Jálogüin 2016


Como todos los años, hemos llegado al día más aterrador del curso. Debéis entregar todos vosotros un relato de terror que haga que lo pasemos bien, pasándolo un poquillo mal; que nos dé tanto miedito como los demonios de esta imagen a los señores de la Edad Media.

Demons wearing glasses.'😃 Jacobi de Ancharano, Litigatio Christi cum Belial, verdeutscht - BSB Cgm 48, 1461

Ya veis que el terror va cambiando. Antes, se echaban a temblar con seres que a nuestros ojos parecen casi ositos a los que abrazarnos cada noche para dormir. Pero a ellos les quitaban el sueño. Incluso el que lleva anteojos. Los aterraban. Nosotros ya no tememos (en general) las tormentas o la noche o el fuego o algunas representaciones del demonio o del mal, pero seguimos teniendo nuestras cosillas.

Hemos contado algunas historias para inspirarnos y también hemos visto algún corto, aunque no siempre hayan producido pánico, precisamente. Pero es que lo que a uno le da pavor, a otro puede inquietarlo y a un tercero producirle risa. Todo depende. Por eso, el tema de la redacción de Jálogüin es, como siempre, libre. Por sugerir algo diferente a lo que hemos hablado hasta ahora, propongo que hagáis una historia de alienígenas, marcianos, extraterrestres o como diablos queráis denominar a los seres que no son de este planeta, pero sí de otro. No os faltarán modelos: desde los malísimos lagartos de la serie “V” que veían vuestros padres –y yo con ellos– hace un porrón de años, hasta Independence Day, han sido multitud las películas que se han ocupado del tema. A veces no nos servirán para crear una historia medio decente para esta época del año: a ET o a las luciérnagas alargadas de Cocoon, no hay manera de verles el lado oscuro; el enfoque humorístico de los Men in Black o de Mars Attack, no ayuda tampoco. Supongo que alguno de estos títulos habréis visto.

Las historias de alienígenas caen muchas veces del lado de la ciencia ficción más que hacia el lugar del horror. Entre las más sugerentes de este último ámbito, me dejó sin aliento desde la primera vez que la vi, La cosa. La versión de John Carpenter, un genio del cine de terror, no tiene desperdicio. Creo que ya os la puedo recomendar a (casi) todos porque aparece calificada como no recomendada para menores de 13 años en la base de datos del ministerio. Yo empezaría por ahí, si me gustase el género. Pero, ojo, da susto. No a todo el mundo tiene que gustarle el género, eso es otro cantar. Podéis seguir después con La invasión de los ultracuerpos (para mayores de 12 años). Esta película os hará dudar hasta de vuestros mejores amigos, y no digo más.

Una serie que trataba muchas veces del tema OVNI era Expediente X. Aunque no se adentraba en el terror, podía crear inquietud, como cuando daba vueltas a una conspiración de silencio del gobierno de Estados Unidos, en el asunto del Área 51. Se supone que allí han ocultado los restos de algún marciano que se estrelló contra el suelo con su flamante nave espacial. Siempre son bichillos calvetes, de enormes ojos tristones, tan achuchables…

tumblr_n0r50mfK0O1tsye73o1_500

La lástima es que, como el guaperas de la imagen que lleva una pequeña jeringuilla en la mano, pueden tomarnos por cobayas y hacer con nosotros algún experimento chungo, ejem.

Pero mi peli favorita de terror de tema extraterrestre es Alien, el octavo pasajero. Tendréis que esperar hasta los dieciséis para poder verla, pero no os la perdáis. Sé que a muchos (o a todos) os suena el bichillo que sale, y que aquí aparece en una de las escenas cruciales del largometraje en la mitad superior de la foto. En la inferior, la versión perruna del film: la víctima es clavadita a mi Nena. Ay, pobre.

alien - jálogüin.gif

Pero el tema no es obligatorio. Podéis elegir cualquier otro asunto. Seguro que este pequeño texto os trae recuerdos. La historia me pone los pelos de punta, no lo puedo evitar:

“Papá, mira si hay monstruos bajo mi cama”, le dice el niño a su padre. Este mira debajo para seguirle el juego a su hijo cuando descubre que hay otro niño igual que él, que dice: “Papá, hay alguien en mi cama”.

O podéis elegir otro tono. El humor negro, por caso:

Efectos secundarios

Con el lógico nerviosismo de la primera noche, el hijo del sepulturero ayudó a su padre a colocar la lápida de una tumba. Mientras sostenía el mármol, escuchó golpes y gritos en el interior del panteón. Miró a su padre con el rostro desencajado por el terror. Pero la voz de la experiencia logró tranquilizarlo. “No te preocupes. Es normal. Enseguida se les pasa”.

Miguel Ángel Hernández-Navarro, en Demasiado tarde para volver. Incluido en Antología del microrrelato español (1906-2011).

Yo, en esta línea, como sé que estáis obsesionados con una película de estreno que trata de la fiesta de no sé qué, estoy preparando el menú de la noche de brujas. Ñam, ñam:

img_20160917_221018

Advertencia:

El que no entregue el relato antes de las doce de la noche del 31 de octubre, ya sabe que se perderá a sí mismo para siempre.

 

tumblr_n0r4ooiGpQ1tsye73o1_500

Alumno que no entregó la redacción antes de las 00:00 h. del 31 de octubre hace unos años. En este tiempo, le ha salido barba. Eso no se debe a que no entregara la tarea

Esta entrada fue publicada en 2ºESO, Actividades, Microrrelato y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

86 respuestas a Jálogüin 2016

  1. Sara.G 2eso B dijo:

    Era la noche de halloween cuando un grupo de siete amigos de entre veinte y veintisiete años que se hiban un mes a una preciosa casa en una pequeña isla. La isla era preciosa con su mar azul y sus árboles tropicales,pero no hay nada perfecto…Laura una de las chicas en el atardecer del noveno dia fue a visitar mas detenidamente toda la isla.Cuando se dio cuenta que anochecia pensó que debía volver.Cuando estaba apuntó de regresar a la casa ella gritó. Sus amigos fueron a ver que pasaba pero ella ya no estaba.Buscaron por toda la isla pero no la encontraron.A los tres días cuando Carlos el mejor amigo de Laura fue a buscar frutas encontró el cuerpo de Laura lleno de heridas y de cortes.Días después fue desapareciendo más gente del grupo todos con las mismas heridas y los mismos cortes.Quedaban solo cuatro cuando quedaban cinco días para que les vinieran a buscar.Tres días después solo quedaban Dos. Cuando se levantaron por la mañana estaban todos los cuerpos de sus amigos colgados en los árboles desmembrados.Toda la arena estaba llena de sangre. Solo quedaban cinco horas para que llegase el barquero,cuando derepente escucharon ruidos muy extraños. Al instante salieron corriendo de la casa y huyeron hacía la playa.Ninguno de ellos sabia que estaba pasando.Empezaron a sospechar uno de otro.El miedo empezó a apoderarse de ellos.Llegó el barquero y ellos saltaron de alegria.En el barco vieron cuerdas como de las que sus amigos estaban atados,cuchillos…Todo les encajaba.Pero ya era demasiado tarde para retroceder.Era su fin….

  2. Alejandro.C 2A dijo:

    . La historia de terror
    Era se una vez un niño llamado Manuel que vivía al lado de un hospital, ese hospital estaba abandonado, por las noches se escuchaban gritos dentro, un día Manuel llamo a la policía ya que los gritos aumentaron, los policías entraron y al entrar se escucharon tiros y a la media hora los dos cuerpos de los policías estaban colgando por la ventana con una cuerda atada en los pies y los cuerpos arañados con unas garras, Manuel que era muy aventuroso llamo a su amigo Javier para que la noche siguiente fueran a investigar. A la noche siguiente fueron y antes de entrar se oía una risa al entrar había una flecha que les indicaba que no fuese por ahí pero Manuel no izo caso y siguieron flecha tras flecha, la ultima flecha les decía que entrasen por una puerta, Javier se acordó que su amigo David le había dicho el día anterior, que en aquel hospital se quemo con un paciente que se le había clavado cuatro cuchillos, uno en cada dedo, aquel señor estaba bastante loco tras haber matado a su mujer y después de eso se comió a sus hijos en un cocido, y su nombre era Freddy krueger, antes de entrar oyeron unas garras arañando un tubo de acero, Manuel entro tras ver un hombre de dos metros con una máscara de hockey e un machete al entrar se encontraron con un señor con la cabeza agachada y un sombrero en la cabeza. El señor dijo que no salieran de esta sala porque sino acabarían como esos dos policías. Javier que era muy miedoso salió corriendo tras ver esas garras, Freddy fue tras él y le clavo las garras en la espalda, como es normal murió al instante, Manuel al ver a su amigo salió corriendo y antes de salir del hospital, el señor que vio antes le decapito. Y de repente se despertó todo había sido un sueño.

