, como cuando de pequeña tenía miedo a la oscuridad.

    Miró el despertador: eran las cuatro. Entonces la puerta de su habitación comenzó a abrirse.

    Quería levantarse para enfrentarse a cualquiera que se le presentase en su camino, pero no podía, estaba atada a la cama.

    Cuando la puerta se abrió por completo, distinguió en la oscuridad una forma humana sin rostro que se le acercaba entre risas, sujetando un afilado cuchillo.

    Ana se revolvía, impotente.

    Todo se volvió negro…

    Entreabrió los ojos, consciente de que había tenido una pesadilla y respiró aliviada. Después miró el despertador: eran las cuatro.

    La puerta de su habitación comenzó a abrirse…

  38. Javier A. (1*A Bachillerato) dijo:

    Es un día aparentemente normal en la vida de Jaime. Se levanta como cada mañana a las cinco y media, pues entra a trabajar muy pronto. Ya de primeras notó un comportamiento raro en el despertador. Siempre se despierta antes de que el sonido del despertador cese, por lo que con un pequeño golpe lo apaga y deja de sonar. Hoy, eso no ha ocurrido. Él no ha tocado el despertador, pero ha escuchado un golpe que ha hecho que deje de sonar. ¡No hay nadie con él en la habitación! Estuvo unos minutos recostado de lado encima de su cama con los ojos abiertos contemplando la penumbra en la que se encierra todas las noches para dormir. La oscuridad de su habitación. Se levanta decidido de la cama y acude al baño para poder encender la luz. Se le nota la respiración un tanto acelerada por lo que acababa de suceder. Se preparaba para afeitarse y se dio cuenta de que el muñeco que conserva desde pequeño le faltan los ojos. Era algo que ya le había pasado más veces, pero luego el muñeco volvía a su estado normal más tarde. Aun así, era un hecho que siempre le dejaba sin aliento. Su miedo aumentó por dentro y de nuevo se quedó parado, pensativo y sin hacer nada. Mientras se afeitaba, dos puntos resplandecientes aparecieron en el espejo. De lo rápido que se dio la vuelta, un corte le produjo un sangrado, del que las gotas de sangre que caían, cada una sonaba cada vez más fuerte, como si de unos pasos se tratara. El pomo de la puerta cayó al suelo. El sonido de los pasos se adentraba ya en el baño. Lo sentía. Una última gota se deslizó por el lavabo. Efectivamente, había llegado. Sonaba en la calle el primer repique de campanas del día. El de las seis de la mañana. Poco a poco Jaime dejaba de ver, de oir, de oler. Dejó en definitiva de percibir lo que le rodeaba. Perdió la fuerza. Ese ser inhumano se lo llevó, quién sabe a dónde…

  39. ARIADNA.A.I dijo:

    Eran las 12 de la mañana del día 31 de octubre .
    Sandra se levantó feliz ya que era el dia de HALLOWEN , ese dia tan esperado de todos los niños . Ella estaba sola en casa cuando de repente escucho un ruido en el sótano pero prefirió pasar del tema . Ya eran las 4 de la tarde y estaba preparando su disfraz para esta noche , ella había quedado con sus amigos para pasar la tarde juntos , disfrazarse e ir juntos a pedir chuches a las casas.
    Ella se vistió y se dirijo hacia la puerta para ir con sus amigos y de pronto volvió a escuchar el ruido en el sótano pero esta vez tenía curiosidad por saber que era eso que hacía tanto ruido en su sótano. Sandra cogió una linterna ya que el sótano estaba muy oscuro y no quería tropezarse por las escaleras. Sandra empezó a tener un poco de miedo al ver que estaba muy oscuro, pero se decidió a entrar en el sótano. Comenzó a bajar las escaleras lentamente cuando de repente la puerta se cerró de un portazo. Ella se asustó , se le calló la linterna hasta debajo de las escarelas , ya estaba asustada y aún así sacó valor para bajar a por la linterna cuando de repente la linterna salió disparada hacia lo oscuro como si alguien hubiera tirado de la linterna .
    Ella ya no sabía que hacer porque estaba demasiado asustada y decidió intentar abrir la puerta y se dio cuenta de que estaba cerrada con llave ella se extrañó y bajo temerosa hasta abajo para buscar el interruptor de la luz . Cuando por fin lo encontró y encendió la luz, una extraña figura negra salió corriendo de detrás de unas viejas cajas y desapareció. Sandra preguntó ,
    “¿Mama , papá, chicos sois vosotros? Parar ya me estáis asustando.
    Los amigos de sandra vieron que sandra tardaba mucho y fueron a buscarla a su casa. Tocaron el timbre y sandra gritaba como una loca para que sus amigos la escucharan . Pero no la escuchaban . Sus amigos llamaron una y otra vez al timbre cuando escucharon los gritos de su amiga y decidieron intentar entrar en la casa . Mientras tanto sandra miraba hacia la puerta con ganas de que se abriera para salir de ese sitio con ese ser que la estaba asustando. La figura negra empezó a tirarle cosas a sandra y Sandra se puso detrás de unas viejas cajas que había ahí, sandra se dio cuenta que eso no era una broma cuando sin ningún miedo sus amigos abrieron la puerta ella les gritó que no entraran cuando se cerró repentinamente la puerta se cerró y los amigos de ella quedaron fuera . Ella subió las escaleras y le dijo a sus amigo a través de la puerta que pudieran ayuda .Sus amigos pidieron ayuda mientras que sandra estaba sola en ese sótano con ese ser que no sabía que era . Ella esperaba que de pronto se abriera la puerta y vinieran a por ella y así ocurrió. Se abrió la puerta y había 2 policías y sus padres con sus amigos . Ella estaba aterrorizada y tuvieron que bajar a por ella. ella se despertó sobresaltada y se dio cuenta de que todo había sido una pesadilla. Sus amigos llamaron a la puerta ella se disfrazó y salió a la calle con sus amigos . Fueron pidiendo chuches a las casas y consiguieron un montón. Se lo pasaron genial y se hicieron muchas fotos .

  40. Lucía O. (3º ESO A) dijo:

    Lucas estaba muy orgulloso del sentido que estaba tomando su vida, había empezado comprando una casa a las afueras de un pueblo muy pequeño, empezó por hacer algunos arreglos a su nueva casa. Empezó con la parte baja de su casa , cuando subió a la parte de arriba vio una sobra al final del pasillo, bajo corriendo las escaleras y intento llamar a la policía pero no había señal, decidió volver a subir por si se lo estaba imaginando, al volver a subir empezó a escuchar susurros arañazos en las paredes de madera, el sabia que no estaba solo en su casa así que bajo las escaleras, salió en dirección al pueblo para buscar ayuda, cuando ya estaba tranquilo empezó a escuchar mas susurros el sabia que alguien le estaba siguiendo, cada vez los susurros se hacían mas fuertes y se oían mas cercanos, Lucas corría y corría pero los susurros no desaparecían, el se empezó a encontrar cansado, sabia que tarde o tempano tendría que parar, y de pronto no escuchaba mas susurros, paro de correr, se sentó en el suelo, sintió una mano firme en su hombro, el no quiso girar la cabeza, pero la mano no se iba, giro la cabeza y vio una sombra negra con la cara distorsionada que le acompaño a ver su cadáver al final de la escalera.

  41. Javier.I (1 Bachillerato A) dijo:

    El Cementerio
    El Cementerio

    1 de noviembre, volví a encontrarme aquí, el sitio que más miedo me producía del mundo un sitio en el que dejo de lado el miedo de cuentecillos de brujas y asesinos de la noche del 31 para enfrentarme a él pánico más profundo que he padecido, la realidad.

    Ya solo al entrar me sobrecogió el desasosiego, tener que pisar este sitio otra vez un sitio en el que jamás he visto la luz ni la felicidad un reino donde cobra sentido el dolor y la tristeza me destruye por dentro, cada pisada que daba en este lúgubre paisaje me hacía sufrir, tenía miedo, notaba como las lágrimas caían de mis ojos recorriendo mi pálida cara, la soledad de este sitio y su calma me aterraba, el silencio siempre había sido mi mayor miedo y estos últimos tres años lo notaba cada vez más cerca de mi ,antes de llegar a mi destino me encontré con aquel monstruo ,mi verdugo, que llevaba persiguiéndome tres interminables años, ya no le tenía miedo, ya no me podía atacar, ya lo hizo en su dia y trajo la noticia más temida por cualquier niño de 12 años, solo me aterrorizaba lo que había desembocado en mi vida que era mi eterna cruz y a lo que había venido a enfrentarme.

    Al llegar toque con mis frias manos ese trozo de marmol donde se agolpaban los recuerdos que habían sido y serán los mas felices de mi existencia ,yacía lo que en su dia fue mi vida, mi madre. No había nada en el mundo que pudiera consolar ese eterno dolor. Si a alguien con 12 años le ocurre lo que a mi me ocurrió se dará cuenta que no hay peor dolor y miedo que el que se sufre al saber que tu madre tiene cancer y que tu no puedes hacer absolutamente nada para remediarlo, tuve que ver como mi madre se consumía lentamente día a día y que la única ayuda que recibía era la de un niño que estaba aterrorizado al ver que la persona que más quería se estaba muriendo.
    Me di cuenta que el miedo se puede superar, el que se tiene a la muerte de tu madre no, la realidad es el mayor miedo que puedas experimentar, el mayor al que puedas enfrentarte, a mi ahora me toca volver con ese miedo a esa injusta realidad y volver al sitio que llevaba albergándome tres años, el orfanato.

  42. Jorge dijo:

    Un ańo más , era la noche de halloween y un negro manto se extendía sobre la pequeña localidad donde vivo , pero este año sería diferente ,esa noche sólo Sandra una amiga mía de la infancia me acompañaba ya que nuestros amigos se habían ido a una fiesta y nosotras decidimos dar una vuelta por el pueblo, para ser sincera aquella noche había mucha vida en las calles un montón de niños y niñas pedían caramelos pero a medida que seguíamos andando la noche se iba oscureciendo y menos gente se veía en las calles ,de pronto vimos a alguien con un disfraz demasiado peculiar , tan peculiar como real al parecer era un disfraz de zombie puesto que se veía carne putrefacta y graves heridas aquella persona no dijo nada solo nos miraba desde el otro lado de la calle y ahí fue cuando decidimos correr no sabíamos sus pretensiones pero aquella mirada nos incomodó lo suficiente como para salir de allí. Al dar el esquinazo lo encontramos de frente y lo último que recuerdo antes de caer desmayada es el golpe que asestó a Sandra la cual cayó redonda al suelo ,al despertarnos no podíamos creer como aquella noche se había convertido en una auténtica película de terror , aparecimos atadas de manos y pies en lo que parecía ser un sótano donde solo la luz de las velas nos alumbraba bueno no a nosotras si no a aquel monstruo y sus macabros planes. Poco tiempo nos falto para darnos cuenta de que aquel extraño disfraz era realmente piel humana y que nosotras seríamos ahora parte de él ,aquel hombre no hablaba solo miraba y cosía partes de piel de otras personas hasta que llegó el momento en el que desmembró por completo a mi amiga y empezó a despellejarla mientras aún seguía viva, aquella imagen y aquellos gritos de agonía jamás saldrán de mi cabeza cuando acabo me miró fijamente ya no supe que iba a ser de mi cuando de pronto …

  43. Luna. N. 2F dijo:

    El metro encantado
    Era un jueves cualquiera en el ivamos mis amigos y yo al cine a ver una pelicula de miedo pero este jueves era diferente ya que era Halloween a nosotros nos dio igual que fuera Halloween o no porque no lo celebramos ni creiamos en ello. Quien diria que seria el ultimo Halloween de nuestra vida.
    Todo empezo cuando quedamos en el cine del centro comercial para ver la peli. Una amiga y yo cogimos el metro para ir a alli, luego ya nos encontrariamos a los demas, bueno para empezar el metro estaba muy lleno casi no podiamos ni respirar cuando casi llegabamos vimos a un payaso que daba miedo con un globo rojo que nos decia “No vais a llegar a ver a vuestros amigos”, pensabamos que era una alucinacion del calor que hacia pero cada vez estaba mas cerca mas cerca… hasta que aparecio al lado de mi amiga y nos dijo “no os escondais os pillare siempre” las dos pegamos un grito que el conductor paro y nos abrio las puertas y salimos pitando, cuando vimos que el conductor cerro las puertas y el payaso estaba dentro nos quedamos tan aliviadas. Despues de 15 minutos esperando al metro estuvimos 5 minutos solas hasta que en una parada se subio un niño con un globo rojo,el globo rojo subio,subio y subio que cuando llego arriba el payaso aparecio y dijo “os lo dije”. Quien diria que serian nuestros ultimos minutos vivas cuando llegamos el payoso estaba detras de nosotras con un cuchillo estamos solo mis amigos y yo y tambien el payaso por desgracia y nos apuñalo y nos mato a todos para que no hubiera testigos.Al dia siguiente la principal noticia era “7 adolestentes apuñalados por un tipo misterioso”. ¿Era eso una señal para que creyeramos en Halloween? Pues funciono pero ya era un poco tarde.
    FIN

  44. Paula G,F ( 2a) dijo:

    Aquella noche del 31 de octubre estuve con mis amigos . Al llegar a casa vi que la puerta del portal estaba abierta cuando yo la había cerrado , me asuste bastante pero pensé que había sido mi madre , pero a los minutos me acorde que no estaban en casa que se habían ido de viaje ahí ya sí que me asuste bastante ya que las únicas personas que tienen la llave de mi casa son mis padres , así que ahí sí que me asuste bastante así que busque las llaves en el bolso corriendo y espere a que se cerrara la puerta ,me fui corriendo para mi casa al subir las escaleras note que me estaban persiguiendo, y note que me estiraron del bolso , mire para atrás y no había nadie. Al llegar a mi casa fui a dejar las llaves en la mesa del salón, al llegar al salón había un sobre con mi nombre , yo ese sobre no lo había cojido , tenía curiosidad al saber que había dentro, al abrirlo había fotos mias con mis amigos , subiendo por las escaleras de mi casa también estaban esas fotos .Había una nota en esa nota ponía ten cuidado por donde vas te estamos vigilando. Es ese momento estaba temblando y no sabía que hacer y lo primero que se me ocurrio fue llamar a la policía, la policía me pidió permiso para poder poner cámaras en mi casa para poder ver si alguien que no era yo entraba en mi casa .Cada semana pasaba lo mismo así que cuando le vieron iba con una mascara pero en cuanto le vieron como iba ya sabían quien era ,desde que paso eso decidí irme a vivir unas semanas con mi mejor amiga hasta que encontrara una nueva casa.