  3. Claudia P. 2B dijo:

    (Esta es la buena, la de antes era un borrador)
    1 Noviembre 2016 00:00
    Me despierto sobresaltada. Con la linterna del móvil salgo al pasillo.
    Entro en el baño. Es de noche, enciendo la luz y mientras estoy mirando al interruptor, por el rabillo del ojo veo el espejo que tengo en frente, y parece no haber nada reflejado. Giro la cabeza despacio algo asudtada para mirarme en el espejo, y ahí está mi reflejo jugándome una mala pasada, supongo.
    -Menuda estupidez. -Digo mirándome fijamente.
    -¿Segura?…
    Me doy la vuelta lo más rápido posible para salir corriendo a mi habitación, pero la puerta está cerrada y no se abre. Intento abrirla desesperadamente, pero al final, el pomo se sale de la puerta…
    Entonces, extremadamente despacio, sin ganas de hacerlo, atormentada por lo que me iba a pasar, me vuelvo a girar y me miro de nuevo. Me sonrío. Mi reflejo me devuelve la sonrisa, una sonrisa diabólica, después de que yo lo haga.
    -¿Crees acaso que puedes huir de mí?

  4. Rocio M.T. 2ºB dijo:

    UN DÍA EXTRAÑO…

    Era Halloween. El día empezó estupendo. Yo estaba jugando en el patio de mi casa con mis primos. Jugábamos al fútbol, al baloncesto, a un montón de cosas. Estuvimos jugando toda la mañana. Nos quedamos un tiempo con nuestros abuelos porque nuestros padres tenían que trabajar. Todos los días hablábamos con nuestros padres por teléfono hasta que un día no nos llamaron. Mis primos, mis abuelos y yo estábamos preocupados. Nosotros no podíamos llamarles porque no teníamos saldo. Pensé en ir a casa de algún vecino y llamar desde allí pero la casualidad fue que todos estaban de vacaciones. Nos tiramos todo el día pensando en que les habrá pasado, si les a pasado algo… Cuando nos quisimos dar cuenta se hizo de noche. Mis primos se fueron a dormir y yo me quede con mis abuelos en el salón. Mi primo me llamó y me dijo que estaba oyendo ruidos. Le dije que eran las hojas de la parra. Se quedo un poco tranquilo. Al rato me dijo que oía pasos. Cuando me lo dijo, me quedé en blanco y no sabía que decirle. Me tuve que quedar con él. Es cierto, se oían pasos. Pensé que podría ser el vecino, que estaba sacando al perro. Decidí ir a mirar por la ventana. No había nadie en la calle. En ese momento no sabia que hacer. Fui al salón a decírselo a mis abuelos. Cuando se lo dije no me creían y se rieron. Cuando fui a la habitación de mis primos, resulta que mi prima no estaba. Mire por toda la casa y no había ni rastro de ella. Me empecé a agobiar. Fui al salón y mis abuelos dijeron: Haber, ¿qué pasa ahora? Les conté que mi prima no estaba y ahí empezaron a fiarse de mi. Mi abuelo fue a ver y no estaba mi primo tampoco. Mi abuelo fue a llamar a mi abuela. Mi abuela fue. Cuando llegaron, yo note como a alguien que venia por detrás mía, cuando quise reaccionar, me encontré con mis primos en un saco. No sabíamos donde íbamos y que nos iban a hacer. Estábamos helados de frio. La noche empeoró un montón, del calor al frio y de tirantes a pijama de invierno. Al poco rato, notamos unos chillidos de niños. Nos empezamos a poner muy nerviosos, nos faltaba oxigeno. Ese día pensé que seria el ultimo de mi vida y no me pude despedir de nadie de mi familia. Fue pensar en eso y echarme a llorar. Intente ser positiva pero no pude. Me temblaba todo el cuerpo. Mis primos me decían a donde vamos, quien nos a metido en este saco. Les dije que no pasaba nada, aunque si pasaba. En ese momento, me abracé con mis primos y me pare a pensar en una leyenda que me contaron un día en el campamento de verano. La leyenda era que si te metían en un saco con dos mas, uno de los que iban dentro morían. En ese momento me despedí de mis primos y nos paramos. Mis primos se pusieron a llorar. El que nos metió en el saco nos cogió a mi prima y a mi, nos llevaron a una especie de sala en la que había cuchillos, moto-sierras…En ese momento le dije a mi prima que no íbamos a ver a nadie de nuestra familia jamas. Mi prima se puso a llorar y me abrazó durante un buen rato. Al poco rato vino el tipo y nos dejo en una casa abandonada. Por lo menos teníamos techo y camas. Las dos dormimos en la misma cama porque teníamos miedo. Estuvimos toda la noche en aquella casa abandonada abrazadas todo el rato. A la mañana siguiente, mi prima y yo nos levantamos y fuimos al salón. Vimos a un señor que venia a por nosotras, tenia mascara y un cuchillo. No pudimos reaccionar y lo ultimo que vimos fue a aquel hombre…

  5. Javier L. 2º B dijo:

    HALLOWEEN
    Hola me llamo Javier y ya es Halloween.
    Este Halloween va a ser muy divertido ,por qué voy a salir por la calle asustando a gente y espero que cuando les digamos truco o trato se esfuercen en darnos algo. El disfraz que yo Tengo para Halloween es de MICHAEL MYERS , mi amigo Diego de saw y mi otro amigo Alex de zombie. Hola ya es la noche en la que vamos a salir a dar sustos , pero antes tengo que cenar y lavarme los dientes . Minutos más tarde ya me había vestido y estaba esperando a mis amigos en el portal, después de que viniesen comenzaríamos nuestra búsqueda de victimas a las que atemorizar . Cuando ya íbamos por una casa que era de color blanco y negro llamamos al telefonillo y dijimos truco o trato y no contesto nadie y dijo Alex que porque no nos íbamos, pero cuando nos íbamos a ir se abrió la puerta , para que entráramos dentro . Cuando íbamos por el jardín de la casa sonó algo , era una trampa de osos ,bastante raro en una casa lejos del campo.
    La puerta de la casa de adentro estaba abierta. Alex , Diego y yo nos metimos dentro de la casa para ver si había alguien. Y si había una sombra al fondo del pasillo principal , también se oian golpes de martillo .
    Yo me acerque a la sombra y lo que vi era una sala en donde un hombre sin rostro y con un smoking se puso a gritar y a correr detrás de nosotros , esa sala me parecía un tanto perturbadora porque había una mujer descuartizada.
    Salimos corriendo de la sala Alex y yo gritando a Diego correeee!! y directamente fuimos a escondernos dentro de la casa por qué la puerta principal estaba cerrada, cuando ya había pasado media hora del acontecimiento salí de un armario en el que me había escondido y oí gritar a mi amigo Diego.
    Fui silenciosamente hacia el chillido y me encontré a mi amigo Diego sin un brazo y ahorcado. Me puse a llorar porque era mi amigo desde pequeño al igual que Alex que todavía que seguía sin una pista sobre el, eso si le cogí el móvil ya que tenía un iphone 7 y me fui a investigar la casa para ver si encontraba a Alex y le encontré , pero sin un ojo mal herido y vomitando .
    Yo fui al baño de la casa para ver si encontraba algo con que poder curarle las heridas, encontré un botiquín con vendas y más utensilios para poder limpiarle las heridas .
    En cuanto le hube curado nos fuimos los dos en busca de una salida, pero tendríamos que intentar salir silenciosamente , cuando estábamos llegando al pasillo principal para poder salir de esa casa que era un matadero note una mano en mi hombro. Era Ernesto, porque me había dormido en su clase de Lengua.

  6. Leyre C. 2ºC dijo:

    Una noche de halloween

    Un 31 de Octubre, Tamara y sus amigos decidieron hacer una fiesta de halloween en el cementerio. La fiesta empezaba a las 22:00. Todos los amigos estaban allí a la hora, era una noche extraña, el suelo del cementerio no se podía ver por la niebla, pero a los amigos les daba igual.
    De repente se oye algo, es como… un susurro de alguien. Los amigos intentaron entender lo que la voz decía, “fuera de aquí” decía. Los amigos asustados salieron corriendo del cementerio.
    Como eran solo las 23:30, decidieron continuar la fiesta en casa de Tamara, ya que sus padres no estaban.La fiesta no era normal, había mucha tensión por lo que acababa de ocurrir. Los amigos intentaban no sacar el tema de aquella voz en el cementerio. Pero hartos por la tensión, Alicia (una chica muy tímida) dijo: “deberíamos llamar a la policía y contarles lo que ha sucedido”. Pero de repente sonaron todos los móviles a la vez, rápidamente todos los chavales cogieron sus móviles, a todos les estaba llamando el mismo número: 666. Cogieron la llamada todos al mismo tempo, dijeron a la vez: “¿sí?” “¡Fuera de aquí!” otra vez esa voz se oye al otro lado de la línea.
    Entonces fue cuando la noche de halloween dejó de ser divertida