  45. Andrea A .2a. dijo:

    5 SEGUNDOS .
    ESA NOCHE LLOVIA Y YO ME ENCONTRABA EN EL SALON, LE DIJE TOBIAS MI NOVIO, QUE FUERA A COMPRAR UNA BOTELLA DE VINO. CUANDO EL VOLVIO TUBIMOS UNA VELADA DE VINOS, RISAS, AMOR Y TERNURA. YA ERAN LAS 11 DE LA NOCHE Y DECIDIMOS IRNOS A LA CAMA . 3PM ME MOVIA CONTANTEMENTE HASTA QUE DI UN GOLPE INCONCIENTEMENTE Y SIN FUERZA A MI MOVIL EL CUAL CALLO AL SUELO , DESPUES DE UNOS 10 MINUTOS QUERIA VER LA HORA PERO MI TELEFONO NO ESTABA EN LA MESILLA BUSQUE DEBAJO DE LAS SABANAS Y COJINES PERO NO ESTABA , DECIDI LLAMAR A TOBIAS PARA QUE ME AYUDARA , SE LEVANTO Y ME AYUDO, ESTE DATO ES MUY INPORTANTE NINGUNO DE LOS DOS SALIMOS DE LA CAMA. DESPUES DE 5 MINUTOS RECORDE QUE PODIA ESTAR EN EL SUELO Y ME ASOME PARA MIRAR SI ESTA EN ESE LUGAR , PERO TAMPOCO ESTABA , DESPUES DE OTROS 5MIN TOBIAS SE LEVANTO Y SE FUE A POR AGUA PERO EN CUANTO SE LEVANTO Y DIO 5 PASOS HACIA DELANTE ALGO UN SER EL CUAL DESCONOCIA CON UNA FUERZA ATERRADORA COGIO EL PIE DE TOBIAS Y LO ARRASTRO HASTA DEBAJO DE LA CAMA , YO PEGE UN CHILLIDO QUE NUNCA VOY A PODER OLVIDAR . ATERRORIZADA CON LLANTOS O CASI GRITOS COGI LAS SABANAS Y ME PUESE EN POSICION FETAL HASTA PENSAR UNA IDEA , DESPUES DE UNOS 30 MINUTOS YA MENOS ASUSTADA PERO SIN PARAR DE ESTARLO DECIDI VER LA OTRA MESILLA DE NOCHE, AL OTRO LADO DE LA CAMA Y CUANDO VI EL MOVIL DE TOBIAS DISCRETAMENTE Y SIN HACER MUCHO RUIDO DECIDI COGERLO PARA LLAMAR A LOS SERVICIOS DE EMERGENCIAS , 911…, LUEGO ME CONTESTARON Y CON UNA VOZ HELADA DEL MIEDO Y EL FRIO QUE SENTIA MI CUERPO LES CONTE LO QUE HABIA SUCEDIDO LA CHICA QUE ESTABA AL TELEFONO NO PODIA CREERLO PERO SE QUEDO CONMIGO PENSANDO QUE TENIA ALGUN BROTE PSICOTICO ME DIJO QUE LOS SERVICIOS LLEGARIAN ENSEGIDA Y LA HICE CASO . ME PUSE EN MEDIO DE LA CAMA RECORDANDO TODO LO QUE ME PODIA OCURRIR ESTANDO ALLI SENTADA . COLGE A LA SEÑORA QUE ESTABA EN EL TELEFONO Y DECIDI QUE NO PODIA QUEDARME ALLI SOLA TANTO RATO O ESA COSA ACABARIA POR SALIR Y MATARME , ASIQUE COGI UN COJIN Y LO TIRE AL SUELO Y PUMM SE QUEDO UNOS SEGUNDOS Y DESPUES ALGO SE ASOMO Y SE LO LLEVO A UNA VELOCIDAD INCREIBLE , PENSE QUE SI TIRABA OTRA COSA PODRIA VER CUANTOS SEGUNDOS EXACTOS TARDABA EN COGER LAS COSAS Y LO PODIA UTILIZAR PARA SALIR CORRIENDO . TIRE OTRO COJIN ESTA VEZ CONTE LOS SEGUNDOS, YA ESTABA EN EL SUELO Y CONTE 1..2..3..4..5… ,5 SEGUNDOS , 5 SEGUNDOS DE VIDA QUE PODIA UTILIZAR CUANDO YO QUISIERA .
    NECESITABA TIEMPO PARA PENSAR ,NADA CUADRABA, NO SABIA A LO QUE ME ENFRENTABA Y ESTABA DESESPERADA , DE REPENTE ESCUCHE ALGO EN LA PUERTA Y ENSEGIDA PENSE QUE ERA LA PATRULLA, EMPEZE A GRITAR QUE NO PASARAN QUE IBAN A MORIR SI SEGIAN . NO ME ESCUCHABAN ESTABA EN LA ULTIMA HABITACION ,LA PATRULLA CONSISTIA EN 2 MUCHACHOS LO SABIA PORQUE DESPUES DE UN MINUTO EMPEZARON A DAR VUELTAS POR ALREDEDOR DE LA CASA Y ALLI VI SUS LINTERNAS DESDE MI VENTANA, GRITE COMO NUNCA LO HABIA ECHO.
    ME VIERON SE ENCONTRABAN ASALVO EN MI JARDIN PERO ELLOS OBVIAMENTE NO SE QUEDARON ALLI . LA VENTABA ESTABA ABIERTA Y SE DIRIJIERON HASTA ELLA PARA SACRME DE ALLI , PERO LO QUE ELLOS NO SABIAN ERA QUE ESE DIA IBA A SER EL DIA DE SU MUERTE Y YO NO PODIA HACER NADA PORQUE PENSABAN QUE ESTABA LOCA . UNA PIERNA Y UN EMPUJON Y YA ESTABAN DENTRO CONTE LOS SEGUNDOS 1…2…3…4…5… Y ASI SALIO Y SE LOS LLEVO, RECUERDO SU CARA DE TERROR . MIS MEJILLAS EMPAPADAS EN LAGRIMAS NO ME IMPIDIERON PENSAR CON FRIALDAD Y PENSE EN UNA IDEA EN LOS QUE CADA 5 SEGUNDOS CONTABAN , COGI LOS COJINES Y TIRE LOS 5 , MI IDEA ERA SALTAR EN CADA UNO DE ELLOS, SI PONIA 5 A LA VEZ EL MOUNTRO SOLO PODIA COGER UNO CADA 5 SEGUNDOS Y ESOS ERAN MIS 5 SEGUNDOS, LOS QUE ME PRODUCIRIAN LA MUERTE O LOS QUE ME SALVARIAN LA VIDA . SALTE EN EL PRIMER COGIN 5 SEGUNDOS CONTADOS DESDE MI MENTE, RAPIDAMENTE SALTE A OTRO Y ASI CON CADA UNO , ME FALTABA EL QUINTO COJIN Y CREI QUE LO CONSEGIRIA HASTA QUE SALTE Y ME RESBALE DANDOME CON LA CABEZA EN EL SUELO ESOS 5 SEGUNDOS YA HABIAN PASADO MI DUDA ERA SI ME COGERIA A MI O AL COGIN PERO ERA OBVIO ME COGERIA A MI POR ESO SALI CORRIENDO HACIA LA PUERTA DE EN FRENTE ESA COSA ME SIGUIO PERO FUI MAS RAPIDA Y PUDE LLEGAR . CERRE LA PUERTA Y SALI CORRIENDO 5 SEGUNDOS ME REPETIA . ESA COSA NO SE QUEDO SADISFECHA Y TIRO LA PUETA CON TANTA FUERZA QUE SALIO VOLANDO , MIS MANOS ENSANGRENTADAS POR TOCARME LA HERIDA Y MIS PIERNAS QUE AUN TEMBLABAN NO ME DETENDRIAN , ERA CUESTION DE SUPERVIVENCIA . INTENTE LLEGAR A LA ULTIMA PUERTA, LA SALIDA DE LA VIDA PERO NO SE ABRIA LO INTENTE, 5 SEGUNDOS MAS , ESA COSA SE DIRIGIA HACIA MI Y SOLO HACIA MI LO QUE HACIA MAS DIFICIL LA TAREA DE SOBREVIVIR . NO PODIA QUEDARME MAS. 5 SEGUNDOS YA CONTADOS ME TIRE AL BALCON Y CERRE LA PUERTA DE CRISTAL , NINGUN RUIDO ME REPETIA MI SUBSCONCIENTE . ESA COSA PASO POR AL LADO MIA SENTIA EL TERROR VERDADERO LA DESESPERACION FLUIA POR MI CUERPO Y ESO ERA LO QUE ME HACIA SER DEBIL , LA PREGUNTA ERA, QUE LE HACIA DEBIL A AQUELLA COSA. SEGI PENSANDO Y ME DI CUENTA QUE NO SOLO LOS 5 SEGUNDOS ME PODIAN SALVAR LA VIDA SI NO TAMBIEN LA SANGRE , A ESA COSA LE ENCANTABA LA SANGRE , Y PENSAREIS COMO ME DI CUENTA , AL PARTIEME LA CABEZA ESA COSA SE PARO PARA OLER LA SANGRE DEL SUELO LO QUE ME DIO MAS TIEMPO PARA SALIR .
    ESTABA CERCA DE LA COCINA LO UNICO QUE TENIA QUE HACER ES IR Y PODER COGER EL PAVO ENSANGRENTADO DE ACCION DE GRACIAS PERO SOLO TENIA 5 SEGUNDOS, . SOLO TENIA UNA OPORTUNIDAD Y ERA ALLI Y AHORA , EL MONSTRUO ESTABA EN EL SALON 2 PUERTAS ALEJADAS DE LA COCINA ESO ME DARIA VENTAJA. Y ASI FUE ,5 ZANCADAS RAPIDAS COGI EL PAVO Y LO TIRE LO MAS LEJOS DE MI, LA SANGRE VOLO POR TODO EL CUARTO Y EL MONTRUO SALIO CORRIENDO HACIA EL PAVO . TENIA LA OPORTUNIDAD PERFECTA UN MECHERO Y UNA LACA PARA EL PELO . COGI EL MECHERO DE LA COCINA Y LUEGO FUI AL BAÑO Y COGI LA LACA. Y ALLI ESTABA EN FRENTE MIA 5 SEGUNDOS 1..2..3..4..5.. JUNTE EL MECHERO Y LA LACA Y SALIO UNA LLAMA GIGANTESCA LLAMA QUE ACABARIA CON MI PESADILLA . ESA COSA SE HABIA QUEMADO Y SE HABIA IDO AL MISMIDIMO INFIERNO ESPERO NUNCA ENCONTRARMELO ALLI DIJE EN MI MENTE .
    VENTANA ABIERTA TODOS LOS VECINOS ASUSTADOS Y MI CASA EN LLAMAS. LOS SERVICION DE EMERGENCIA ESTABAN ALLI Y SALI POR LA VENTANA DEL SALON , ME CURARON Y ME SACARON DECLARACION.
    Y ESTO ES LO QUE ME PASO AGENTES ,ESPERO QUE ESTO NO LE PASE A NADIE NUNCA MAS.

  46. Pablo b. (1º BACH A) dijo:

    Leanny es una joven de 16 años, que le apasiona mucho inventarse historias de miedo. Con tan solo 6 años, escribió una historia sobre una niña que tenía pesadillas todas las noches con Klantor, un monstruo que ella misma se inventó.
    Leanny decidió escribir una saga sobre la historia de esa niña, lo mejor es que la niña era ella. Después de 10 años, Leanny fue a firmar libros cerca de Lost Ville, su pueblo. En medio de la firma de libros, se le acercó una persona que no tenía buen aspecto, al levantar la cabeza, Leanny se sorprendió porque sentía que conocía esa persona. Al llegar a casa, esa persona le estaba esperando, le contó que por culpa suya su madre llevaba tiempo delirando con sus historias.
    Leanny decidió visitar a esa mujer con cara de loca, ella no la conocía, pero la mujer enseguida reconoció su rostro, que asustada habló con ella, la mujer con qué cara de poseída, la amenazó diciéndola que escribiera más sobre Klantor o que haría daño a su familia y amigos. Ella asutada se fue corriendo a casa de sus padres, y cuando llegó había sujeto en el pomo de l puerta una bolsa de piel humana con pelos y dientes dentro de ella,la seña de identidad con la Klantor se hacía notar en sus libros. Leanny muy asustada entró corriendo corriendo y escuchó gtitos, cada vez que subía un escalón los gritos eran más fuertes, al llegar a la planta de arriba estaban sus padres en la cama haciendo el amor.
    Al día siguiente, Leanny se despertó con una nota al lado que decía: ”Esta vez se han salvado, la próxima ya no.”, entonces decidió mudarse unos días con sus padres. Pasaron unos días y no había pasado nada, hasta el día que Lenny tenía que viajar por temas de trabajo.Ese día aprovechó Klantor dentro de la vieja para hacer daño a unos niños, les dio una nota en la que ponía que tenían que ahorcarse de unos columpios, pero Leanny llegó a tiempo para salvarlos.
    Pasaron un montón de desgracias más , llegó el día que Leanny se cansó de Klantor y decidió invocarle. Esto sucedió y Klantor le volvió a repetir que escribiera más o al final mataría a sus padres. A Leanny se ocurrió escribir su muerte pero él no la dejó. Asustada fue corriendo otra vez a casa de sus padres pero esta vez llegó tarde, su madre estaba con un cuchillo en el corazón y a su padre le tenía secuestrado. Se dio cuenta de que Klantor estaba en la casa y decidió enfrentarse a él, y por fin Klantor murió.
    A partir del día de la muerte de sus padres, Leanny decidió no volver a escribir más historias de miedo y dedicarse a otra profesión. 4 años después de la muerte de su madre, Leanny vive con su marido, sus hijos y su padre muy felices sin preocuparse más de que ni nadie ni nada les moleste más
    FIN

  47. Daniel L (1 bachillerato A) dijo:

    Era un día tranquilo y normal para Miguel, como de costumbre el había terminado su jornada de trabajo y volvía a casa tarde por la noche. Miguel iba tranquilo andando por la calle y miró para atrás porque había escuchado unos pasos, cuando miró para atrás vio a un hombre que andaba detrás suya. Miguel estaba extrañado porque normalmente a aquellas horas de la noche no solía haber nadie por la calle. Miguel siguió andando y escucho como los pasos se iban acercando y volvió a mirar para atrás pero en esta ocasión no había nadie detrás suya. Muy desconcertado y asustado Miguel empezó a correr y el escuchaba como alguien corría detrás de el, siguió y siguió corriendo y por fin llego a su casa. Miguel abrió la puerta de su casa y pensó que todo aquello había terminado, se puso el pijama y se fue a la cama, en una habitación que dormía el solo para no despertar a su mujer al volver del trabajo. Se estaba durmiendo cuando de repente escuchó unos pasos en el pasillo, se levantó a ver quién era y no vio a nadie. Fue a la habitación de su hijo y vio que no estaba allí entonces miro para abajo y vio la luz del baño encendida y pensó que el niño se había levantado a hacer pis. Miguel volvió a la cama tranquilo por saber que los pasos provenían de su hijo, pero al cabo de unos minutos volvió a escuchar unos pasos pero esta vez en su habitación, y cuando fue a abrir los ojos vio a su mejor amigo, Pablo con un cuchillo y a su hijo ensangrentado en el suelo. Miguel angustiosamente le gritó que qué estaba haciendo, y Pablo le respondió que estaba harto y que le odiaba. En ese momento vio entrar a su mujer por la puerta y Miguel se sintió algo aliviado, pero ella le dijo a Pablo que lo hiciera ya. En ese mismo instante Pablo le clavó el cuchillo y lo último que Miguel vio antes de morir fue a su mujer dándole un beso a Pablo.

  48. Ismael.G (2ºF) dijo:

    EL MIEDO LLEGA DESPUÉS
    Esta historia, vivida en primera persona, comienza en un pequeño pueblo costero del norte; uno de esos lugares en los que cualquiera va de vacaciones en verano, y le parece estar en un paraíso de tranquilidad y disfrute, alejado de las autopistas y el bullicio de la gran ciudad.Pero cuando el verano termina , se queda desierto y taciturno esperando de nuevo el regreso de la época estival.
    Así que mientras tanto, los lugareños celebran fiestas como la de Halloween, aquí llamada Samaín, para no caer en un eterno aburrimiento.
    Por aquel entonces yo tenía 13 años, y aunque éramos pocos chavales en el pueblo, solíamos reunirnos el 31 de octubre en la plaza al caer la tarde ataviados con nuestros disfraces para realizar un recorrido todos juntos por las estrechas y desiertas calles del pueblo.
    Esa noche éramos aproximadadmente once o doce chicos de distintas edades los que salimos de la plaza dispuestos a conseguir el mayor número de chuches posibles. Emprendimos la marcha todos juntos armando jolgorio y con entusiasmo, siempre pendientes de los más pequeños para que no se despistaran.
    Subimos la calle principal y comenzamos a llamar a los primeros timbres; los vecinos, como cada año, estaban preparados para darnos unas buenas dosis de dulce, a cambio de una canción tenebrosa o de un buen susto.
    Las calabazas comenzaban a llenarse de caramelos y piruletas, y nuestras risas aumentaban según avanzaba la noche , al ver que estaba resultando bastante fructífera.
    Habíamos llegado casi al final del pueblo y nos quedaban dos calles por recorrer, cuando al doblar la esquina, de la primera casa a nuestra derecha, asomó una sombra que nos hizo parar en seco.Algo se movía hacia nosotros; los más pequeños emitieron un pequeño grito, ahogado cuando comprobaron con alivio que se trataba de un niño de unos cinco años. No llevaba lo que se diría un disfraz, pero su atuendo y su mirada podía decirse que eran inquietantes.
    Leo, el mayor del grupo, le dijo que llegaba un poco tarde para hacer el recorrido, pero que todos compartirían un par de chuches con él, así que ,uno a uno se las fuimos dando hasta que ya no le cabían más en los bolsillos, y se unió a nosotros para finalizar la ronda.
    La última casa del pueblo era la de los abuelos de Leo. La abuela preparaba todos los años unas galletas deliciosas que decía, eran mucho más sanas que las chuches; pero cuando nos abrió la puerta y vio al pequeño, su rostro cambió de color ,se le borró la sonrisa y se le cayó la bandeja de las manos; las galletas se esparcieron por el porche, y nos cerró la puerta con prisa, alegando que no se encontraba bien.
    Regresamos a la plaza, extrañados y preocupados por la abuela de Leo, y de allí, cada uno a nuestra casa con el botín. Nadie reparó en el chiquillo que encontramos al final del camino, nadie supo por dónde ni cuándo se había marchado a su casa.
    Años después, la abuela de Leo nos reunió para contarnos que aquel chiquillo había desaparecido del pueblo cuando ella era una niña,y el mar lo había devuelto tres años después de su desaparición.
    Nunca más hablamos de ello, fue impactante saber que habíamos compartido la noche de Samaín con un auténtico espectro.

  49. ROCIO B.A (2°F) dijo:

    MIERCOLES 30

    Hoy me he levantado con ganas de ir al instituto,aunque no os lo creáis,si,quería ir al instituto.Y os preguntaréis que porque,pues verás,hoy es miércoles 30 y mañana y pasado es fiesta,con lo cual no voy al instituto y además es halloween.

    Bueno,a lo que vamos,hoy,miércoles,me dirijo al instituto con mi hermano Alberto,como de costumbre.Y voy a la clase de lengua. El profesor,Filiberto, al final de clase, nos ha dicho que como hay fiestas,nos va a poner tarea extra. Nos ha mandado que grabemos todo lo que hiciesemos este puente.

    Yo no iba a salir a pedir truco o trato ni nada(a mi eso ya me aburre)bueno el caso es que no iba ha hacer nada interesante en el finde, decidí hablar con mi mamá,sobre quién es nuestro padre y nuestros abuelos. Así que le hice una especie de entrevista,y esto fue lo que pasó:

    Yo:Mamá,se que nunca nos has contado nada de papá ni de los abuelos,creo que ya estamos preparados mi hermano y yo. Puedes contarnoslo por favor

    Mamá: Verás hace años,cuando yo tenía 17 años o así,me enamoré de un chico,tu padre,pero a tus abuelos no les gustaba ese chico nada,y nos peleamos x eso. Mis padres y yo nos enfadamos tanto que cogí la maleta y me fui de casa con tu padre. Llevo sin hablarme con tus abuelos desde hace 20 años. Luego,unos años más tarde, nacisteis vosotros. El día que tu padre se enteró de que íbamos a tener dos hijos,me dijo que no estaba preparado y se fue.

    Nosotros: Wow

    Mamá: Pero este finde yo me voy de viaje de trabajo,muy lejos,en Galicia,y como no os puedo dejar tanto tiempo,os voy a dejar con vuestros abuelos,mañana les conocereis…

    Nosotros: – BIEN!!!

    JUEVES 31

    Alberto y yo ya nos hemos montado en el coche,no me creo que vaya a ver a mis abuelos por fin.
    Cuando llegamos a la casa de los abuelos,dos viejecitos bajaron por las escaleras a recibirnos. Mi madre no quiso ni verlos,se despidió de nosotros y se fue.
    Viniendo hacia nosotros,estaban nuestros abuelos. Mi abuela vestía un jersey de lana y tenía el pelo blanco. Mi abuelo,directamente sólo tenía una pequeña mata de pelo,llevaba un mono y una gorra llena de arañazos.

    Hoy pasaremos el día conocíendo la casa y a la gente del barrio.

    VIERNES 1

    Ya he conocido bien a mis abuelos,y me encantan. Pero hay algo muy sospechoso que no acabo de comprender,nada más llegar,mis abuelos nos dijeron dos normas que no nos podíamos saltar por nada del mundo: NO ENTRAR EN EL SOTANO Y QUE JAMÁS ABRAMOS LA PUERTA DE LA HABITACIÓN A PARTIR DE LAS 22:00 OIGAMOS LO QUE OIGAMOS.

    Era por de noche,cenamos y nos fuimos a nuestro cuarto. Sobre las 21:30 mis abuelos entraron en nuestra habitación y nos dieron las buenas noches,que ya era la hora de dormir,y nos dijeron de no abrir la puerta desde las 22:00 hasta el día siguiente. Estábamos muy cansados y nos dormimos muy rápido.

    23:30:

    (Se oyen pasos y gritos en el pasillo)

    Yo: – Alberto deja de hacer ruiditos ya,no te parece?

    (Nadie contesta,y se oyen correteos y gritos otra vez)

    Alberto: – Que quieres pesada?Yo no estoy haciendo ningún ruidito.

    (Se oye lo mismo otra vez. Los niños aterrados encienden la luz rápidamente)

    Alberto : – Mira que hora es,son las 22:35 no debemos abrir la puerta recuerdas?

    Yo: – No se,yo estoy cagada de miedo pero es mejor que nos durmamos y nos olvidemos de esto…

    SÁBADO 2

    No se si decirles a los abuelos lo que escuchamos ayer,mejor no se lo digo…Hoy hemos ido al parque, hemos comido albondigas y luego hemos ido otra vez al parque hasta hacerse de noche…

    Por la noche,sobre las 22:17 volvimos a escuchar lo de ayer,que mal lo pasé.

    DOMINGO 3

    Hoy hemos echo video-llamada con mamá.Nos hemos saludado y todo eso.

    LUNES 4

    Por la mañana la abuela ha echo un bizcocho.

    Abuela: – Corazón,se me ha caído masa en la cámara,lo siento,no podrás usar la cámara,ya lo he intentado quitar y no se quita.

    Yo: – No pasa nada.

    22:10

    (Se oyen gritos y golpes,está vez también se escuchan arañazos en la puerta)

    Yo: Alberto,yo ya no puedo más! Todas las noches igual y no puedo seguir así,voy a abrir la puerta a ver que pasa.

    Alberto: Han dicho los abuelos que no la abramos,pase lo que pase.

    (Abro la puerta)

    Yo: AAAAAAAHHHHHH!!!
    Sombra Extraña: TE MATARÉ!!!
    (Cierto la puerta inmediatamente)
    Alberto: – Que pasa?!
    Yo: – La abuela llevaba un camisón,estaba arañando la puerta con un cuchillo y me ha intentado matar…

    MARTES 5
    Yo: Abuelo,ayer abrimos la puerta y la abuela tenía un cuchillo,estaba arañando las puertas y se estaba golpeando a si misma.

    Abuelo: Que os dije de no abrir la puerta?Bueno,ya os voy a contar la verdad,tu abuela tiene una enfermedad que la hace ser otra persona por las noches,suele hacer daño a la gente por la noche,por eso no quiero que salgais de la habitación.

    MIERCOLES 6
    He conseguido quitar la mancha del ordenador así que voy a llamar a mamá.

    (Llamando a mamá…)

    Yo : Mamá, ya no puedo seguir más aquí,la abuela está loca,nos amenaza con cuchillos por las noches y el abuelo esconde algo en el sótano.

    Mamá: Enseñarme a vuestros abuelos a ver donde están

    Yo:Están ahí,mira,son esos.

    Mamá:Hija,coge a tu hermano,y corred,lo más que podáis.SALID DE ESA CASA YA!!!

    (Mi madre llama a la policía en mitad de la llamada)

    Mamá: Policía?Mis hijos…(no Se escucha lo que dice)

    Nosotros:Mamá pero que pasa?!

    Mamá:No os asusteis,pero esos no son vuestros abuelos,iros ya mismo al sótano a ver que hay ahí y esconderos,rápido!!!

    (Bajamos al sótano y un fuerte olor insoportable entra de repente)
    Abrí la puerta del sótano y habían maletas,ropa de gente mayor manchada de sangre,un bate y un martillo.
    También había un cubo de basura,miré dentro y habían dos cadáveres,eran nuestros verdaderos abuelos muertos!!!
    (Los abuelos entran en la casa)
    Abuelos:Niños…Donde estáis…Uy! La puerta del sótano abierto,que os dije de no entrar allí.Bueno,ya que sabéis que no somos vuestros abuelos,os tendremos que matar a vosotros también,y yo que creía que os habíamos caído bien…

    Nosotros:AAAAAAAAAHHHH!!!

    (Los abuelos cogieron a los niños y los golpearon hasta dejarlos inconscientes y luego les ataron a unas sillas)

    Me desperté y estaba atada a una silla.Cogí algo afilado que tenía al lado y corté la cuerda que me ataba y la de mi hermano sin que se diesen cuenta.
    Cogí el cuchillo y se lo clave a uno de los abuelos que estaban allí.Vi el reloj y eran las 21:57,quedaban 3 minutos para que la abuela se transformarse en la asesina que era,llegaron las diez y intento matarnos pero salimos corriendo a fuera sin que ella nos pillase.

    Vino a tiempo la policía con mi madre antes de que nos atrapase la loca esa.

    DIAS MÁS TARDE

    Más tarde la policía vino a casa diciendonos que ya no había porque preocuparse,estaba la loca en la cárcel.Y también nos dijeron que habíamos sido muy valientes porque habíamos estado conviviendo 1 semana con unos locos que se habían escapado del manicomio y les estaban buscando…

    Total que a la semana siguiente entre en clase,le enseñe la cinta y me puso un 7 porque según el,era una historia inventada que habíamos grabado.

  50. daniel m 2A dijo:

    HAY COSAS QUE NO SE OLVIDAN

    yo siempre he sido un chico muy olvidadizo.
    Era una mañana tranquila cuando desperté, me levante para desayunar y cuando bajé a la cocina, no había nadie.
    Subí a la habitación de mis padres , escuche como unas gotas de agua caían al suelo, me asome, empecé a temblar cuando vi que las gotas no eran de agua si no de sangre. Asustado salí corriendo a llamar a mi madre y su móvil sonó en el cuarto de baño, fui allí y había un olor extraño , me asomé a la bañera, no podía dar crédito a lo que estaba viendo, eran cadáveres metidos en ella. Salí corriendo a la calle a pedir ayuda pero me di cuenta de que no había nadie. De repente empecé a escuchar voces y decidí volver a casa allí me di dos guantazos para ver si era un sueño, pero no, estaba ocurriendo.
    asustado decidí esconderme y me di cuenta que no servía de nada. seguidamente fui ala fabrica de mi padre para ver si se encontraba allí.
    Su fabrica era de maniquíes.,
    cuando llegue la luz estaba encendida, de repente se apago, vi una sombra, la volví a encender y no había nada la apague, noté como algo me tocaba la espalda. Me quede inmóvil de todo lo que me estaba ocurriendo. volví a encender la luz, cual fue mi sorpresa cuando de repente a mis espaldas estaba toda mi familia disfrazada y gritando feliz Halloween.
    De lo que estoy seguro es que seguiré siendo un chico olvidadizo pero el día de Halloween no se me olvidara en la vida.