  7. Nerea C. 2ºB dijo:

    Todo empezó la mañana del 30 de octubre, un grupo de amigos estaban hablando sobre la fiesta que habría al día siguiente, todo iba bien, se fueron a comprar sus disfraces, buscaron en internet totorales para el maquillaje… El día se fue acabando, por la noche, a una de las chicas del grupo, le saltó un mensaje de WhatsApp, y lo leyó. Era una de esas cadenas que nadie hace caso, en el mensaje ponía algo de una muchacha de 12 años a la que el día 31 de octubre asesinaron, y esa niña ahora debería tener 31 años. La chica siguió leyendo hasta que llegó el momento en el que ponía que si se lo mandaba a 1 contacto le pasará lo mismo que le pasó a ella, si se lo manda a 5 algo extraño le pasará al día siguiente y si se lo manda a 10, no la iba a pasar nada. La chica se lo mandó solo a 5 de sus contactos, ya que era muy tarde y no quería molestar.
    Al día siguiente todos estaban contentos, ya que esa noche iba a ser Halloween, todos los grupos de WhatsApp hablaban de lo mismo: “yo voy a comprar muchas chuches, mi disfraz va a dar mucho miedo…” al llegar las 4:30pm las 3 chicas y los 2 chicos del grupo empezaron a vestirse, y a maquillarse, porque a las 5 habían quedado para ir a pedir truco o trato. Ya eran las 9:00pm, las bolsas de los chicos ya estaban llenas, psique decidieron sentarse en un banco a hablar. De repente, algo extraño pasó, un hombre se dispuso a correr hacia ellos, y detrás iba una mujer en un coche, 2 de los 5 amigos pudieron escapar, pero a tres los cogieron y se los llevaron en el coche.
    Una de ellos era a la que le llegó el mensaje, estaban muy asustados, porfía llegaron al destino, les dieron una pastilla, se durmieron los 3. Al despertar, la chica se dio cuenta de que estaba atada en una habitación muy oscura, después de un rato pudo diferenciar la cara de su amiga, pero ella tenía los ojos cerrados, así que ni la llamó. Empezó a gritar, para poder irse de allí, consiguió ver una sombra detrás de una puerta donde se acababa de encender una luz, esa “persona” entró en la habitación y encendió la luz. La chica se dio cuenta de algo que sin duda le dio mucho miedo, su amiga, a la que le había reconocido la cara, estaba allí, decapitada, su cuerpo ensangrentado estaba al lado. En la silueta de aquel hombre pudo ver un hacha con mucha sangre, ella estaba asustada, el hombre se acercó a ella, cada vez más rápido, cuando estaba a su lado elevó la mano con el hacha y…

  8. Javier Ruibal dijo:

    Jaloguin Javier Ruibal 2C

    El 31 de Octubre, me levanté un poquito tarde, pero me dio igual,me vestí,desayuné y fui al instituto. Todavía no había salido el sol y no había nadie, supuse que era porque llegaba tarde,subiendo las escaleras, en la primera planta vi una sombra que rápidamente desapareció,no le dí mucha importancia,al subir a la segunda planta,vi la misma sombra,esta vez se quedó inmóvil, como si me estuviera mirando,yo entre a clase, las luces estaban apagadas asi que las encendí. De repente:vi a todo el mundo,me intentaron asustar. Al terminar lengua, casi no había salido el sol,mis amigos y yo nos levantamos cuando de repente se escucho en la otra clase unos gritos de dolor, unos cuantos fuimos a ver, entre ellos yo,al ir encontramos un alumno muerto. Los alumnos que estaban allí estaban quitos. De repente vimos una sombra negra que se llevo al cuerpo, una alumna salió corriendo aterrada y la sombra también fue a por ella, era como si hubiera un espíritu en el,la cogió y la mató,también se la llevó. Cuando el espíritu, uno de los chicos nos contó una historia sobre un demonio que solo notaba a la gente si se movía, al verla les mataba y se llevaba su cuerpo para comérselos. Unos decían de salir corriendo, pero entonces recordé cuando subía la escalera, cuando ví esa sombra, era el demonio y se lo conté al resto de alumnos, hubo algunos que no me creyeron.
    -Debemos irnos, la única forma de conseguirlo sera yendo lenta y cuidadosamente, quién este de acuerdo que se venga conmigo al comedor, allí solo hay dos entradas y también hay cuchillos por si hace falta defendernos. Nos quedaremos allí hasta que salga el sol y podamos ver más, quién quiera que se prepare para irnos ya.
    Más de la mitad me acompañaron, primero salimos al pasillo,no había nadie asi que fuimos corriendo hasta las escaleras,al bajar las escaleras le vimos allí,quieto como si nos viera,cuando de repente empezó a perseguirnos, los primeros gritamos: ¡¡correr!! Después de esto los 40 alumnos empezamos a huir, el demonio cogió a una chica y a dos chicos, todos los demás conseguimos llegar, rápidamente cerramos todas las puertas y ventanas, nos salvamos. Cuando salió el sol unos cuantos fuimos a mirar si se había ido, y efectivamente se fue. Los que sobrevivieron llamaron a la policía y vinieron, casi todos sobrevivieron.

  9. Natalia P. 2ºB dijo:

    Era una larga noche de invierno entre muchas otras para Karol y su familia, últimamente habían escuchado ruidos extraños por las noches, y veían cosas raras en la oscuridad.
    El primero que se dio cuenta de lo que sucedía fue el hermano pequeño de Karol, Izan, este se encontraba jugando en el jardín al futbol cuando le llamó su madre para que entrara en casa a merendar, mientras se acercaba vio en la ventana de sus padres una sombra, pero el suponía que era su padre. Izan entró a casa y preguntó a su madre:
    – Mamá, ¿Dónde está papá?
    Esta le respondió que su padre había ido a comprar algo para cenar. Izan se quedó pensando en que sería lo que vio desde el jardín, ¿se lo habría imaginado? Él no le comentó nada a sus padres sobre el tema porque terminó creyendo que esa “sombra” habría sido fruto de su imaginación.
    Al cabo de una semana Karol escuchó como una niña lloraba, parecía que el sonido venia de su casa, y cada vez se aproximaba más a él, llegó un momento en el que el sonido dejó de escucharse. Karol decidió contárselo a su hermano Izan y este también le contó que le pareció haber visto una sombra en la habitación de sus padres, Karol le preguntó:
    -¿Estás seguro que no te lo imaginaste?
    -No estoy muy seguro, pero… Yo veo una sombra y tú escuchas lloros… Esto me está empezando a asustar, se lo deberíamos decir a mamá y a papá, ¿no crees?-le dice Izan asustado a Karol.
    -No creo que sea necesario, además, no nos creerían, si vuelves a ver o a escuchar algo raro avísame y hablaremos con papá y mamá, ¿te parece?-le dice Karol, intentando que su hermano no se preocupase y no pasase miedo.
    -Vale.
    Pasaron dos semanas en las cuales no se escucho ningún ruido ni tampoco vieron ninguna cosa extraña. Pero la noche del martes en la que se encontraban haciendo una barbacoa en el jardín la luz empezó a hacer giños hasta que esta ser fue definitivamente. El padre de Karol entró corriendo a casa y subió los plomos. Cuando se encendió la luz vio en el suelo una caja en la que había una fotografía de los cuatro, pero Izan estaba tachado, detrás de la fotografía ponía: “esta casa es mía, si no os vais me quedaré con vuestro hijo igual que vosotros os habéis quedado con nuestro hogar”. El padre se empezó a reír y le dijo a su hija:
    -Ja, ja, ja, muy buena broma Karol, pero no lo vuelvas a hacer.
    -¿Qué? No se de que me hablas.- contesta Karol extrañada.
    -Bueno… tengamos la cena en paz.- dice su padre, los niños se quedaron asustados y no volvieron hablar del tema en toda la noche.
    Al día siguiente, Izan volvía del colegio, notaba como alguien le seguía, se dio la vuelta y no vio a nadie, notó algo en su cuello, era una cuerda…
    La madre de Izan, preocupada, ya que su hijo no llegaba a casa, salió a buscarle y al salir, vio en el árbol de su jardín a su hijo ahorcado.
    Ella apoderada del pánico llamó rápidamente a su marido, el cual se encontraba trabajando. Cuando este llego, Karol le contó todo lo que habían vivido Izan y ella, y le dijo que tenían que abandonar rápidamente esa casa ya que estaba segura que alguien o algo había matado a su hermano.
    Cuando el padre entró en la casa se encontró la misma foto de la noche de la barbacoa, pero esta vez estaban todos tachados y en la parte posterior ponía: “no será tan fácil escapar, moriréis todos, al igual que cada una de las familias que hemos pasado por esta casa”…

  10. Jorge V.G. 2ºA dijo:

    LA CASA ABANDONADA
    En un peblo de Galicia, la noche del 30 de octubre de 2015 , dos hermanos llamados Hugo y Roy estaban en su casa medio dormidos, de repente oyeron un ruido en la casa abandonada de al lado. Hugo y Roy tenían un defecto, eran demasiado cotillas y sin que sus padres se enteraran, se levantaron, cogieron los recursos necesrios y se pusieron manos a la obra.
    Al salir a la calle vieron que todas las farola estaban fundidas, y que no había nadie en la casa de enfrente. Al abrir la puerta de la casa abandonada se dieron cuenta de que no se podía ver nada, con lo cual sacaron la linterna de la mochila y se pusieron a investigar de dónde venía ese ruido.
    Tras pasar 20 minutos investigando de dónde venía el ruido se dieron cuenta de que había alguien más en la casa, y no era una persona normal y corriente, con lo cual se dieron mas prisa de la cuenta, como no encontraron nada y estaban muertos de miedo, se querían ir a casa cuando, empezaron a oir una voz de una niña que decía “SOCORRO”. Al oír eso cogieron el movil y se metieron en google a ver si salía algo sobre la casa en la que estaban, ponía que hace un par de años vivía una niña con sus padres, los padres fallecieron en un accidente de tráfico, y la niña se quedó sola en la casa durante cinco años, hasta que desapareció. Hugo y Roy suponieron que los gritos eran de ella y que su espíritu seguía allí, con lo cual se fueron a su casa pensando que todo había acabado,¿pero, seguro que había acabado…?

  11. Lara.L.(2°A) dijo:

    Hola Ernesto,
    Me ha dicho Conchi que no puede enviarte la redacción de Jálogüin y que si te la puede entregar el miércoles en un folio.
    Ads😃

    • ernestoprofe dijo:

      Vaya, lo veo ahora. Le habría dicho lo mismo que siempre: hay otras maneras de entregar. Por correo email, que lo ponga un compañero en lugar de nosotros, en un pendrive… Y, por supuesto, entregarlo ANTES del final del plazo fijado por otros medios, pero no después. Ya lo sabéis.

  12. Noelia.M 2ºA dijo:

    Érase una vez en un pueblo no muy lejano, existía una leyenda que decía que en la noche de Halloween, todos los espíritus de los vecinos ya fallecidos se levantaban de sus tumbas y vagaban por el pueblo buscando una nueva víctima. Cuando encontraban a la víctima se metían en su casa, entraban a su habitación y, allí, con la luz de la luna llena entrando por la ventana, absorbían la vida de aquella persona, matándola. Después, al amanecer, volvían a sus tumbas a la espera del año siguiente. Esto supuestamente no era real, no había pruebas, los únicos testigos eran algunos ancianos del pueblo, de casi cien años, que decían haber visto sombras y figuras siniestras casi transparentes, haber oído voces, gritos e incluso llantos, en la noche de Halloween. Sin embargo, claramente, nadie les creía. Un año en Halloween, un niño del pueblo llamado Adrián, fue a pedir caramelos con sus amigos. Adrián, era el típico niño amigo de todos. Él decía que no le tenía miedo a nada (aunque no era así). Cuando iba con sus amigos, estos se dieron cuenta de que era muy tarde a si que todos volvieron a sus casas. Adrián tenía que recorrer un tramo solo hasta su casa, iba bien, hasta que empezó a oír voces que susurraban su nombre y al darse la vuelta descubrió una sombra que lo observaba, sujetando un candil. Adrián, asustado, corrió veloz como un rayo hacia su casa. Al llegar entró rápidamente en su habitación, cerró la puerta y se metió en su cama tapándose con la manta hasta la nariz. De repente, la puerta empezó ha abrirse lentamente y la sombra fue acercándose cada vez más a Adrián. Entonces se paró y susurró “¿Ahora tienes miedo?”…

  13. Lucía P 2eso A dijo:

    Hola Ernesto, he visto que hay algunos fallos en el texto. Lo he mandado sin antes revisarlo.
    Te paso las correcciones.
    1.al día siguiente volví a ir ya que la intriga podía conmigo.
    2. Subí la escalera a la primera planta.
    3. Aun así su hijo murió antes de que pudiera curarle, y él se suicidó al no soportar no haberle curado.
    4. Sentí los arañazos por mi cuerpo…

  14. Lucía P 2eso A dijo:

    Desde pequeña se notaba que no era una niña normal, solia destacar por encima de los demás , y era verdad ya que era y soy superdotada, un cerebrito .
    Tenía un buen futuro por delante, ¡podría ser lo que quisiera!
    Y ahora tumada en esta apestosa cama, en este asqueroso hospital desde el maldito día en el que un estúpido me atropelló dejándome tetrapléjica y sin ganas de vivir.
    Ahora solo me quedan mis sueños para volver a ser la que era. Mi ida en sueños.
    Ya era de noche cuando estaba delante de aquella casa en ruinas , no sabía como había llegado allí , recuerdo haberla visto alguna vez.
    Esta vez era distinto entre la niebla era más misteriosa . Me acerqué a la valla de madera vieja y abrí la puerta , el jardín estaba oscuro y terrorífico , lleno de zarza y arbustos vi una piedra que sobresalía del suelo,me acerqué y algo me agarró el píe.Con mucho miedo en el cuerpo me di la vuelta y vi q me había enredado con unas zarzas, me deshice de ellas y retiré de la piedra las ramas y hojas ,era una lápida en ella estaba escrito ,1940 -1983 Antonio Garrido , salí corriendo directa a casa y no hablé de ello , pero pregunté por Antonio Garr… no se que , pero cambiaron rápidamente de conversación, este gesto hizo q tuviera más intriga de la que tenía .Al día siguiente volví a ir a que la intriga podía con migo.Esta vez me hacer que a la puerta principal y una ráfaga de aire me dio en la cara , me pareció ver una luz en la ventana del la buhardilla pero me convencí a mi misma que no era más que un reflejo. Empuje la puerta y está se abrió fácilmente . Entré lentamente contemplando cada detalle de la casa estaba oscuro ,el suelo chirriaba a cada paso de pronto la puerta se cerró de un portazo detrás de mí . Subimos escaleras a la primera planta ,estaba aterrorizada pero sentía que algo me obligaba a subir sentí como si alguien me acariciara el pelo y note una respiración en mi nuca , aceleré el paso, subí las escaleras un peldaño se rompió rajandome la pierna, notaba como la sangre corría hasta mi tobillo pero no paré hasta llegar a la puerta de la buhardilla la abrí pero rápidamente la cerré . Lo que vi me dejó alucinada . La habitación estaba llena de estanterías polvorientas varios botes de cristal vacíos y algunos rotos varios papeles sobre un escritorio viejo en el centro una camilla vieja y oxidada y a su lado la acompañaba una mesita con herramientas raras de cirujano . Caminé hasta el escritorio escuche unos pasos que procedías de la planta baja tenía ganas de gritar pero consegui contenerme , miré los papeles del escritorio , trozos de periódicos viejos y fotografías en ellas había niños . El periódico tenía de titular : HALLADO MUERTO EL ASESINO DE LOS SEIS NIÑOS ENCONTRADOS SIN VIDA EN UNA FINCA ABANDONADA .
    Decidí seguir leyendo y , por lo visto Antonio Garrido era un cirujano , que vivia con su hijo enfermo de nacimiento , parálisis cerebral,n obsesionado con curarle mato a seis niños intentando realizar trasplantes de cerebro , pero había algo más , ¡los niños eran SUPERDOTADOS ! Aún así su hijo
    murió antes de poder curarle por no poder llevar el no haber podido curarle . Volví a escuchar las pisadas pero más cercanas , subiendo por las escaleras .¡No por favor! Me acerqué a la ventana muerta de miedo , la puerta se abrió lentamente pasando una sombra poco borrosa , en ella se podia distinguir un hombre alto y delgado con una bata blanca y una lupa . Me giré y sin dudarlo me tiré por la ventana y sentí los arañazos por mi vuelo de las zarzas y arbustos.

    -¡Soraya! ¡Soraya! Despierta .
    Abrí los ojos lentamente – por Dios valla sueño .
    – Te presento a tu nuevo médico , el té examinará y intentará curarte . Es el doctor Garrido.AntonioGarrido.
    Pensé en mi cerebro y grité
    FIN

  15. Irene.O.2°C dijo:

    Halloween
    Iban un grupo de chicas andando por un bosque cercano. Por razones desconocidas el grupo se separó dejando a la mayor y a la mediana solas. Andaron hasta cruzarse con un circo abandonado. Se acercaron con la esperanza de encontrar a alguien,pero no se esperaban lo que las esperaba dentro. Entraron y se encontraron con un payaso que parecía que se había quemado vivo. Corrieron mientras este las perseguía. Cuando por fin le perdieron de vista se encontraron con un malabarista de cuchillos que llevaba uno clavado en el ojo.Las lanzó un cuchillo clavándoselo a la mediana en el estómago y dejándola en el suelo sin capacidad de moverse. La mayor corrió hasta acabar en un cementerio lleno de gente loca,con moratones por el cuerpo,voces agudas,cara machada de sangre y dedos cortados. Corrieron detrás de ella hasta tirarla al suelo y rajarla el estómago de arriba abajo. Al día siguiente sus amigas regresaron al bosque y al llegar la noche desaparecieron dejando un mensaje en la paredes que decía que la noche fue divertida.

  16. Mireia.H.2ºB dijo:

    El peor día de mi vida fue cuando vi como asesinaban a mi vecina. Estaba tranquilamente en mi habitación terminando mis deberes y me extraño muchísimo que mis padres no hubiera llegado así que me asome por la ventana había mucha niebla y vi la silueta de una mujer me tuve que acercar mas para ver que era mi vecina estaba distraída hablando con su perro, cuando una persona se le acerco por detrás pero no era una persona normal si no un payaso pensaba que era un bromista porque se habían puesto de moda pero estaba equivocada, saco un cuchillo y se lo acerco al cuello mi vecina se derrumbo en ese momento espere que se levantara, que todo fuera una broma y me di cuenta que no cuando el payaso se giro y miro hacia mi ventana en ese momento supe que esto no iba acabar bien eche la persiana, quería encontrar mi móvil ¿Dónde esta mi móvil?, el teléfono estaba sin batería en ese momento me acorde de que no había echado el cerrojo quería cerrar el cerrojo pero no podía no llegaba a la puerta cundo quise echar el cerrojo empujo la puerta no me dio tiempo y el payaso entro y ya sabéis cual fue el final.