  51. Esther.G(1ºbachA) dijo:

    Después de aproximadamente dos horas caminando, empezó a anochecer. Cada vez hacía más frío y no sabía donde estaba, por lo que decide parar de andar y pensar que hacer. Escuchó. En medio de la oscuridad de la noche tan solo se oían las ramas de los árboles empujadas por el viento.

    Decidió buscar algún sitio donde refugiarse dentro de aquel laberinto de árboles interminables, y encontró, entre las sombras, una cabaña de madera.
    El hombre, sin pensarlo, se dirigió corriendo hacia la cabaña con intención de pasar allí la noche y ya de día continuar la búsqueda de la salida de aquel bosque.
    Se acercó a la puerta lentamente , y la golpeó con sus frías manos pero no obtuvo respuesta. Muerto de frío decidió entrar, empujó la puerta con fuerza y esta, entre crujidos y destapando la oscuridad de la casa, se abrió.
    El hombre observó que aquella cabaña estaba vacía , a excepción de una cama y unos horrorosos cuadros; toda la habitación estaba rodeada de ellos. Las frías y tenebrosas miradas de las caras de los cuadros apuntaban hacia el hombre, quien, inmóvil y asustado, miraba los cuadros. Con tal de no ver las miradas corrió hacia la cama y se tapó todo el cuerpo con las sábanas.

    A la mañana siguiente el hombre despertó, listo para salir de la cabaña y del bosque . Destapó lentamente su cuerpo y apenas observó el exterior, se llevó una gran sorpresa al ver que lo que realmente se encontraba en las paredes de la cabaña no eran cuadros , eran ventanas….

  52. Santiago Aymá (1Bach A ) dijo:

    Ramón iba caminando despacio, pausado, admirando los altos árboles que delimitaban a cada lado el estrecho y escabroso camino, y los prados verdes que se dejaban entrever a través de los robustos troncos. El ambiente húmedo tan característico de Asturias hacía el trayecto de vuelta a la taberna agotador, y más tras un duro día de pesca en el río, pero esta vez por suerte o por desgracia, Ramón llevaba el cubo en el que deberían ir los peces vacío.
    Se había entretenido en el río intentando que picara al menos una trucha para cenar ese día. Ya había comenzado la puesta de sol cuando llevaba un tercio del camino, un silencio total y casi angustioso se imponía en la penumbra, silencio solo roto por su caminar sobre el barro con las pesadas botas hasta la rodilla que le impedían caminar con comodidad y el ruido metálico y sordo del cubo golpeando la precaria caña roída por el paso del tiempo.
    Cuando el último rayo de sol se desvaneció por completo en la lejanía, Ramón se detuvo y sacó de su bolsa de aparejos una lamparilla de aceite con la mecha desgastada que encendió con una cerilla, una vez estuvo encendida continuó andando por el pedregoso camino.
    En un punto del trayecto, en la inmensidad de la noche vislumbró unas pequeñas luces en la lejanía, pequeños farolillos en procesión llevados por siluetas oscuras que parecían ser personas, aunque las extrañas siluetas marchaban por el lado opuesto de la orilla, Ramón podía percibir la calma tenebrosa y el silencio que los rodeaba, un silencio inquietante como nunca antes lo había sentido, paso tras paso de aquella procesión de hombres apagados y melancólicos, andaban con paso lento, incansable y perfectamente acompasado a un ritmo parecido al de las agujas de un reloj. Tic……………………Tac……………………Tic……………
    Un escalofrío le recorrió todo el cuerpo desde los pies hasta la nuca pasando a través de la columna como si de un rayo se tratara. Mientras caminaba seguía observando con cierto temor la tétrica marcha, esta vez con la lámpara apagada por precaución, tras un rato se percató de que encabezando la marcha había una persona de apariencia normal y con aspecto de ser ajeno a la procesión casi fúnebre que había tras él. Aún así se veía claramente que todas aquellas siluetas caminaban siguiendo al primer individuo.
    La ignorancia no era mutua.
    Las luces fueron desvaneciéndose en la lejanía mientras seguían a su inocente director.

    Cuando por fin llegó a la taberna le estaban esperando como siempre sus amigos y vecinos entorno a una mesa con varios pares de botellas de sidra en el centro, el ambiente era alegre y el lugar estaba animado, nada comparado a lo que acababa de presenciar.
    Estuvieron riendo jugando a las cartas y bebiendo hasta altas horas de la madrugada, y en un momento de silencio entre los asistentes Ramón empezó a contar lo que había vivido aquella noche. A medida que iba relatando lo sucedido veía como las caras de los que le estaban escuchando iban cambiando progresivamente de alegría a un pánico horrible y sensaciones de angustia, no tanto por lo misterioso de lo sucedido si no por el hecho de que él lo hubiera presenciado, comprendiendo lo que a él se le escapaba y anticipando su aciago destino. Ramón, sorprendido por las reacciones de los demás preguntó por el motivo pero nadie le dio una respuesta, tras esto todos volvieron a sus casas y los que habían escuchado a Ramón cerraron a conciencia sus hogares.

    Al día siguiente Ramón cuando anochecía iba caminando lentamente por la misma orilla del día anterior, después de la fiesta nocturna estaba apagado y agotado, caminaba pesadamente y en compañía de el hombre al que seguía la procesión la noche anterior, levantó la cabeza y se dio cuenta, formaba parte de la marcha de muerte.
    Esta vez la encabezaba una anciana.

  53. LOLA BARRIO MICHELENA ( 1º BACH) HALLOWEEN PARTE 2 dijo:

    ” Hola, me llamo Rosa, tengo cincuenta y cuatro años y vivo con mi madre Margarita de ochenta y tres años. Actualmente la han diagnosticado alzheimer.
    Nos hemos venido a vivir a una bonita casa de campo a las afueras. Fue recomendación médica, debe pasar sus últimos meses tranquila.
    Soy su única hija, y ahora su única familia. Mi padre murió hace veinte años. Mi madre lo tiene superado, aunque a menudo me pregunta por él.
    Todavía nos estamos adaptando a nuestro nuevo hogar sin vecinos.
    Mi madre comienza a estar decaída, cada día se nota más.
    La ha dado por quedarse mirando a la nada por unos segundos. Yo hago lo que puedo pero unca es suficiente.
    Me paso el día limpiando la casa mientras ella se queda mirando a algo, de pronto le da por llorar, luego vuelve a quedarse fría y empieza a hablar sola.
    Después de unas semanas, dejó de dormir. Según mi madre, siempre había alguien que no la dejaba.
    Aunque fuesen raras sus excusas, yo no le daba importancia. Hasta que empezó a tenerla.
    No le gustaba tumbarse por miedo a morir, el agua, según Margarita, estaba de color sucio y se negaba a bañarse.
    Odiaba mirarse a los espejos o reflejarse en cualquier cosa. Acababa angustiada.
    Yo nunca entendí realmente qué era lo que la perturbaba. Lo que más me preocupó fue la obsesión con el armario de su dormitorio.
    Me obligó a cerrarlo con llave, no podía estar abierto.
    Yo también noté algo pero nunca se lo conté por miedo a su reacción.
    Los días pasaban aunque el calendario siempre aparecía en julio. Por mucho que lo cambiara, siempre volvía al mismo mes, Julio.
    Nunca le pregunté a mi madre si era ella la que cambiaba el calendario. (Con esta enfermedad, era imposible saberlo con certeza).
    Me gritaba con frecuencia, para provocarme, aunque, al cabo de un rato, ya ni se acordaba.
    Chillaba por todo o por nada, incluso, en ocasiones, su voz era distinta, quizá más grave.
    Necesitaba estar sola, era demasiado para mi mente. ¿Qué ocurría? ¿Qué me pasaba?
    Un día, mientras yo doblaba la ropa, mi madre le rezaba al armario en un idioma imposible de entender.
    Noté su cara más pálida y arrugada que de costumbre, con los ojos gris perla y mirada perdida y cansada.
    Desde luego, no estaba muy bien.
    Al día siguiente todo empeoró, después de tantas semanas con actitud extraña, mi madre se volvió agresiva.
    Dejó de hacerme caso, me perseguía y chillaba con rabia.
    Me tiraba del pelo y de la ropa, arañándome conseguía hacerme daño.
    La encantaba morderlo todo, acababa con los labios y la lengua cortados y sangrando.
    Me costaba dormir sabiendo que mi madre estaba conmigo. Intenté no hacerle caso, pero ella pretendía provocarme.
    Hoy justo estoy en el mes de Julio.
    Creo que todo esto se trata de una señal. He decidido escribir esta carta para que, si en algún momento alguien la lee, entienda por que lo hice. Por mi propia salud.
    Ruego si alguien consigue leer esto, por favor, no siga leyendo y huya lejos y, nunca,por favor nunca,abráis el armario.

    FIRMADO ROSA “.

  54. LOLA BARRIO MICHELENA ( 1º BACH) dijo:

    FIRMADO ROSA

    Un bonito día de julio,una familia llegó a una casa de campo a las afueras de la ciudad con intención de mudarse y empezar una nueva vida.
    Eran dos hermanos, César y Sara, tenían doce y diez años respectivamente, se llevaban bien a ratos.
    Mientras los padres descargaban las cajas del camión, los niños recorrían la casa. Encontraron una habitación grande de piedra, estaba oscura y sucia.
    En frente de la puerta estaba la cama, al lado de un inmenso armario cubierto por una sábana blanca.
    ¡Me la pido! – Dijo César ágil en la decisión.
    Eso no vale, yo también quiero – Se quejó Sara.
    Al final les tocó compartir la habitación.
    Por el momento vivían bien, era verano, la casa era grande, estaba de lujo jugar al escondite.
    Los padres estaban encantados con la casa, había mucho espacio y parecía familiar.
    Sin embargo, Sara no estaba convencida. Ella veía un ambiente oscuro y frío. Le daba miedo subir las escaleras sola hacia su habitación, se negaba a bañarse en es bañera antigua.
    Ella no estaba agusto, cada día era peor, empezó a notar el cambio físicamente; con mareos, vómitos y diarreas…Y, psíquicamente; angustia, miedo constante a todo…
    César preocupado, observaba más la actitud de su hermana.
    Ella se negaba a bañarse, decía que el agua tenía un color sucio. Dejó de comer bien, de hecho, sólo comía moscas. Algo asqueroso según César.
    Por las noches, Sara apenas dormía, tenía pavor a tumbarse, se quedaba sentada mirando fijamente el armario y hablaba sola en un idioma imposible de entender.
    César intentaba explicárselo a sus padres, pero fue inútil.
    Todo lo que decía era tan increíble que lo único que lograba era la risa de su padre y el enfado de su madre.
    Sara dejó de hablar, tenía berrinches continuos y lloraba por todo. Gritaba a su perro con frecuencia con intención de provocarlo.
    Empezó a morder a su hermano y arañarle fuerte para marcarle hasta hacerle sangre.
    Acababan a puñetazos la mitad de las veces.
    Aunque César sabía que estaba mal, se defendía con miedo. Su hermana tenía una voz distinta, como más grave.
    Por días, empezó a quedarse pálida y con notables ojeras. Tenía los labios cortados y sangrando de tanto morderlo todo.
    Parecía que tenía la rabia, juraba César.
    Un día, enfadado, corrió a contarle sus investigaciones sobre su hermana pequeña a su madre.
    Ella, cansada de tantas historias, castigó a César a su habitación a pensar en las barbaridades que decía sobre su hermana.
    Enfurruñado, César se encerró de un portazo y se sentó rojo en la cama.
    Notó una extraña sensación. Algo captó su atención.
    Parecía un ruido, provenía del armario.
    César, atento, percibió el llanto de su hermana y, con más temor que precisión, quitó las sábanas blancas y se atrevió a llamar. Tras unos instantes, la puerta se entreabrió lentamente provocando un crujido estremecedor. Entonces lo vio. Su hermana se encontraba arropada por una anciana, con rostro desencajado y desfigurado.
    César gritó.
    Los padres subieron alarmados y, cuando abrieron la puerta, encontraron un espacio vacío y tenue pero ordenado con una carta encima de la cama. Indecisos, leyeron.

    <>.

  55. Aytana R ( 2ºA) dijo:

    PÁNICO EN EL GIMNASIO
    Érase una vez una joven adolescente que vivía con su familia en un pueblo muy pequeño. A ella le gustaba vivir allí mucho, tenía muchos amigos. Llegaba el día más esperado por muchos LA NOCHE DE HALLOWEEN, decidieron celebrarlo en el gimnasio del cole.
    En la fiesta decidieron jugar a la ouija, para ellos era un juego. Pero cuando se dieron cuenta de que les contestaba a lo que preguntaban ellos se empezaron a correr y otros se quedaron paralizados. Uno de ellos empezó hablar en lenguas extrañas, ninguno le entendía.
    Cuando empezaron a salir del gimnasio vieron escenas escalofriantes. Y vieron que la ouija empezó a escribir FUE UN ERROR CELEBRAR ESTA NOCHE cuando empezaron a relacionar lo sucedido se dieron cuenta de que en el gimnasio del cole hace unos cuantos años hubo una desgracia. Unos niños hicieron bulling a un compañero que el cual perdió la vida y juró venganza

  56. Paula G.M (2ºA) dijo:

    Era una noche de Hallowen y un grupo de cuatro amigos llamados David ,Alejandro ,Merce y Andrea.Querian celebrarlo a lo grande, entonces Alejandro dijo que su familia no iban a estar en su casa esa noche. Los amigos decidieron dar una pequeña fiesta privada en casa de Alejandro. Tenian pensado hacer muchas cosas esa noche que estuvieses relacionado con hallowen y juegos de miedo. Al rato uno de los amigos David decidió sacar la famosa tabla de ouija y dio la idea de que empezasen jugando a ese juego, los amigos se juntaron haciendo un circulo, uno de ellos insinuó que alguien debía hacer como de medium que se encargara de dirigir el tablero y escogieron a Andrea que era una chica tímida y la miedosa del grupo. La pobre chica acepto, y empezó la noche con los espiritus, depues de unos minutos acabaron conectando una supuesta chica que se hacia llamar Silvia, decía que era de ese mismo barrio donde vivian los amigos. Tras una larga sesión de preguntas decidieron empezar a jugar con otra cosa. Andrea se levanto del circulo donde se encontraba con sus amigos para ir al baño, subió sola y la pareció ver una sombra acercarse a ella, entonces de repente oye un grito, se giro y vio a Alejandro (el dueño de la casa) caerse delante suya con un cuchillo clavado en el cuello. Andrea gritando bajó corriendo a avisar a sus amigos, se dio cuenta que sus amigos habian sido asesinados de manera brutal nunca habia visto algo así. Trato de salir corriendo a pedir ayuda, pero por lo nervios que tenia Andrea se desmayo. Al rato la policía alertada por los vecinos llegó y encontró a la joven bañada de sangre, la policía se pregunto que había pasado, hasta que vieron un video que grabo Alejandro. Se veia como Andrea friamente mato a sus amigos y fue encarcelada por homicidio aunque siempre lo nego. Desde ese día los vecinos comentan que no se creen que fuese ella, sino Silvia, quien entro en el cuerpo de esa joven muchacha para acabar con todos sus amigos. FIN

  57. Beatriz P. (3º ESO A) dijo:

    Corría y corría aterrada de aquellos espantosos ruidos que me perseguían por las infinitas escaleras,no me atrevía mirar que se encontraba de tras mía corriendo y soltando horribles rugiendo.