  17. Cristian.M 2A dijo:

    hola Ernesto soy Cristian y aquí te mando mi relato

    Era una noche oscura , mi hermano y yo decidimos marchar a casa de mi tía que esta a unos minutos de mi casa , cuando bajamos vimos que la niebla inundaba las calles, no se veía nada más que una luz al fondo de la calle y al ver de que había mucha niebla intentamos atajar por un callejón oscuro, al entrar se oía una risa diabólica entonces mi hermano se asustó y se puso detrás de mi , al cabo de un rato se veía una sombra en el fondo del callejón y al ir caminando encontrábamos charcos de sangre y jeringuillas .
    Intentamos llamar a mi madre pero no había cobertura entonces nos asustamos más , nos encontramos un palo afilado y lo cogí . al cabo de unos minutos la risa se escuchaba más cerca , hasta que una banda de payasos nos empezaron a perseguir , mi hermano y yo comenzamos a correr , y cada vez que corríamos se alejaba la salida , encontramos una puerta y entramos daba la casualidad de que era de una gasolinera , estaba llena de zombies ciegos, entonces mi hermano y yo cogimos un poco de comida y salimos corriendo.
    al salir nos encontramos un coche abierto entramos y lo cerramos no teníamos llaves pero mi hermano juntó los dos cables de debajo del volante y lo arrancó , el coche estaba rodeado de zombies , payasos diabólicos y hombres lobo .
    Mi hermano estaba asustado arrancamos y nos fuimos , al cabo de un tiempo nos encontramos a un payaso en la carretera y mi hermano me empujó la pierna para abajo y lo atropellamos.
    Al llegar donde mi tía no había nadie a si que saltamos la la valla y entramos al portal , el ascensor estaba róto y nos tocó subir por las escaleras mi hermano escuchó un grito entonces subimos corriendo.
    La puerta de la casa de mi tía estaba abierta y mi hermano dijo ” que raro no” y conteste yo “pues sí”.
    Entramos, no había luz entonces saqué el móvil , se seguían escuchando esos ruidos en una de las habitaciones a si que sigilosamente fuimos a esa habitación y había dos niñas comiéndose a mi tía , entré y saqué el palo afilado que cogí del callejón oscuro y rajé el cuello a una , la otra mordió a mi hermano y la maté, mi hermano se convirtió en uno de ellas a si que sin pensármelo dos veces le maté .

    fin

  18. Elena.G. 1ªC dijo:

    HOLA,ESTA ES MI REDACCIÓN ESPERO QUE ME PONGAS UN 10🙂
    LA SOLEDAD ES MUY MAL
    Era una tarde normal,mis padres habían salido a comprar junto con mi hermana;cuando de repente oí un ruido muy molesto.
    Mi reacción fue mirara a mi alrededor;cuando termine de revisar todo lo que me rodeaba escuche un hilo de voz que me dijo <>volví a observar a mi alrededor ,una mano me toco por detrás me gire aterrorizada , grite, nadie supo mas de mi.

  19. Daniel R. 2ºC dijo:

    Hola Ernesto, aquí te dejo mi historia de terror

    Era 29 de Octubre del 2016, ya se aproximaba la noche de los muertos, la noche del terror, la noche de los zombis, sí, habéis oído bien, la noche de los zombis que sería dos días antes de Halloween. Tras la fama que tuvo vestirse de zombi e ir por la calle asustando gente en otros lugares, decidieron copiarlo en Loranca.

    Era aún mediodía, Daniel había quedado con sus amigos para ir a la fiesta, aunque eran menores de edad, ellos irían a las espaldas de sus padres a pesar de todas las veces que les habían repetido que no fueran. Cada vez que se lo decían, más ganas tenía de ir, él sabía que algo se ocultaba ahí, ya que su madre nunca le había recalcado tanto algo, y eso provocó que quedase con sus amigos a las 00:00 para huir a escondidas hacia lo que tanta intriga le causaba.

    Ya era casi la hora, quedaban 10 minutos, él se vistió rápida pero sigilosamente, cogió las llaves y se fue. Ya habían llegado sus amigos, por lo que fueron todos juntos donde se celebraba la fiesta de los zombis, sería en el lago principalmente, es decir, el núcleo donde empezaba la actividad. No había nadie, pero de repente, apareció un zombi detrás de ellos, les dio un pequeño susto y tras unos segundos empezaron a reír recordando donde estaban. El zombi les dijo “Ahora tengo que ir a maquillaros”, todos le siguieron aunque el zombi recalcó que solo debía de ir uno, que ya regresaría a por los demás. El primer elegido para ir con el zombi fue el mejor amigo de Daniel. Mientras Luismi le acompañaba, sus amigos vieron por donde se iban. Tras esperar 45 minutos decidieron seguir los pasos del zombi. Llegaron a un pequeño desván oscuro, lleno de sangre, pensaron que era de mentira aunque empezaron a dudarlo cuando Daniel sintió que pisó algo, miró hacia abajo, encendió la linterna y vio el cuerpo inerte de su mejor amigo, miró a su alrededor y el resto de sus amigos habían desaparecido. Salió corriendo del desván pero antes, vio al zombi cogiendo a los dos amigos restantes. Lo último que escuchó al salir de aquel desván fue “No nos dejes”, unas palabras que nunca olvidará, si es que sobrevive.

    Huyó hacia su casa, cuando llegó, se metió las manos en los bolsillos para sacar las llaves, pero se dio cuenta de que habían desaparecido, pero ya le daba igual que le castigasen. Llamó al telefonillo como un loco, nadie dio respuesta y mientras tanto vio a lo lejos más zombis que se dirigían hacia él. Desesperado llamó al telefonillo de un vecino, finalmente contestó, aunque ya era demasiado tarde. Mientras Daniel estaba esperando una respuesta, alguien le tocó la espalda, se dio la vuelta y le pusieron una bolsa de plástico en la cabeza, él sentía que se quedaba sin aire, que perdía la vista, sentía cómo su corazón dejaba de latir hasta que perdió el conocimiento.

    Apareció en un lugar con un fondo blanco, a lo lejos divisó una figura, se acercó y descubrió a uno de sus amigos sin ojos diciendo “¿Por qué nos dejaste?” Fue cuestión de 20 segundos lo que tardaron en rodearle todos sus amigos fallecidos. Empezaron a nombrar su nombre, “Daniel, Daniel, Daniel…” pero repentinamente se escuchó en su cabeza un grito que decía “¡Despierta!” Entonces, le deslumbró una intensa luz blanca que le obligó a abrir los ojos y fue cuando vio a su madre diciéndole “Madre mía cómo duermes, pensé que habías muerto”. Y Daniel comprendió que todo había sido un sueño. O quizás no…

  20. Lara.L.(2°A) dijo:

    Eran las ocho y media de la tarde,ibamos de camino al pueblo cuando se nos estropeó el coche justo al lado de un viejo y abandonado hostal.Entramos a pedir ayuda ,pero allí dentro no había nadie,eran un lugar siniestro y mugriento.A las diez y cuarto de la noche ya marchábamos de nuevo hacia el pueblo después de que mi padre arreglase el coche.Llegamos a las doce menos cuarto de la noche. El pueblo parecía desierto, no se oía ningún ruido ni se veía a nadie. Nos dirigimos a la puerta de la casa de mi abuela,llamamos,pero parecía que no había nadie. Después de un rato de espera sin recibir ninguna respuesta,decidimos pasar la noche en el coche. Al día siguiente nos despertamos tarde sobre la una y media de la tarde. Volvimos a llamar a la puerta de mi abuela pero nadie contestó. Preocupados,comimos apresuradamente unos cuantos bocadillos que habíamos hecho el día anterior para el camino de ida al pueblo y que no nos habíamos comido. Después sobre las cuatro de la tarde,como la abuela seguía sin aparecer y el pueblo parecía muerto,decidimos salir a pasear.Fuimos a dar una vuelta por la dehesa,cuando estabamos en mitad del campo,una lluvia torrencial empezó a caer sobre nosotros,el sitio más cercano para refugiarnos era el cementerio. Mi familia y yo corrimos hacia allí,cuando conseguimos llegar a la puerta la lluvia caía con tanta fuerza que no se veía nada y todo se inundó en una profunda oscuridad. Conseguimos abrir la puerta del cementerio y corrimos a una especie de almacén a refugiarnos,una vez dentro nos sentamos en un rincón a descansar. Mi hermana que era la más curiosa de la familia se fue a investigar y descubrió que ese sitio no era un simple almacén.Cuando mi hermana regreso yo ya estaba casi dormida y oí algunos fragmentos de la historia que le contaba a mis padres sobre aquel extraño lugar.
    Eran las dos de la madrugada cuando me desperté sobresaltada, me encontraba sola en medio del inmenso almacén, me levanté,no ví a mi familia y decidí ir a buscarlos,pero no les encontré. A lo lejos ví una extraña sombra con un aura de luz que la rodeaba,me caí y empezar a ver extraños seres que salían del suelo. Empezaron a rodearme, hicieron un gran círculo alrededor de mí y empezaron a gritar, decían cosas sin sentido y palabras raras como si fuera un extraño ritual.Unos minutos después cesaron sus gritos, me levanté, y cuando me di la vuelta la extraña sobra de antes estaba junto a mí.Aquella sombra me susurro unas palabras que no logré entender y de repente el suelo me absorbió.Deje de ver a los extraños seres y a la sombra, no veía nada solo un profundo vacío negro. Ese vacío se empezó a llenar de antiguos recuerdos, empecé a ver una luz blanquecina a lo lejos, avancé hacia ella y cuando logré casi tocarla algo me zarandeo y oí la voz de mi madre diciéndome “Lara levanta es hora de que te vallas al instituto”.
    FIN
    Espero que te guste Ernesto😃

  21. Alejandro C.S 1C dijo:

    DONDE LA OSCURIDAD NO VE. Mis párpados se empezaron a mover hacia arriba y,entonces me desperté.Caminé ya vestido,hacia todas las estancias de la casa pero no había nadie de mi familia.Bajé a calle y había bastante niebla,me acerqué hacia la puerta de mi urbanización,salí y vi a un hombre con un sombrero negro y una mascara que me miraba fijamente.Él empezó a caminar hasta que llegó a un oscuro cementerio y entonces no se me ocurrió otra idea que seguir a ese hombre.Me paré en una tumba que con ella grabado mi nombre en esa piedra marchita.Mirando con miedo, alguien por detrás me dio un golpe en la cabeza y me tiró a la tumba que tenía grabado en aquella piedra marchita y oscura mi nombre.Al día siguiente me desperté de aquella tumba y me sacudí la ropa llena de arena, me levanté de la tumba y me encontré una tarjeta en aquel suelo sucio y arenoso.La tarjeta llevaba anotada:” Calle del lobo siniestro” Doctor Calatrava”.Fui a esa calle, abrí la puerta de aquel edificio abandonado y siniestro y me encontré al hombre del sombrero que seguí al cementerio y que creó que me tiro a esa tumba siniestra con la piedra marchita grabada mi nombre sentado en una silla.Entonces cogí la daga que llevaba en el bolsillo y se la clavé en el corazón .Mientras que el deliraba yo le quité la máscara que llevaba tan oscura vi que era mi querido padre…Continuará.

  22. Alba R.C 1 eso C dijo:

    Era un día como todos los de la semana, pero hoy me sentía rara; fui al instituto y estaba la puerta abierta,pero na había nadie me imagine que ya habrían entrado.
    Entre al instituto y había una luz a lo lejos que parpadeaba, pero me daba igual, entre al pasillo y estaba oscuro, fui a encender la luz y cuando la encendí algo paso corriendo delante mía; después de eso subí a clase y estaba la puerta abierta y entré y se me olvido darle a la luz, cuando fui a darle, pise como un charco de agua, encendí y estaban en el suelo todos los profesores del instituto e intente salir de allí corriendo pero me escurrí con el charco de sangre y algo se abalanzo sobre mí, me intento morder, pero le pegue una patada y salio volando a la ventana, por suerte al golpearse contra la ventana el bicho ese raro rompió el cristal, al intentar abalanzarse otra vez me agache y salio volando por encima mía y cogí un cristal y a la tercera vez que se abalanzo sobre mí le clave el cristal en el cráneo y murió.
    Salí corriendo del instituto y fui a la comisaría; llegue y les conté todo lo que me paso y no me creyeron y para que me creyeran les lleve donde paso todo y ya hay me creyeron y clausuraron el CEIPSO Salvador Dalí,bajo la inspección de los científicos para saber que ser raro era el que había provocado todo ese desperfecto.

  23. Raúl G 2ºA dijo:

    Era un día normal de instituto y me dirigía al mío, corría, llegaba tarde. Por fin llegué y entré en el recinto. Todo estaba en silencio, apenas se veía, una niebla oscura lo inundaba todo. Entré en clase, no había nadie. Se me ocurrió ir al laboratorio, porque tocaba física y química, pero sólo encontré…mochilas, gafas, zapatillas, calzoncillos…. Todo era ropa, ningún compañero. Se me ocurrió mirar por la ventana pensando que podían estar en el patio. No vi más que una sombra muy grande. Entonces decidí investigar, salí de clase y me dirigí a las escaleras. El pasillo se me hacía eterno. Justo antes de llegar vi una sombra y pensé que sería algún compañero. Al girar me encontré…..una figura esbelta, muy alta, con unos ojos que me miraban fijamente, parecía que se le iban a salir. No sabía qué hacer, empecé a correr. La extraña figura parecía que no se movía, sin embargo, terminaba siempre al lado mío. Tomé la decisión de salir del instituto a toda prisa pero la puerta casualmente se había cerrado. Estaba atrapado, sin salida, y entonces…algo me agarró por la espalda. Al girar lo vi. La figura extraña me atrapó. Me llevó hacia una especie de nave situada en el gimnasio, y de repente…un ruido…¡ring! ¡ring! ¡ring!…..era la alarma del móvil, todo había sido una pesadilla, una terrible pesadilla.
    Ahora me dirijo al instituto de nuevo y me pregunto…..¿habrá alguien? ¿estarán mis compañeros? o ¿sólo estará esperándome esa figura pálida y extraña?….quién sabe.

  24. Cristian.R.2°A dijo:

    Corría la fría y oscura noche de jalogüin de 1999 cuando en esa época corrían las noticias de que algo extraño iba a pasar aquella noche. Salí de casa caminando con mis amigos convencidos a pasarlo bien cuando derrepente vemos una sobra rápida que pasó por nuestros ojos,todos nosotros nos preguntamos que podría ser aquella sombra.
    No le dimos tanta importancia a aquel momento en el que percibimos la sobra, puesto que seguimos caminando hacia una fiesta que hacían en el barrio.
    Al cabo de un rato vemos que tres chavales se nos acercaban poco a poco diciendonos: “Cuidado” nos lo dijo uno de ellos que le recorría la sangre por toda la cara, los otros dos, nos observaban con una mirada tenebrosa.
    Volvimos a repetir la acción de no darle tanta importancia.
    Ya nos quedaba poco para llegar, de pronto vimos como en la vuelta de la esquina estaba plegada de sangre por los suelos y se oían gritos y voces de personas que decían socorro.
    Sin pensarlo dos veces volvimos la cabeza para no salir dañados y nos apereció la misma sombra que se nos presentó anteriormente.
    Nos dijimos si podría haber sido exactamente la misma sombra y fue cuando la respuesta a esa pregunta nos lo decía una voz de una anciana que paseaba por la calle vestida de negro: “Aquella sombra no es una sombra cualquiera , sino la sombra de la niña de la bata blanca”.
    Fue ahí cuando nos empezamos a preocupar por nosotros mismos.
    Al salir de aquel lugar nos acercamos a un bar para beber agua cuando en el camino a ello se nos pone delante la niña de la bata blanca, iba con los pelos alocados con cicatrices en la cara y en los brazos.
    Ella nos dijo mirandonos fijamente a los ojos: “Esta noche es mía, no de vosotros” “Cuidado” “Cuidado” “Cuidado” aquella frase se iba alejando poco a poco como si hubiera éco y se me vinieron todos los recuerdos de aquel día.
    De pronto desperte diciendo: “¡Cuidado! ¡Cuidado!”

  25. Marcos Risco 2B dijo:

    Era de noche, Marcos pasó por delante de una casa abandonada donde delante de aquella había una niña llorando y apoyada sobre una pared.
    Marcos preocupado por ella la preguntó que la pasaba, la niña dijo que su perro se había adentrado en la casa abandonada y que a ella la daba miedo entrar a buscar a su perro.
    Marcos entró en la casa para buscar al perro, de pronto apareció el perro subiendo las escaleras hacía el segundo piso. Marcos siguió tras él, el perro se había metido en una habitación con la puerta entreabierta.
    Marcos entró en la habitación se quedó pensando, era la habitación de una niña, colgado en la pared había una foto de una familia la niña de esa foto le sonaba de algo.
    Marcos asustado se quería ir de la habitación se dio la vuelta y allí estaba la niña ensangrentada y llorando:
    ELLOS ME MATARON Y TAMBIÉN TE MATARAN A TI.

  26. David. R.2C dijo:

    Para empezar hoy os quiero hablar sobre un suceso paranormal que tuve. Todo fue en la noche de Halloween cuando mis padres se fueron y me dejaron toda la noche solo con mi perro. Hasta ahí todo iba perfecto hasta que fue el momento de irme a la cama. Yo estaba solo y todavía creía en fantasmas, pero no creí que los fuese a ver. Cuando me metí en mi cama para dormir, empecé a escuchar como caían gotas de agua. Entonces fui al baño y era el grifo, lo cerré y me fui a la cama; más tarde, comencé a escuchar de nuevo como caían las gotas de agua, pero esta vez con más fuerza. Metí mi mano debajo de la cama para que me chupara el perro la mano porque así me sentía más protegido. Al día siguiente, me fui al sótano para coger unos platos cuando de repente, me encontré a mi perro en una bañera, muerto y con un espejo que ponía con la propia sangre de mi perro: “ No fue el perro quien te chupó la mano´´.
    Ahora mismo me encuentro en un hospital. Los médicos me dijeron que me desmayé y también que los ataques que sufrió mi perro no eran de una persona, puede que se tratasen de fantasmas…

  27. Cris.M. 2ºC dijo:

    Un sábado por la noche, un profesor del colegio/instituto Salvador Dalí , fue allí a por su mochila que se había olvidado el día anterior, cuando llegó, la puerta del colegio estaba abierta, lo olvidó y se fue a la clase de 2ºC a por su mochila, la clase resultó estar abierta, abrió la puerta despacio y todo estaba oscuro, fue a encender la luz y resultó que no se encendía, y entró a oscuras ya había recorrido la mitad de la clase cuando escucho un ruido que procedía del pasillo, se dio la vuelta para ver que era y vio una sombra que se le acercaba, dio un paso a tras en el que se tropezó con algo y calló al suelo, en ese momento se encendió la luz y vio que la sombra era una chica con los ojos blancos, piel pálida y una boca enorme con los dientes que acababan en punta, y que la tenía a un milímetro de distancia de su cara, la luz se fue y no sabía que hacer, pero notó como dos manos le agarraban de los hombros y tiraban de él intentando matarle , pero antes de que pudiera hacer nada el profesor yacía en el suelo bañado en un charco de sangre.