    Por unos segundo,ya no escuchaba nada. Me negaba pararme y observar donde desapareció la criatura. Al llegar al final de las escaleras me encontré con un profundo pasillo,oscuro y melancólico .
    Me sentía tan cansada que decidí detenerme aunque sabia que no era una buena opción . Pare y tome un largo suspiro,intentando recuperar mi aliento y tranquilizar mi desesperada respiración . Suspiro tras suspiro, el ambiente se volvía frió e incomodo,como si fuera que una presencia se encontraba a mi alrededor, en eso percibí una respiración caliente chocando con mi nuca. Un horrible y aterrorizado escalofrió invadió mi débil cuerpo . Trague con dificultad saliva.
    Mis emociones se mezclaban,quería gritar,romper en sollozos y echar a correr,pero con un gran temor de que la presencia o criatura que se encontraba detrás mía me atrapara.
    La criatura no hacia ningún movimiento,solo sentía su respiración en mi nuca . Sin poder tolerar mas, pequeñas lagrimas empezaban a deslizarse por mis mejillas, mi respiración cada vez aumentaba mas y mis latidos,latían desesperadamente creyendo que en cualquier momento mi corazón saldría de mi pecho.
    Sabia que no tendría otra elección que el camino de la muerte,pero sentía una segunda oportunidad.
    Con todas mis fuerzas empece a correr lo mas rápido que podía,guiándome de la luz que se encontraba al final del largo pasillo, a una pequeña distancia escuchaba los gritos de la horrible criatura que desconocía, oía sus fuertes pasos dirigiéndose hacia mi.
    Mi cuerpo ya no me daba el permiso de correr,mis pasos iban disminuyendo poco a poco.
    Por suerte a mi izquierda se encontraba una puerta,la abrí rápidamente y entre . Era una pequeña habitación parecida como las de los hospitales,había una cama,un pequeño sofá al lado y un gran armario.
    Escuchaba los gritos de la criatura cada vez mas cerca,me agache y me escondí debajo de la cama .De golpe la puerta se abrió de un portazo, aterrorizada me tape la boca con las manos para no sacar ningún sonido, al bajar un poco mi mirada podía distinguir las piernas de la criatura,tenia una piel muy blanca,unas piernas deformes y huesudas. El ser empezó a adentrarse mas en la habitación,veía como cada paso suyo se acercaba mas donde me encontraba yo, mis latidos se aceleraban descontrolada mente y mis lagrimas ya no aguantaban,solo pensaba “este es mi final”.
    El monstruo se paro en frente de la cama,sus piernas estaban a unos centímetros de mi rostro. Se quedo parado sin hacer un solo movimiento.
    …. (silencio)
    Sin poder soportarlo mas y darme por rendida rompí el silencio con un sollozo. El bicho se agacho bruscamente,haciendo encontrar nuestras miradas. Era horrible,su rostro pálido,sus ojos negros y sin fin y una sonrisa malévola . Solté un grito y el ser me jalo del cuello con sus largos brazos y sus uñas afiladas . Me levanto a la altura de su rostro espeluznante,lo ultimo que pude percibir fue sus negros e infinitos ojos,para después convertirse todo negro.

  58. Valentina Rojas Jiménez dijo:

    Era un día normal en la vida de Eddie, un joven adolescente que atendía a la escuela secundaria de Maine, tras un largo martes de séptima hora, el día escolar llegaba a su fin para el joven adolescente. Al llegar a casa, para su sorpresa, sus padres no estaban en el domicilio, esto, le resultó realmente raro, puesto que sus padres solían estar en casa a diario, a medida que el pulso del joven chico se aceleraba por la incertidumbre que le rodeaba y le estaba jugando una mala pasada, nuestro personaje principal se percata de que su perro, Duke, tampoco estaba en el domicilio. Tras intentar llamar repetidas veces a sus padres y familiares sin respuesta alguna, la mente del adolescente se estresa a medida que el miedo se apoderaba de su joven corazón.
    De un momento a otro, una brillante idea sobrevoló la mente de Eddie, llamar a alguno de sus compañeros de clase, Eddie, extremadamente nervioso, sacó su teléfono móvil del bolsillo delantero de su pantalón, llamó a Peter, fiel amigo y compañero suyo, el cuál le comentó que se encontraba en la misma situación, Eddie, totalmente apoderado por el miedo salió a la calle, dónde se dio cuenta de que toda su calle estaba totalmente desierta, Eddie y todos sus compañeros se reunieron en el parque en el que solían quedar, lo único que tenían en común era el terror en su rostro y la desolación de no saber qué había pasado.
    De un momento a otro, mientras el caos reinaba en la conversación de los chicos de último año de instituto, de repente, unas figuras encapuchadas y con máscaras de gas salió del bosque que rodeaba el parque, eso, fue lo último que ví.

  59. Carla Di Stefano (1º Bachillerato A) dijo:

    Un día lluvioso como otro cualquiera, una chica estaba mirando hacia la ventana de su habitación, mientras sus padres cenaban tranquilamente en la planta baja, pensativa e inquieta, pero a la vez curiosa por lo que había estado sucediendo últimamente en su casa. Al principio no le dio importancia, estaba completamente segura de que era solo una coincidencia. Que podía ignorarlo y seguir adelante con su vida, pero esas extrañas sensaciones no cesaban y cada vez le inquietaban más.
    El primer suceso inexplicable ocurrió hace 2 años al encontrar una camiseta perfectamente colocada en su armario. Al acercarse a ella, le resultó extrañas unas iniciales en negro en la parte superior de la desconocida camiseta. R.J eran aquellas iniciales, que le produjeron un escalofrío.
    Al año siguiente, la misma noche del último día de octubre, apareció en su estantería un libro que jamás había visto, viejo, marrón y con varias hojas rotas y arrancadas de manera brusca. Ella había decidido ignorarlo por completo pero aquellas sensaciones no se lo permitían así que decidió observarlo más detenidamente, pero sorprendentemente encontró varias páginas de las que no se había percatado anteriormente. En ellas habían varias frases resaltadas de una manera peculiar. Al descubrir que estaban marcadas por una curiosa tinta roja granate se asustó y se negó a volver a abrirlo.
    Mientras observaba la lluvia caer, se decidió por descubrir de donde había aparecido aquel libro y si la sospechosa camiseta estaba relacionada con este otro suceso. Tras varias horas, pudo encontrarles un significado a aquellas frases. Eran unas direcciones que le llevaron directamente a un cajón de su escritorio donde encontró un sobre. Lo que encontró en él le dejó estupefacta. Era un carné de conducir de un chico unos años mayor que ella, pero lo que le aterró más fue el apellido de aquel chico el cual era el mismo que el suyo, pero aquello era completamente imposible. Antes de que pudiera dar crédito a lo que estaban viendo sus ojos, escuchó unos pasos detrás suya que cada vez se oían más y más cerca.
    Sus padres al oír un fuerte ruido proveniente de una de las habitaciones de la planta superior fueron a investigar cual había sido el causante de aquel ruido, pero al entrar en la habitación no encontraron nada extraño.
    Carla Di Stefano (1º Bachillerato A)

  60. Adrian.C dijo:

    Texas 2019

    El comportamiento de Michael parecía normal,hay niños que tienen amigos imaginarios,juegan con ellos, les hablan…, se hacia llamar Tom. Con la mudanza a la casa del bosque , había que guardar todo en el sótano y con lo que no contaban es la presencia de cajas en el lugar dado que la casa era antigüa . Tom se quedo mirando una de las cajas y al ver aquella foto , sorprendido, llamó a sus padres, es Tom! Es Tom! La foto era de un niño y la fecha era del año 1850 con la casa de fondo… De repente se apagaron las luces y todo quedó en silencio…

  61. Asier M.(2ESOA) dijo:

    En una noche oscura y fría, una niña de siete años llamada María Moreno, se fue a dormir muy tarde porque estaba una de sus películas favoritas, Los Descendientes 2. Sus padres ya se habían ido a dormir hacía un buen rato y su hermano estaba en su habitación estudiando biología y geología porque tenía un examen al día siguiente, cuando termino la película se fue a la cama corriendo porque sino sus padres la iban a regañar, cuando ya estaba metida en su cama, su hermano fue a comprobar si estaba dormida, cuando observó que estaba dormida se fue a su cama.
    A mitad de la noche un ruido extraño se escuchó por el salón, María se despertó asustada y salió corriendo a la cama de sus padres, les llamo con insistencia diciendo que había entrado alguien a la casa, bajaron el padre y la madre miraron haber que había, María se quedo arriba con su hermano Marcos, pasada una hora los padres de María y marcos no subían. Marcos cogió un bate de béisbol que le había regalado su abuelo y bajaron los dos al salón, Marcos delante de María, cundo ya estaban abajo, Marcos miro y encontró al padre tirado en el suelo con un gran charco de sangre y a la madre colgada de la lámpara, empezaron a gritar y a llorar Marcos fue corriendo a por el hombre que había matado a sus padres y empezó a golpearle con el bate fuertemente sin temor a lo que le podía pasar, María salió corriendo a la calle gritando y pidiendo auxilio. El hombre se levanto aturdido por los golpes pero pudo disparar y herir a Marcos y a María consiguió alcanzarla en el jardín de la casa, cogiéndola del pelo y tapándole la boca consiguió meterla en el coche y huir a toda velocidad.
    Por la mitad del camino el hombre se quito la máscara y paró a atar y amordazar a María en el maletero, la llevaba a un lugar abandonado donde tenía a más niños enjaulados, cuando llegaron, la bajo del coche y la puso en una camilla atada, María intentaba escapar pero era inútil, la inyectó con una jeringuilla un liquido por el brazo y se quedo adormilada.
    Cuando ella se despertó, estaba en la cama sin amordazar y muy nerviosa, corrió hacia la habitación de su hermano y comprobó que estaba dormido, luego fue a la habitación de sus padres que también estaban durmiendo, se tiro al suelo y se puso a llorar, se levantaron sus padres y la dijeron que le pasaba, ella se levanto y les dijo que había tenido una pesadilla horrible. FIN

  62. LUIS B.(2.A) dijo:

    REDACCIÓN DE HALLOWEEN
    Una fría noche en el campo de al lado de Arganda del Rey,La Dehesa estaban perdidos en una excursión del colegio dos alumnos y un profesor ,iban sin rumbo no sabían donde iban a parar estaban caminando oyendo voces gritos de niños de perros muriendo o ladrando .El profesor siempre les decía a sus alumnos que no se preocupasen que no había nada en aquel bosque pero todos los sonidos se iban acercando cada vez mas a ellos y se escuchaban mas altos ,hasta que el profesor dijo que iba a buscar en unos arbustos mientras los niños muertos de miedo se quedaron esperando cinco minutos hasta que volviera el profesor y los dos oyeron un ruido entras suya ,y un alumno le dijo al otro:Vas a tener que mirar tu detrás porque yo no me puedo ni mover del frió y del miedo.Se dieron media vuelta los dos y había un hombre muy alto con capucha negra y con bata negra sosteniendo la cabeza de su profesor,y detrás de el había una guillotina,y dijo el hombre alto:Los próximos sois vosotros.

  63. Sergio.C.B 2A dijo:

    Hace muchos muchos años una mujer llamada emiko vivía felizmente en un pueblo al sur de mexico.La mujer al cabo del tiempo cayo enferma decía que por las noches soñaba con una mujer que no paraba de llorar sangre , y emiko empezó a volverse loca hasta que un dia la policía encontró dos niños ahogados en un lago no muy lejos de la casa de emiko.La policia fue a la casa de emiko para decirle que había pasado cuando llegaron solo encontraron al padre triste y asustado la capitana de la policía llamada dinah le pregunto al padre que había pasado, el lo único que le pudo decir es que encontró una foto en su móvil de el durmiendo lo raro es que esa noche el dormio solo en la casa,emiko llevaba una semana desaparecida.Dinah empezó a buscar información sobre el tratamiento psicológico que le hicieron a emiko por las pesadillas que tenia.En un documento que encontró ponía que soñaba con una leyenda llamada la llorona, dinah se asusto cuando vio eso porque vio también una noticia donde ponía que emiko se había escapado del hospital hace tres días, entonces ella descubrió que emiko se había convertido en la llorona…

    Fue a decirlo a la policía pero de repente las luces de la casa se apagaron en el pasillo se oia un ruido como si alguien estaría frotando unas cuchillos dinah desconcertada fue a mirar que pasaba , cuando llego la luz parpadeaba y había dos cuchillos llenos de sangre en el suelo ella se asusto fue corriendo a la puerta.En su habitación se oyo a una niña llorar por el pasillo se arrastraba esa niña sin las dos piernas , empezó a reírse y asesino a dinah lentamente, nadie sabio nada de dinah desde ese dia…

  64. Alberto de la Torre dijo:

    El olvidado
    24 de octubre de 2017, amanecía otro aciago día para él.
    Se trataba de un muchacho celoso y trabajador y que, sin embargo, apenas recibía el reconocimiento por su empeño y su labor que otros si recibían por rascarse la barriga.
    Su situación era, de forma constante, la fábula de la cigarra y la hormiga, sólo que invirtiendo las posesiones de ambos insectos.
    Antes de ir a clase, mirose al espejo tratando de encontrarle un sentido, por mínimo que fuese, a su vida servil.
    Sin pena ni gloria en la vida, escuchaba atento las explicaciones de los profesores y tomaba apuntes de lo que lograba escuchar y retener. Su cuaderno, lleno de diagramas, sucio y de pésima letra no se comparaba para nada con los apuntes que realizaba, posteriormente, en casa; claros, limpios y detallados.
    En sus ojos cansados de no dormir perlaba un sentimiento de angustia que, mezclada con miedo, soledad y melancolía, formaban un negro y ponzoñoso pastel de emociones y sensaciones frías y negativas. Su pupila reflejaba un vidrio cortante de las córneas que las hacía sangrar lágrimas de mar. Una inmensa serie de desfalcos, traiciones y…algún que otro mal amor, habían tornado su alma de un tono bruno cual callejón sin iluminar al caer la noche.
    A su alrededor podía observar humanos carecientes, al parecer, de humanidad. Ninguno hablaba o relacionábase, o al menos no con él. Parecían muertos en vida, sin sentimientos, sin emociones, sin preocupaciones y, en definitiva, sin alma.
    Se sentía estar encerrado en una jaula transparente para él, pero que lo hacía desaparecer de la vista del resto, o bien sólo lo difuminaba de forma permanente u ocasional, pues aparecía de vez en cuando ante los ojos vacíos de vida de aquellos que lo rodeaban. Nadie sabía qué se le pasaba por la cabeza, si bien era un lunático planeando atentar contra vidas “inocentes”; o bien era un genio incomprendido que reflexionaba de cosas que pasaban desapercibidas al entendimiento humano.
    Tras el lento pasar de las horas bajo la atenta mirada del reloj, quedaba ya poco tiempo para retornar a casa.
    Repentinamente, uno de aquellos cuerpos sin vida acercósele y preguntole: “Oye, ¿no tendrás hechos los ejercicios de mates? ¿Me los dejas? Porfa…”
    En realidad aquel chico nunca existió. Preguntó un alumno a los otros si le pasaba algo y la respuesta de todos fue que no sabían quién era.
    Juguete roto
    Sin ánima, soy un objeto.
    Yo soy aquel libro de química
    que ves antes del examen
    y luego, muerto de risa.
    Yo soy la calculadora
    que tú usas en aritmética
    y que, sin motivo alguno,
    estando nueva, la tiras.
    Yo soy aquel pobre desgraciado
    que para ti se da prisa
    y, sin embargo, a ti
    casi siempre, se te olvida.
    Yo soy la célula muerta
    bajo tu actividad vírica,
    de la que te aprovechaste
    y arrebataste la vida.
    Dijo que no somos nada
    una cresta pensativa.
    No soy, pero tú tampoco;
    yo no sé qué te creías.
    Y esta vez, en esta guerra,
    a ambos se nos perjudica.
    Ahora es cuando decides:
    ¿qué fui yo para ti en vida?
    Si un objeto a tu libre uso
    o una ridícula hormiga,
    que cuanto más la espachurras,
    más le gusta que se lo hagas.
    Nota del autor
    Sí, muchos estaréis preguntándoos: ¿a dónde va este tío con una historia tan ridícula y un poema? Pero, pensad que no hay nada que dé más miedo que la gente que se acerca a ti solo por el interés.
    Pasad una buena noche de brujas y no bebáis demasiada sangre, que el hierro de la hemoglobina es malo en exceso.

    Alberto de la Torre (1º Bachillerato A), el 30 de octubre de 2019.

  65. Adrián G. 2F dijo:

    Era 31 de octubre, me levanté a las 00:00 de la noche para ir al instituto, llegué 2 minutos después ( no sé cómo ), y me encontré a mi profesor de lengua ( Álvaro ) y le pregunté :
    – Álvaro, ¿ Qué haces aquí tan pronto ?
    – No es pronto, estamos llegando tarde .
    Y se fue corriendo.
    Yo fui hacia mi clase, como todos los días, pero ( al llegar ) observéque la puerta estaba abierta y con las luces apagadas. Entre y encendí la luz y, al fondo, dislumbre la silueta de alguien. Descubrí que era Álvaro, de repente movió su cabeza unos 180 grados y gritó :
    – ¡¡¡Exaaamen sorpreeesa !!!
    Salí de mi trance, sudando y tumbado en la cama mientras pensaba :
    – Menos mal que solo a sido un sueño.
    Mire hacia la puerta y ví un examen flotando, parpadeé y lo perdí de vista. Mire por toda la habitación y lo encontré en mi escritorio. Encima había una nota en la que ponía :
    No puedes escaquearse, tienes que hacer el examen…
    ANÓNIMO

  66. Marta R(1ºBachillerato A) dijo:

    El sotano.
    Desperté aquí dentro hace un rato, en este sótano oscuro y húmedo. No sé dónde estoy ni cómo llegué aquí, lo último que recuerdo fue irme a dormir en mi habitación.
    Ya ha pasado por mi cabeza la posibilidad de que todo esto sea una pesadilla, pero el dolor que siento en mi costado derecho desechó la idea con rapidez.
    Vuelvo a intentar detener la sangre haciendo presión como me enseñó mi padre, él es médico, y me ha enseñado muchas cosas, entre ellas que no aguantaré mucho tiempo así antes de morir desangrada. Intento mantener la presión, pero el dolor y el cansancio hacen que desista después de unos segundos.
    Consigo reunir el valor necesario para mirar el corte intentar evaluar la gravedad, pero al mirarla sé al instante que algo va mal. La sangre es de un color muy oscuro, creo que negra, aunque la oscuridad del sótano no me deja ver bien. Ignoro el miedo que se acumula en mi garganta haciendo mi respiración pesada y decido intentar salir. Me levanto jadeando por el dolor y comienzo a caminar.
    No pasa mucho tiempo cuando empiezo a oír susurros y mi corazón se detiene por un segundo cuando identifico su origen. Hay un chico en el suelo. Él se encoje y tiembla mientras murmura cosas que no logro entender. Y de repente para y levanta la cabeza en mi dirección tan bruscamente que doy un paso atrás instintivamente.
    —Ayúdame—susurra.
    —¿Estás bien? — pregunto, mientras me acerco con los músculos tan tensos que me duelen.
    —Me duele—llora. Intento acercarme, pero el mareo por la pérdida de sangre me hace caer al suelo. Lo que antes era el suave murmullo de las cañerías incrementa hasta hacer que mis oídos sangren y el dolor en mi cabeza se vuelva insoportable. De un momento a otro mi vista mejora y consigo ver a través de la oscuridad como el pecho del chico se detiene. Y a su lado está él, mirándome sin expresión, con su bata y el cuaderno que le regalé por el día del padre. Me alejo rápidamente mientras la sangre baja por mi nariz y el dolor aumenta y lo último que escucho es su voz.
    —Experimento fallido—

  67. Miguel Ángel Gámez Navarro dijo:

    ARMA DE DOBLE FILO

    Una enfermera de un prestigioso hospital de Madrid, llamada Carolina, empieza a preocuparse debido a las sangrientas muertes de algunos de sus pacientes. Carolina no entiende como ha podido ocurrir y que nadie haya notado ni visto nada, ya que en el hospital siempre había enfermeros y doctores. Sin poder soportar otra muerte, decide quedarse esa misma noche a vigilar.
    Al caer la noche, se sienta muy seria en el mostrador del pasillo con el teléfono de la policía en marcación rápida.
    Sobre la una de la mañana, el sueño consigue vencerla y se duerme, comenzando en ese momento a escucharse pasos muy lentos pero seguros… efectivamente, era el asesino, con forma humana desplazándose por el pasillo, al llegar a la habitación 203, se detiene un instante y entra, en ella dormía plácidamente una adorable anciana, con la que Carolina había hablado previamente durante algunos de sus turnos.
    Como si para ella solo hubieran pasado unos segundos, se despierta y observa que la puerta de la habitación 203 está abierta, muy agitada acude rápidamente encontrándose una escena horrible, a la dulce anciana rodeada de sangre.
    Pasados unos meses sin que la policía diera con el asesino, Carolina vuelve al turno de noche y un oscuro presentimiento recorre su mente, haciéndole revivir la noche del asesinato de la ocupante de la habitación 203, decidida a no permitir que vuelva a ocurrir algo tan horrible, todavía traumatizada y desesperada, se conjura para no dormir y en caso de aparecer el asesino detenerle a toda costa.
    Tras unas horas de trabajo sanitario monótono y sin ninguna incidencia, la calma y el silencio vuelven a la planta, Carolina se relaja en la pequeña sala de descanso del personal, quedándose levemente dormida leyendo.
    De nuevo el asesino, como queriendo retar a la enfermera, aparece esta vez emitiendo un leve silbido muy tenue pero molesto. Al llegar nuevamente a la habitación 203, entra y dirige sus pasos hacia el ocupante de la misma, un hombre joven que se había roto una pierna cuando reparaba un tejado, el desconocido coge una de las almohadas que se encontraba a los pies de la cama y se la pone en la boca apretando con intención de acabar con su vida, pero no ha tenido algo en cuenta, el joven no está tan enfermo como él pensaba y lucha, logrando agarrar una botella de suero que se encontraba en la mesita de noche, golpeando con fuerza al agresor en la cabeza.
    El asesino, herido, sale de la habitación y dando tumbos, entra en el baño. Se sitúa frente al espejo del lavabo y al mirarse en el, ve el rostro ensangrentado de una mujer, ese rostro, no es otro que el de Carolina, ha sido ella desde el principio, ella mató a todos esos pacientes.
    Pasadas unas horas Carolina se despierta con las manos llenas de sangre seca y con la imagen del espejo en su mente. Al cabo de unos segundos, se da cuenta de que ya no está en el hospital, si no que ahora se encuentra en una habitación blanca vacía y de paredes acolchadas. Por su experiencia como enfermera, se da cuenta de que la habitación en la que se encuentra es la de un psiquiátrico y que por más que quisiera evitarlo, ese sería su destino durante mucho tiempo.

    Miguel Ángel G.N. (1º A Bachillerato)

  68. Óscar.G.H(2 ESO A) dijo:

    Jalogüin

    Todo empezó unos días antes, Héctor y su pandilla iban juntos por la calle. Estaban a unos minutos de llegar al lugar donde, unos días después les iba a ocurrir lo peor que les había pasado hasta el momento.
    Ya era por la mañana cuando su madre le dijo a Héctor de despertarse. Era una mañana cálida y con una niebla que parecía que era interminable. Héctor estaba esperando el autobús del colegio ,cuando de repente una voz muy aguda le hace mirar hacia todos los lados. En ese momento no sabia que hacer ya que se había quedado un poco asustado, estaba deseando que llegase el autobús. No se lo había contado a sus amigos porque no le había dado tanta importancia.
    Acababa de acabar el colegio, el como siempre, nada mas salir, se dirijia hacia el autobús. Faltaban escasos cinco minutos para que el autobús le dejase en su parada, cuando de repente mira por la ventana del autobús y ve a un hombre señalándole y corriendo detrás del autobús sin parar de señalarle. Eso a Héctor le asusto mucho. Al salir del bus, en el mismo lugar de la voz de antes , volvió a escucharla pero ahora si que decía algo y lo escucho perfectamente. Esa voz decía (NOCHE DE JALOGÜIN).
    Hector pensaba que era todo cosas de su cabeza pero supo que no era de su cabeza cuando se fue a domir. Esa noche Héctor soño lo que había hecho ese dia pero veía que era algo raro ya que no se veía desde su perspectiva. Se vio en el bus, el veía la perspectiva del que le persegía y cuando estaba a punto de despertarse el hombre que le perseguía dijo “VOY A POR TI HÉCTOR”
    Héctor se despertó como el típico sueño que te tiras de un edifio y antes de caer te despiertas , pues igual. Salio corriendo a la habitación de sus padres, pero no les dijo la verdad, les dijo que había sido el típico sueño que te tiras de un edificio, ese fue su error.
    Ya era la noche de “JALOGÜIN” Héctor junto a toda su pandilla iban disfrazados , pensaba que el era el que mas miedo daba y asi era pero faltaba una persona que faltaba por llegar a la fiesta . Héctor cuando le vio le recordó a alguien muy cercano , tan cercano como el del sueño, tan cercano como el que le señalaba cuando se dio cuenta de que era el hombre salió corriendo de la fiesta intento iba directo a su casa estaba a quientos metros de su calle. Miro hacia atrás no veía nadie, miro hacia delante y tampoco , pensaba que estaba a salvo cuando de repente…
    Lo siento pero te quedas con la intriga.
    FIN

  69. Lucía D.(3ºA) dijo:

    La mujer terminó la cena y la sirvió en un plato para su marido.
    -¿Qué tal está la cena?-le preguntó la mujer al hombre,esperando que le hubiera gustado.
    -Está realmente delicioso-contestó él alabando la cena de su mujer-¿Por qué no la habías echo antes?-añadió.
    -Porque no me lo habías pedido-dijo ella como si fuera lo más obvio del mundo.
    -¡Hijo baja a cenar,tu madre ha hecho una cena deliciosa!-gritó el hombre.
    -Él ya está aquí-añadió la mujer con una sonrisa mientras miraba la comida-me pediste que nuestro hijo estuviera en la cena.

  70. Iris S. (1º bachillerato A) dijo:

    Él se encontraba en el hospital. Tenía cables por todo el cuerpo que se enchufaban a extrañas máquinas. El hecho de no recordar nada del día anterior no le alarmó, pues despertarse al día siguiente sin acordarse de los sucesos pasados se había convertido en rutina para él. No sabía qué ocasionaba estos episodios, pero siempre tenían algo en común: su mujer. Ella siempre actuaba como si nada hubiese sucedido, como si recogerle en el hospital cada semana fuese de lo más normal. Era su hijo quien le contaba qué había pasado. Esta vez, había intentado suicidarse ingeriendo decenas de pastillas, pero extrañamente, su mujer siempre llegaba a tiempo para salvarle. Él no entendía por qué lo hacía, no encontraba motivos para querer quitarse la vida.
    Él era feliz.
    Ella era una persona puntual, jamás acudía más tarde de las 12 del mediodía a recogerle. Sin embargo, esta vez llegó antes de lo habitual, demasiado pronto incluso para ella. No vestía la carariñosa sonrisa que la caracterizaba, sino una distante, maliciosa. se acercó a él y sin razón alguna, lo recordó. Él no se había tragado las pastillas, ella se las había metido en la boca y le había hecho tragarselas a la fuerza mientras su hijo le sujetaba de pies y manos. En lugar de levantarle y ponerle en la silla de ruedas, su mujer, ansiosa por deshacerse por fin de él, desconectó los cables.