  28. Lara.L.(2°A) dijo:

    Hola Ernesto,
    ¿Se puede hacer una historia de miedo con final gracioso?

  29. ANDRÉS D. 2C dijo:

    HALLOWEEN EN EL COLE
    Me desperté mareado, estaba en un aula oscura con un golpe en la cabeza. Empecé a recordar lo que había pasado.
    Me levante como todos los días, me duché, desayuné y me vestí. Cuando baje no había nadie, así que me fui solo, no me importaba ir a tientas con la niebla y con las farolas fundidas, llegué y vi la puerta abierta y escuché ruido de voces, así que pensé que eran los niños y al mirar el reloj, vi que había llegado diez minutos tarde, cuando entre en el centro estaba todo encendido pero había poco ruido y eso me extraño pero no impidió que subiera a clase. Estaba cerrada y recordé que había educa, así que fui al gimnasio pero no había nadie, de repente me golpearon en la cabeza.
    Ahora estoy aquí y he sacado mi navaja que tenía porque se me olvidó sacarla de la chaqueta; sabía que eso no serviría pero me sentía más seguro. Fui a la sala del material y cogí tres palos de hockey y cuerdas, me hice unos nudos y até dos palos en mi espada y uno lo tome en la mano y me dispuse a entrar con mi mochila en la clase y atrincherarme como una persona normal. La navaja la guardé en el bolsillo, fue algo difícil subir la mochila con los palos por todos lados pero llegué a mi clase y partí la cerradura con la navaja y entré. Puse el armario en la puerta impidiendo la entrada y esperé, mientras leía el periódico “el Mundo”, pero después apagué el ordenador al escuchar ruidos, me tiré por la ventana y entré en la sala de ordenadores y volví a la tercera planta y ahí había un adolescente de quince años vestido de negro, le tiré la navaja pero con su mente la hizo girar y la dirigió hacía mí, tenía la cara blanca con pupilas rojas y colmillos, aquello me hizo retroceder hasta el punto de tropezarme con la barandilla y eso fue a por mí, paró justo enfrente de mí y me tranquilicé un tanto y empezamos a dialogar, me dijo que era un niño que mutó al estar expuesto a una serie de compuestos y venía a apuntarse al instituto, cuando me di cuenta de que detrás del él había otro como él y le empujé haciendo que aquello me mordiera a mí gritando agónicamente viendo como esas cosas se mataban entre ellos.
    Al final sus sombras inertes espirituales abandonaron ya su cuerpo sin vida y las almas intentaron poseerme y entraron en mi cuerpo, ahora están en un rincón de mi mente haciéndome chillar de dolor cuando no hago lo que ellas quieren y en mi cabeza suenan sus voces sin vida.

  30. Ana.G 2ºB dijo:

    Érase una vez una familia de cuatro miembros, dos gemelas llamadas Marta y María y sus padres. Esta familia marchaba muy bien y vivían en un gran piso situado en el centro de Madrid. Cuando llegó la crisis la medre se quedó sin trabajo y al padre le echaron porque sobraba personal. Dicha familia llegó a un punto en el que apenas tenían dinero suficiente para comer y mucho menos para mantener el material escolar del colegio al que asistían. Dada, esta situación, la familia decidió vender su casa para trasladarse a la casa de la abuela que vivió en el pueblo hace unos años. Las gemelas de 10 años de edades pareció frustrante esta decisión pero apenadas hicieron las maletas y se marcharon hacia ese misterioso lugar.
    Era de noche, hacía un viento horroroso y los árboles que rodeaban la casa agitaban sus ramas sin parar al compás del aullido de los lobos. Cuando abrieron la gran puerta de madera para acceder a la casa notaron un frío extremo y un olor a madera húmeda incómodo.
    Marta y María, acostumbradas a vivir en una ciudad rodeadas de gente en un piso nuevo compartiendo ambas la misma habitación, se encontraron en la situación de tener que separarse a la hora de dormir, ya que había una cama pequeña por habitación exceptuando la de matrimonio que era para sus padres.
    Llegó la hora de dormir, las paredes de madera chirriaban, las ventanas se movían a la par de las lámparas y una voz conocida se oía gritar de fondo. Marta y María con mucho terror salieron al pasillo central de la casa para encontrarse, se abrazaron y justo en ese momento se oyeron pasos, miraron hacia donde venían y reconocieron la sombra de su abuela, la cual llevaba dos años enterrada. Dicha sombra se acerco a ellas con una vela en la mano y las dijo: “No temáis a la oscuridad, ni a los ruidos de este lejano lugar que suelen ser por las noches ya que los muertos revivimos para volver a nuestros hogares, nunca os haría daño”. La sombra desapareció cuando la madre encendió la luz tras escuchar ruidos extraños. Marta y María volvieron a sus habitaciones como si nada hubiera pasado.

  31. Iván.m dijo:

    LA CASA ENCANTADA

    Podía ser un puente de Halloween como otro cualquiera, pero ese año decidimos mis padres y yo ir a una casa rural.Aquella casa estaba en Galicia, pero no me acuerdo del nombre del pueblo.El pueblo era muy tranquilo, y como llegamos al atardecer pude ver lo que había a mi alrededor.La casa era muy antigua y cerca de ella había un campo agrícola, con un enorme espantapájaros.
    Mi sorpresa fue que el dueño al abrirnos vestía exactamente igual que el espantapájaros, con su sombrero de paja y su mono de trabajo.
    Cuando miro hacia el campo veo que el espantapájaros no está, y me entra miedo.Más tarde se lo comento a mis padres y estos como siempre no me hacen ni caso,me dicen que ya estoy con tonterías y acabamos de llegar.Esa noche no pude cenar recordando lo que había visto.Al acostarnos mis padres se durmieron enseguida, pero yo oía ruidos de puertas que se abrían y cerraban,y golpes en las paredes.Intenté despertar a mis padres para que lo escucharan, pero fue imposible, a mis padres no los despierta ni una bomba,por lo que me tapé la cara con la manta y esperé a que amaneciera.
    A la mañana siguiente salí de la casa y ví de nuevo al espantapájaros, allí seguía como si nada hubiera pasado.Dando una vuelta por el campo me encontré una lápida con la foto del señor que nos entregó las llaves de la casa.Rápidamente se lo dije a mis padres y me hizo gracia las caras de miedo que pusieron cuando vieron la lápida.Decidimos irnos ese mismo día y devolvimos la llave a una chica muy joven.Le preguntamos por el hombre de la foto y nos dijo que era su abuelo,que llevaba veinte años muerto, y que la noche de Halloween suele aparecer por la casa.Nos montamos en el coche y nos fuimos de allí, no creo que volvamos a salir de puente por Halloween, al menos de momento.