  71. victor.S.(2ESO) dijo:

    Un día , Juanito un alumno de la escuela , estaba dando un paseo por el campo con sus amig@s , era por la noche , y decían que había un animal con silueta de niña , que aullaba y corría por el bosque , cuando había luna llena . Entonces Juanito se desesperó , porque no visualizó nada en aquella noche en el bosque , pero pero al día siguiente una alumna nueva se metió en la clase de Juanito . Se comportaba raro , tenía bastante pelo , uñas largas como las de un lobo y se lamía la mano de vez en cuando . Juanito espero , y cuando salió la luna llena , persiguió a su compañera de clase hasta el bosque . Desde ese momento , la perdió de vista . El estaba asustado , hasta que sintió el aliento cálido de un depredador en su nuca . Se dio la vuelta y vio a la chica más bella , hermosa , peluda y mal oliente del instituto . Se enamoró de ella al instante Y ENTONCES FUE CUANDO DESCUBRIÓ SU INQUIETANTE MIRADA…….
    A pesar de todo eso , FUASHHHH!!!!!!! , Juanito desapareció . En el instituto habían carteles , fotos y un mechón de el en una pequeña bolsa transparente . Todo el instituto estuvo llorando por él durante semanas y sus familiares el triple . Sus amig@s iban al bosque todas las noches de luna llena para buscarle con el alma destrozada . Era una pesadilla echa realidad .
    Dos meses más tarde empezaron ha escuchar aullidos por las noches de luna llena , la niña loba ya no iba a las clases desde que pasó la tragedia , entonces Marta , su hermana , mayor de 20 años , era la más afectada de todo ello , porque no tenía tiempo para ver a su hermano y la última vez que le dirigió la palabra a Juanito era con insultos desagradables . Juanito era rubio con ojos verdes , bastante pálido , con gafas de Harry Potter y no se duchaba , era un cochino . Era majo y se portaba bien .
    Pero nadie lo sabía , pero Juanito seguía vivito y coleando , pero estaba en un bosque mucho más lejano , ese bosque daba más miedo y habían más lobuniños . El estaba feliz pero quería ver a su familia .
    Sin embargo , Juanito y la niña loba , cuyo nombre es Clotilda , recogieron a muchos más lobuniños , hasta formar un mini ejército , esperaron hasta Halloween , porque su plan era matar a todo aquel que viesen por la calle y aprovecharían el ambiente tétrico y miedoso para alimentarse de el miedo de las personas . A Juanito no le parecía bien matar a personas inocentes , así que se escapó y fue hasta su casa , caminando durante horas .
    Cuando sus padres vieron a Juanto vivo , casi se mueren de un infarto , después de horas de alegría , les contó el maléfico plan de la niñaloba y lo hablaron con el Alcalde . Al día siguiente todo el pueblo se preparó con francotiradores , rifles de asalto , escopetas recortadas , subfusiles tácticos y explosivos . Era un pueblo de respetar así que esperaron con mini barreras a que fueran los lobuniños y le fusilaron a todos , pero cuando parecía que todo había acabado , apareció un lobo más grande de lo normal , media casi 4 metros de altura , 1 metro de ancho y tenía uñas largas y afiladas como sus dientes y tenía un aspecto con cicatrices y terrorífico . Fue una lucha larga perdieron a muchas personas queridas del pueblo , pero un niño tiró una granada como si fuera un juguete con apenas fuerza , a la boca del lobo antes de que se comiera al niño . Todo fue un milagro gracias a Juanito y al bebe . A partir de ese momento no hubieron más tragedias en el pueblo y vivieron felices el resto de sus vidas .

  72. Paula P ( 3 ESO A) dijo:

    Se acercaban las doce de la noche María ,Álvaro ,Roberto y Cristina vivían en un pequeño pueblo escondido donde casi todo era campo ,estaban ansiosos por salir a pedir caramelos como hacían todos los años .Antes de salir la madre de Álvaro les dijo que no fueran a la casa que había enfrente del cementerio porque en el pueblo se decía que todos los niños que iban a pedirle caramelos les mataba .Llegaron las doce y los niños decidieron salir para pedir truco o trato ,al llegar a la casa ,escucharon un grito y sintieron un escalofrio ,cuando llamaron al timbre la puerta se abrió sola ,decieron pasar para aver que había ,segun iban caminando por el pasillo una muñeca de porcela cayó en su camino ,pero no pareció asustarles ,encontraron dos sillas frente a una chimenea y una caja de música que de repente se abrió sola y volvieron a escuchar un grito ,se dieron cuenta que el grito venía de la parte de abajo de la casa ,decidieron bajar,se encontraron una puerta y decidieron pasar ,al pasar vieron a un hombre con el rostro tapado y vieron como descuartizaba varios cuerpos ,fue entonces cuando se dieron cuenta de que lo que decían en el pueblo era verdad y salieron corriendo ,nunca mas volvieron a salir en hallowen

  73. Héctor T. (3ºA) dijo:

    Los humanos también saben lamer:
    Me desperté entre sudores fríos, saqué mi mano para saber si mi perro estaba ahí, y así fue. No pude dormirme, hasta que sonó un ruido extraño en el interior de mi hermano. Era una casa antigua así que saqué la mano para que me lamiera mi perro la mano, y volvió ha sonar. Estaba harto así que me levanté a ver que pasaba en el armario, cuando abrí las puertas y corrí toda la ropa. Se me paró el corazón, era mi perro colgado de una percha y con un mensaje en sangre al lado que ponía”los humanos también saben lamer”. Me fui corriendo ha la habitación de mis padres, pero no estaban ahí. Pero fue cuando escuche un ruido en la puerta, se cerró de un portazo y lo ultimo que pude vislumbrar fue la silueta mas macabra que podríais imaginar.

  74. MartaC (2F) dijo:

    Me levanté dolorida, estaba sola en el bosque y era por la noche. Al cabo de unos segundos recordé que estaba jugando con mis amigos al juego de las cartas, el que se supone que invoca espíritus, no creía en esas cosas, pero estaba muy asustada. No sabía porque estaba en el bosque sola.
    A lo lejos oí una voz, era mi mejor amiga -Marta, estoy aquí, ven, puede ser peligroso- como pude, fui corriendo como pude hacia aquella voz. Pero de repente noté a alguien agarrándome del cuerpo y tapando mi boca. Me di la vuelta y, era ella, era mi mejor amiga. -yo también he oído eso- dijo ella.

  75. Abel.T.R dijo:

    Me levante, desayuné me vestí y me fui a coger el autobus a punto de llegar al instituto,
    desgraciadamente el autobús se estrelló y casi todos estábamos heridos quien dice heridos
    dice MUERTOS todos, menos yo pero claro estaba con el brazo y la pierna rota apenas me
    podía mover pero salí a duras penas, no recuerdo nada mas de lo que pasó, me desmaye
    y aparecí en un sitio muy oscuro,muy frío y muy pequeño no me podía mover entonces,
    vi una especie de puerta intente abrirla con todas mis fuerzas pero nada.¡Me habían
    enterrado vivo! Me desesperé y pasaron los días los gusanos y las cucarachas
    se me metían hasta las orejas,ya nadie me recordaba ,la falta de oxigeno cobraba factura
    y morí de la forma que menos quería y que menos esperaba.

  76. Teresa. C. 3A dijo:

    Era de una vez una joven niña llamada Blanca , a ella le encantaba ir al bosque a caminar y disfrutar de la naturaleza.
    Un día Blanca decidió ir al bosque un poco más tarde de lo habitual . Entre sendero y sendero se le hizo de noche y no veía con tanta oscuridad . Blanca se estaba empezando a poner un poco nerviosa y empezaba a escuchar ruidos muy extraños y a ver sombras entre los árboles .
    Tenía la sensación de que la estaban persiguiendo y decidió llamar a su madre ,para pedir ayuda , cosa que no había hecho antes para no preocuparla . Al intentar llamar a su madre , se da cuenta de que en el bosque no hay cobertura y de que la siniestra persona que le sigue cada vez está más cerca de ella . Está en peligro .
    Desde ese día no se volvió a saber nada de Blanca

  77. Gonzalo C (2º A) dijo:

    LA NOCHE DE HALLOWEEN
    Un día en el año1999 un joven llamado Pitter fue a visitar a su abuelo al cementerio y cuando terminó, de repente, se cerraron las puertas de aquel cementerio. Entonces el joven se asustó y gritó auxilio, auxilio, pero nadie le hizo caso. Se quedó encerrado en el cementerio a oscuras sin nadie que le respondiese. Escaló por las paredes hasta que pudo escapar de allí. Y cuando se dio la vuelta había una sombra escalofriante esperándole. Luego se fue corriendo a una casa al lado del cementerio. Esa casa era vieja y tenebrosa pero como vio que la sombra cada vez estaba más cerca, entró sin dudarlo. Buuuuuu gritaba una voz macabra y espeluznante, se dio la vuelta y pudo comprobar que la sombra estaba en el pasillo. Y luego… .

  78. luis.s(2A) dijo:

    REDACCIÓN HALLOWEEN 2019

    Por fin llego el dia,hoy es Halloween,estaba deseando que llegara,pues,me encanta este día,me parece asombroso y divertido.
    Me despierto muy ilusionado y ansioso,me visto corriendo y bajo a desayunar.Hoy hace un poco de frío pero nada ni nadie va a estropearme el dia de hoy eso pensaba yo…
    Termino de desayunar cojo la mochila y salgo de casa con mucho tiempo,vivo la verdad muy lejos,una media hora andando normal.
    Mirando el móvil mientras llego al instituto veo una noticia que me deja impactado,dice esto:
    Dos criminales que estaban internados en un psiquiátrico se han fugado,lo mas aterrador esque el psiquiátrico estaba en esta ciudad,la noticia me inquieta mucho,cierro la noticia y me distraigo con otra cosa.
    Llego al instituto habían muchas personas

  79. Lucía Bravo 2ºF dijo:

    Hola Ernesto, aquí te dejo mi redacción de Halloween:
    LUCÍA BRAVO 2ºF.
    AQUEL DÍA DE HALLOWEEN:
    Por fin era jueves, pero no era un jueves cualquiera, sino que era Halloween, además era festivo, yo tenía entonces 12 años.
    Me desperté y me levante rápidamente de la cama dirigiéndome a la cocina para desayunar.
    Estaba sola en casa porque los demás estaban comprando las chuches que se gastarían esa misma tarde.
    Cuando terminé de desayunar, decidí prepararme para bajar a la calle con mi pandilla. Me vestí, cogí el móvil y las llaves y, antes de marcharme, me sonó el teléfono porque alguien me estaba llamando, así que respondí. Nadie me hablaba al otro lado del teléfono, yo solo escuchaba una extraña respiración y colgué. Pensaba que era solo una broma telefónica.
    Salí de casa y llamé al ascensor. Mientras lo esperaba, las luces empezaron a parpadear pero pensé que fue por un fallo eléctrico pero he de reconocer que me asusté un poco.
    Llegó el ascensor y me subí en él. Di por válida mi teoría del fallo eléctrico porque las luces del ascensor también parpadeaban. Antes de que se cerrasen las puertas, me dio tiempo a ver una sombra muy extraña, pero no le di mucha importancia. Le di al botón del 0 para bajar a la planta baja.
    Bajaba el ascensor y yo iba llamando a mis amigos, aunque casi no había cobertura, lo importante era que conseguí contacta con ellos.
    El ascensor paró y las puertas se abrieron. Estaba segura de que anteriormente le había dado al botón del 0 pero me di cuenta de que estábamos en la planta -1, es decir, en el garaje.
    Las luces seguían parpadeando, tanto como las del ascensor como las del garaje. Rápidamente me volví a meter al ascensor y de nuevo, volví a ver a esa extraña sombra, pero, está vez conseguí ver sus rojos ojos y justo se cerraron las puertas. Seguía pensando que era cosa de mi imaginación
    Le di de nuevo al botón del 0 y ya sí que llegué a mi destino.
    Con todo lo ocurrido, mis amigos ya estaban esperándome.
    Rodrigo, más conocido como Díaz, propuso que fuéramos a una casa abandonada que había encontrado al lado de la urbanización. Todos accedimos y por el camino vimos a una barrendera que estaba metiendo el cuerpo de una pobre niña en el cubo. Se dio la vuelta, nos miró con cara de no haber roto un plato en su vida y corrió hacia nosotros. Estábamos paralizados en ese momento pero echamos a correr como pudimos.
    Pasaron los 5 minutos, todavía estábamos corriendo y la barrendera seguía detrás de nosotros, persiguiéndonos. 10 minutos, 15 minutos, 4 vueltas a la manzana y seguían persiguiéndonos.
    Llegamos a la casa y entramos. Parecía que la barrendera nos había perdido de vista. Cerramos la puerta de la casa y nos dimos la vuelta. Todo estaba oscuro y polvoriento, además, olía a muerto.
    Cansados de haber corrido, nos sentamos en un sofá y de repente, se abrió la puerta. Nos escondimos rápidamente, todos estábamos apretujados debajo de una cama del piso de arriba de la casa vimos como también se abría la puerta de la habitación donde estábamos.
    ¡La barrendera!
    Pasó desapercibida y entonces fue cuando descubrí que olía tan mal porque ahí guardaba a los cadáveres de sus víctimas.
    En cuanto se durmió, nos fuimos sigilosamente de la casa, pero, justo me llamaron mis padres y tuvimos que salir corriendo porque si no nos pillarían.
    Volvimos a casa en paz. Subía por el ascensor y las luces parpadeaban de nuevo. Se Abrieron las puertas y entré rápidamente en casa.
    Me preparé para la mejor tarde de mi vida, es decir, me puse mi disfraz y me maquille. Había quedado a las siete en punto en la puerta de mi casa, donde empezaríamos la caza de las chucherías.
    Justo a las 23:59 del día 31 de octubre de 2019, la hora y la fecha límite de la redacción que nos mandó escribir Ernesto aquel año, estábamos en la puerta del portal número 19. Entramos en este y las luces volvían a parpadear. Entramos en el ascensor y le dimos al tercer botón, al 1. Las luces del ascensor también parpadeaban. Todos estaban asustados por lo que estaba sucediendo, admito que incluso yo estaba asustada.
    El ascensor paró, se abrieron las puertas pero no salimos al exterior porque estábamos en el sótano. Las luces del sótano también parpadeaban. De repente, se apagaron y escuchamos un grito de una mujer. Cuando se volvieron a encender había una mujer tirada en el suelo con el rostro pálido rodeada de un gran charco de sangre y a su lado una sombra con los ojos rojos y con un cuchillo lleno de sangre en la mano.
    Gritamos aterrorizados y las puertas del ascensor se volvieron a cerrar. Llamamos a la policía y cundo vino, todos los que estábamos dentro de la urbanización tuvimos la desgracia de ver como aquella extraña sombra u hombre vestido de negro tirar el cuerpo de aquella pobre mujer por la azotea del edificio.
    Desde aquel día, ninguno de mis amigos volvió a ser el mismo.
    Se investigó el caso. Cada año mataban a alguien en el mismo portal.
    Años después, me uní al cuero de policía y a los tres años y un mes me mataron en el mismo portal donde años antes mataron a la pobre mujer.
    No hay explicación lógica de lo que realmente sucedió pero hay teorías de que es un ser del inframundo llamado Alter.
    Ahora estoy escribiendo esto en el año 3110 en una tumba donde apenas hay espacio lo que me paso hace 1091 la mismísima noche de Halloween.
    Fin.

  80. elena Barrio dijo:

    PEQUEÑOS CHASQUIDOS

    ¿Jamás te habías planteado qué provoca los chasquidos que resuenan en tu casa cuando el silencio la inunda? Es muy común escucharlos aunque no te des cuenta de estos pues son tenues y apenas causan temor. Pero estos pueden esconder terribles secretos cuya proveniencia ignoras. Te voy a dar una serie de ejemplos en los que puedes creer o no. Comencemos: la tierra está en constante movimiento y las superficies sólidas siguen su movimiento. Es por esto que la madera cruje y causa sonidos que a veces son fuertes. No por esta teoría científica debes dejar de creerte las teorías que voy a explicar a continuación. Si eres creyente en el más allá, puedes imaginarte que un ente o ser del más allá habita en tu hogar y sin darte cuenta, este espíritu te vigila o te observa. He aquí estos escalofríos perturbadores que desembocan en el pensamiento de que una presencia maligna (o benigna) te acompaña. Como la terrorífica historia del monstruo bajo tu cama, o del ser dentro del armario. Muchos niños no se las creen. Pero yo sin duda me remonto a los anteriores casos de la presencia que mueve objetos para enviarte señales. En el mejor de los casos es tu abuela que aún no ha cruzado la luz. Pero en el peor de los casos es un espíritu del mal que busca la manera de poseerte para tener un huésped humano, y de esta forma cruzar el portal a nuestra dimensión. Cada vez que escuches estos sonidos, piensa en este relato. En fin, solo son simples crujidos. (O eso creo…)
    S.Barrio 2°F

  81. Antonio D. S(2°A) dijo:

    Me levanto por la mañana y todo está tranquilo como de costumbre, recogo a mi amigo y vamos juntos al Instituto, cojo el parte subo y no hay nadie.
    Me asombra junto a mi amigo pero igualmente nos dirigimos a nuestro sitio para esperar la campana, antes de eso una amiga llego y tmbien se sorprendió.
    Al estar en el pasillo me doy cuenta de que la puerta esta entre abierta y la abro pero al abrirla, me asombra al ver a todos con una especie de cascos muy raros.
    Me acerque a mi sitio y ví un par y una nota que ponía lo siguiente :“Hola chicos estoy esperando a que vengáis traves del casco”.
    Sorprendido me puse eso en la cabeza junto a mis amigos y Pulse “iniciar”, al hacer eso me llevó q un mundo muy tretico todo era oscuro había manchas de sangre por todos lados. Asustado me acerque a mi clase que estaba reunida allí en un grupo al acercarme escuche“Hernesto es el responsable de todo”
    pregunte:“Que esta pasando”
    Me dijeron “Antonio mira detrás”
    Allí estaba Hernesto con un cuchillo y me lo clavo en el pecho y paso mi vida delante de mis ojos mientra veía su sonrisa diabolica.

  82. Héctor.S (2ºF) dijo:

    Era un día como otro cualquiera.Me desperté, fui a clase y cuando el profesor Ernesto entró a clase me acordé de que día era: ¡HALLOWEEN ! Hoy iba algo diferente llevaba pintura en la cara un traje de caniche, bueno en fin estaban pasando cosas muy raras veía pajaros metalicos volando por el cielo,ala gente la decía truco o trato ¡Y TE DABAN CHUCHE GRATIS! Pero llegó la noche todos mis amigos habían estado hablando sobre historias de miedo:El muñeco diabolicó,Anabelle,it … Y era la hora de acostarse estaba muerto de miedo, hasta que me dormí pasaron las horas y no pasaba nada hasta que sentí algo en el cuello notaba como si alguien poco a poco se estuviera ahogando derrepente me desperté,no podía casi respirar había algo extraño aqui pero no sabía que era.Me dormí y lo noté otra vez pero estaba vez no me desperté estaba en un sueño cogí a ese algo y lo tire por la ventana ya no volví a notar nada.A la mañana me desperté notaba una suave corriente miré hacía la ventana y estaba rota.

  83. Álvaro.D (2·F) dijo:

    Hola,mi nombre es John Excandalus Aloe y os vengó a contar una historia que me pasó a mi hace 120 años, preparaos las palomitas que empiezo ya.
    La historia empieza así, era un mañana calurosa en la que estaba con mi mujer, nos levantamos y nos fuimos los 2 a sacar al perro.Nos dimos un paseo y no había nadie en la calle, mi mujer y yo seguimos andando y nos encontramos con una anciana que estaba sentada en un banco nos acercamos y la señora nos contestó con esta frase, “mañana es halloween y os aconsejo que no salgaís de vuestras casas” yo y mi mujer nos fuimos sorprendidos.Al siguiente día era halloween mi mujer y yo salimos a la calle a festejarlo, pero no había nadie,cuando me giré para atras mi mujer no estaba, salí corriendo y me senté en un banco llorando, me empezó a salir mucho pelo por los brazos, luego me empezó a salir heridas por el cuerpo y sentí que había crecido bastante.Al día siguiente se me quitó todo y me dijeron que mi mujer había muerto, tras los estudios había sido asesinada, pero este es el problema si cuando salimos a la calle, no había nadie y luego yo me convertí en un mounstruo y esta redacion la escribí hace 120 años,¿Quien había matado a mi mujer? Os aconsejo que el día de halloween no salgais de casa, a no ser que os haga salir yo, BUENAS NOCHES Y FELIZ DÍA DE HALLOWEEN 🙂

    (dale like o tendras mala suerte durante toda tu vida)

  84. Rubén I. dijo:

    es la continuación de la del final
    los policías al lado del hombre decapitado miraron al cielo y al ver que se hacía de día , nos miraron y todos los ojos de los policías se volvieron negros y desaparecieron como si fuera polvo. Dejaron una nota que decía así-volveré, pero esta vez no os servirá esconderos si no correr-.cuando mi hermano y yo lo leímos fuimos corriendo al trabajo fuimos corriendo al trabajo de mi padre en la otra punta de arganda ha cogerle la licencia de armas y compramos: dos pistolas, dos machetes, dos cargadores de pistolas y c4.
    llego la noche, todas las luces de arganda se apagaron. A lo lejos se veía alguien con la boca abierta y los ojos negros, venía corriendo hacia nosotros y disparamos a la cara no funcionaba hasta que mi hermano dijo que su punto débil debe de ser los ojos. Le disparamos a los ojos y por fin murió.Cuando se murió de repente sonó -!primera Kille !- y miramos a nuestra izquierda y vimos que era un juego, intente salir pero no podía hasta que mi hermano y yo vimos un monstruo venir corriendo hacia nosotros y nos mató, entonces, me desperté y me di cuenta de que era un sueño pero de repente me llamó mi hermano diciéndome de que alguien le estaba vigilando y lo que estaba soñando se estaba haciendo REALIDAD
    FIIIIINNNNN!!!!!
    ————————-

    • ernestoprofe dijo:

      Rubén, si no cuentas la primera parte pierde sentido. O porque no nos acordamos o porque ni siquiera la hemos escuchado, como ocurre con los compañeros de otras clases…
      Pero gracias.

  85. LUCIA B (3 ESO A) dijo:

    El hombre de los sueños
    En octubre de 2019, un psiquiatra de Arganda Del Rey recibió en su consulta a una de sus pacientes como un día cualquiera. En aquella sesión, la joven le explicó que había soñado en repetidas ocasiones con un hombre al que ni si quiera conocía. Tenia una melena canosa,una barba grisácea y a la vez blanca, las cejas muy gruesas y los labios extremadamente gruesos, en especial el superior, solía salir con una especie de micrófono raro para cuidar su voz y no diñarla gritando,antes de irse del sueño nos lee un mini relato. Mientras oía la descripción, el facultativo dibujó el retrato del sujeto. No le dio mayor importancia y lo dejó sobre la mesa.

    Las situaciones cambiaron cuando, en sus siguientes consultas, una serie de pacientes más aseguraron haber visto al mismo hombre en sueños. El psiquiatra decidió hacer copias del dibujo y enviarlo a varios compañeros de profesión. Días después, vieron que el número de personas que habían soñado con él no paraban de aumentar y decidieron crear una página web en la que se registraran todas sus apariciones. Los facultativos descubrieron que el misterioso hombre se había colado en los sueños de cerca de dos mil personas.

    Sus “apariciones” son de las más inoportunas. Uno de los pacientes aseguró haberlo visto vestido de Mago Merlín. Otro dijo haberse enamorado en cuanto lo vio. Un tercero asegura que cuando sueña que vuela, el hombre lo hace junto a él, y nunca habla.

    El fenómeno ha dado pie a múltiples teorías conspirativas. Una de ellas indica que el intruso es una persona real con la habilidad de irrumpir en los sueños. Otra,indica que se trata de una conspiración del estado para controlar y gestionar la vida de los ciudadanos. La hipótesis que más predomina es que este rostro forma parte de la interioridad de cada uno.

    Y a ti, ¿alguna vez se te ha presentado en sueños?

  86. Laura J ( 2ºF) dijo:

    Redacción de Halloween
    La niña de mis sueños
    Mi madre era una apasionada de la moda, siempre andaba comprando vestidos para ella y para mí. Tenía mucho dinero y otro de sus hobbies era mudarnos de casa constantemente. El día 1 de octubre llegamos a una casa nueva, parecía una de esas casas de muñecas con las que jugaba de pequeña. Sé que estaréis hartos de escuchar la típica historia de la casa embrujada, pero todo esto me sucedió a mí por muy increíble que parezca.

    Todo en la casa era normal, pero tenía un sueño, que se repitió día tras día hasta el 31 de octubre. Una niña rubia, con dos coletas y los ojos azules que siempre vestía de rojo se aparecía en mis sueños, siempre estaba en un columpio con un cuaderno y un boli escribiendo. A veces reía o a veces lloraba, de esto seguiré hablando más tarde.

    Quedaban unos días para Halloween y mis amigos y yo ya lo teníamos todo planeado, pese a las insistencias de mi madre para que no saliera, logre convencerla.

    La noche del 30 soñé de nuevo con la niña, esta vez de forma diferente ya que solo podía ver su cuaderno, estaba escrito no volverás. No le di demasiada importancia, porque ya acostumbraba a ver a la niña.

    En la noche del 31 fui con mis amigos a pedir caramelos, ya con la bolsa llena fuimos al parque del barrio, no había nadie pero vi una sombra en el columpio, era la niña rubia llorando, la pregunte que la ocurría y ese tipo de cosas, me dijo que su gato negro se había colado en una casa. Yo decidí acompañarla. Cuando entre la puerta se cerro de un portazo y entonces vi al gato corriendo veloz hacia la planta de arriba, lo seguí, pasó a una habitación, estaba llena de muñecas rubias, había un espejo y ponía no volverás. Salí corriendo hacia mi casa, advertí de todo lo ocurrido a mi madre y me pregunto ¿tú también la has visto?
    Con lo puesto nos fuimos apresuradamente, solo me dio tiempo a coger la mochila. Ya en el avión la abrí y pude ver un mechón de pelo rubio. Mi madre y yo fuimos a otra casa, ya muy lejos de las muñecas rubias.

    Nos mudábamos mínimo una vez al año. En la casa en la que vivo ahora, vi escrito en el espejo de mi cuarto, no me olvidaras el 31 de octubre desde entonces no volví a salir en Halloween , ahora tu tampoco me olvidaras, si no te crees esta historia, ten cuidado no me gusta cómo te están mirando esos ojos azules que tienes detrás
    Laura
    2º F

    • Carlos Lara dijo:

      REDACCIÓN
      Era una noche de Halloween y nosotros íbamos a ir a una casa de campo que habíamos alquilado entre todos los amigos para poder dormir con comodidad . De repente , el coche con el que íbamos a ir hasta la casa de campo dejó de funcionar y tuvimos que ir a pie . En ese momento aprovechamos para hacernos una foto . A mi no me gustaban las fotos a si que me dispuse a hacerla . Todos se colocaron para hacérsela y se la hice . Cuando las mire , vi a un hombre con sombrero y hacha en mano . Se hallaba en nuestra foto hasta que desapareció al instante . Me quedé en shock . Mis amigos no le dieron importáncia y siguieron el camino . Vimos un cartelantes de llegar y ponía Casa De Campo . Era un cartel muy grande y vi como una niña pequeña se asomaba sobre él . Se lo dije a mis amigos pero tampoco le dieron importancia . Tocamos a la puerta de la casa y muy pronto se abrió , pero no lo abrió nadie . Estaba todo muy oscuro y , cuando se cerraron las puertas , la oscuridad continuó hasta que encendimos la luz y , yo volví a ver gente dentro de la casa . Empezamos a cenar , curiosamente las luces se encendían y se apagaban . A las doce de la noche decidimos ir a dormir porque estábamos muy cansados . Albert me preguntó donde estaba el baño y yo le dije que estaba abajo . El bajó pero casi le da un infarto . Había una niña al lado del baño . Empezó a gritar la niña y nos despertó a todos . Decidimos irnos de la casa pero escuché pasos en la escalera . El ruido de una motossierra se escuchaba . Saltamos por la ventana del primer piso . Eran las 5 de la mañana e íbamos a buscar el coche pero , cuando llegamos no estaba y decidimos ir a pie . El hombre de la motossierra se acercaba cuando nos aproximábamos a la carretera . Entonces apareció la policía y le dijimos que nos llevara a casa porque habíamos visto a personas aterrorizándonos . Todavía estábamos aterrorizados
      Carlos Lara 2F.

    • ernestoprofe dijo:

      Vale, Laura, gracias.
      Miraré a mi espalda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s