  32. Paula.P 2A dijo:

    Me sonó el despertador. Eran las 7:00 de la mañana del día 30 de octubre. Me quedé sentada al borde de mi cama. De lejos oía lo que suelo oír cada mañana en mi casa;mis hermanos jugar,las perras andar por la tarima del salón,mi padre roncar… También es típico oír a mi madre subir las escaleras,por lo que sus pasos también los reconocí. La esperé en mi habitación para recibir su beso de buenos días. Parpadeé y al abrir de nuevo los ojos ya no escuchaba nada. Toda la casa estaba a oscuras. No había nadie en mi casa. Miré el reloj. Eran las 8:00 y el instituto empezaba a las 8:15,por lo que me vestí con suma rapidez,desayuné,me lavé y salí de casa. Cogí el mismo camino de siempre. No había nadie en la calle. Llegué a casa de mi mejor amiga y llamé al telefonillo para que se viniese conmigo. Nadie me contestó,por lo que supuse que ya se había ido. Sólo me quedaban 5 minutos para llegar a clase a tiempo,pero me pasé por casa de otra amiga por que no me quería ir sola. Llamé al telefonillo. Nadie contestó. Empecé a correr para no llegar tarde. Cuando por fin llegué las puertas estaban cerradas. Pensé que tenía mal la hora del reloj,por lo que me senté a esperar que alguien viniese. Comencé a aburrirme,así que cogí mi móvil para mandar un mensaje a mis amigas. Miré la última vez que se habían conectado al WhatsAap y esto es lo que ponía: últ.vez 03/11/35 a las 14:25. ¿Como podía ser? Era 30 de octubre de 2016,o eso es lo que yo pensaba. Quizá habían pasado los años y yo me había quedado dormida. A lo mejor era ese el motivo de que las calles estuviesen desastrosas. Decidí volver a casa. Cogí una mochila para meter agua,comida y ropa de repuesto,pues me iba a ir a investigar lo que había pasado en estos años en los que yo no me había movido de la cama. Al abrir el grifo para llenar mi botella el agua salía marrón,así que no pude hacerlo. Abrí la nevera,con la esperanza de encontrar algo de comida,pero no fue así. Lo único que pude coger fue ropa. Entré al trastero y cogí mi bicicleta. Salí de casa y cuando estaba llegando a la placita comencé a oír personas corriendo,pero no las veía. Pasé por en frente del bar al que solía ir todos los domingos con mi familia. Una figura con el pelo alborotado detrás de la barra hizo que me detuviese. Dejé la bici en el suelo y acto seguido entré en el bar. Las mesas estaban destrozadas,al igual que las sillas. Ya no veía aquella figura de pelo alborotado. Me acordé de que no había podido coger ni comida ni agua de mi casa,así que fui a la cocina del bar y metí alimentos en mi mochila. Luego fui hacia la barra para llenar mi botella. Salí del bar a causa de unas voces que no dejaban de llamarme. Provenían del metro. Me acerqué hasta allí. Volví a dejar la bicicleta en el suelo y bajé las escaleras. Escuché un tren que se aproximaba y cuando llegué abajo vi muchas personas muertas en el suelo. Entre ellas se encontraban algunos de mis familiares y amigos. Llegó el tren y al abrirse sus puertas había muchos payasos. Me adentré al tren y este se empezó a mover. Yo tenía mucho miedo;los payasos me estaban acorralando. Uno de ellos sacó un cuchillo y al acercármelo al cuello cerré los ojos. Permanecí con los ojos cerrados unos 5 segundos. Al abrirlos me encontré al borde de mi cama. Vi a mi madre entrando en mi habitación. Volví a oír mis hermanos jugar,a mis perras andar por la tarima del salón y a mi padre roncar. Eran las 7:00 de la mañana del día 30 de octubre de 2016.

  33. Nerea.M 2ºB dijo:

    No me lo podía creer, era el día que tanto estábamos esperando, íbamos a ir a la Warner, estaba nerviosa después de estar tantos días planeándolo.
    Era un día soleado, hacía calor. Natalia y yo llegamos antes que los demás, no había nadie, éramos las primeras en llegar, no nos lo creíamos, íbamos a ser las primeras en coger las entradas y pasar, ¡no íbamos a tener cola! Aunque pasaba el tiempo y no aparecía nadie por allí, la Warner no la abrían, por lo tanto decidimos llamar a los demás, pero nadie nos lo cogía, que raro era todo eso.
    Al cabo de unos minutos, se oyó uno chirrido que venía de la puerta. Natalia y yo no sabíamos si pasar, al cabo de un tiempo, empujamos la puerta y entramos, nada más entrar, la puerta se cerró de un portazo, no nos lo podíamos creer, intentamos llamar a nuestros padres pero los teléfonos se nos quedaron sin batería, al instante todo se empezó a nublar, el día fantástico se ha ido.
    Natalia y yo decidimos ir a dar una vuelta para ver si había alguien.
    Tras unas horas andando y diciendo ” hay alguien aquí “, nos dimos por vencidas, de repente empezamos a notar como si alguien nos estuviera observando, nos giramos y no había nadie, esa situación nos empezó a dar mucho miedo, de pronto se empezaron a oir unos ruidos muy extraños por megafonía, a continuación a lo lejos vimos como se acercaban criaturas muy extrañas, no sabíamos muy bien que era hasta que todo se empezó a llenar de esos seres extraños, eran zombies, nos empezaron a perseguir por todas partes, no sabíamos como escapar, hasta que de pronto vimos unos servicios y decidimos meternos allí, cerramos la puerta con pestillo y solo se escuchaban ruidos y golpes.
    A las horas se oían gritos, pero no tan extraños como los de los zombies, eran diferentes, eran de niños, nos asomamos por la ventana y vimos que el parque estaba como al principio, un día soleado, pero había una diferencia, la gente que se estaba divirtiendo antes no estaba.
    ¿Qué diablos estaba pasando?
    Decidimos salir del baño e irnos a casa pero nuestros amigos nos pararon y nos preguntaron que dónde nos habíamos metido, preferimos no contarles nada y decirles que nuestros padres nos esperaban en la puerta y que nos teníamos que ir, por lo tanto así hicimos, nos dirigimos hacía la puerta.
    Cuando estábamos a puntos de salir…. ¡BBUUUM! Algo nos cogió por la espalda y….

  34. Marco.M.J.2ºC dijo:

    Nunca olvidaré ese horrible viaje. Todo empezó cuando mis amigos y yo decidimos irnos a una casa rural por el norte de España. De camino al pueblo rural, pasamos por un cementerio que estaba en una colina, muy lejos del pueblo. Estaba anocheciendo y el lugar era tenebroso.
    La primera noche que llegamos a la casa, cenamos y nos fuimos a la cama pronto. A medianoche empezó a llover mucho y escuchamos unos ruidos que venían de la habitación de al lado. Fuimos a ver qué pasaba y uno de mis amigos que dormía en esa habitación no estaba. No le encontramos por ningún lado de la casa ni en los alrededores. Estuvimos con tanto miedo de que le hubiera pasado algo que no pegamos ojo en toda la noche. Al día siguiente al levantarnos nos encontramos a nuestro amigo en el sótano de la casa, lleno de barro. No se acordaba de nada de lo que le había pasado esa noche. Al poco tiempo nos fuimos a Madrid.
    Durante un tiempo estuve buscando información en libros sobre historias y leyendas que pasaran por aquella zona hasta que me encontré con un libro en el que salía una muchacha joven de aspecto extraño, que rondaba la zona donde estuvimos alojados. Al cabo de unos meses volvimos a ir al pueblo rural, para ver si encontrábamos a esa chica o más información sobre esa leyenda y así saber que le pudo pasar esa noche a mi amigo….. La leyenda decía que recorría las calles del pueblo buscando a personas que hubieran pasado por el cementerio del pueblo y hubiera molestado a los difuntos.
    Investigando descubrimos que esa chica había aparecido muerta y nadie sabia lo que le había ocurrido. De vez en cuando su alma se presentaba en el pueblo buscando turistas nuevos para contarles como murió, aunque mi amigo no se acuerde de nada……

  35. Aira S.G. 2°C dijo:

    LA NOCHE DE HALLOWEEN
    Era una noche oscura, era la noche de Halloween.
    Un grupo de amigos se fueron a pedir caramelos a las casas más cercanas, como la mayoría de la gente no les habría la puerta, decidieron avanzar un poco más.
    Cuando llegaron a la parada del autobús, se dieron cuenta de que Charlotte no estaba, y pensaron que se habría tenido que ir por alguna cuestión.
    Esta vez casi todos los vecinos les dieron caramelos.
    Como tenían sed, decidieron ir a un bar cercano a beber algo.
    Y cuando llegaron, tampoco estaban ni Cameron ni Alexis.
    Esta vez, a los amigos les pareció un poco raro que hubieran desaparecido los tres.
    Cuando terminaron, Adam dijo que se tenía que ir porque le había llamado su madre.
    Entonces Rachele y Scarlett decidieron volver a casa porque tenían un poco de miedo tras la desaparición de sus amigos.
    Por el camino, decidieron llamar a Charlotte, a Cameron y a Alexis, pero ninguno de los tres cogieron el teléfono.
    Las chicas se preocuparon aún más, pero ya habían llegado a sus casas.
    Cuando iban a despedirse, sus tres amigos las asustaron, y ellas se dieron cuenta de que sólo las habían gastado una broma pesada.

  36. Gabriel Rodríguez 2º B dijo:

    LA NOCHE DE LAS CALABAZAS VIVIENTES.

    Angel era el cocinero del colegio de un pequeño pueblo pegado al mar. Era un pueblo alegre y entretenido en verano cuando los turistas acudían en busca del sol y el mar, pero cuando llegaba el otoño las calles se vaciaban y la vida y el bullicio veraniego se perdían.
    A Angel le gustaba la fiesta de Hallowen y ese año quería decorar de forma especial el colegio. Había pensado comprar grandes calabazas, que vaciaría y a las que recortaría las típicas caras de calabazas de Hallowen.
    Fue a comprarlas a casa de una mujer del pueblo de la que se comentaba que durante las noches celebraba en su huerto ceremonias de brujería y que por eso todo lo que crecía en aquel lugar estaba maldito.
    Angel se puso a la tarea unos cuantos días antes de que llegara la noche tan esperada. Cuando acabó pensó que no sería mala idea rellenar aquellas cabezas con dulces y golosinas . Cuando por fín acabo el trabajo se fijó en ellas, colocadas sobre la mesa de trabajo de la cocina no pudo evitar que un escalofrío recorriera su cuerpo. Tenían una expresión tan horripilante que daba miedo mirarlas.No se había dado cuenta de lo rápido que había pasado el tiempo, miró su reloj y se dió cuenta que marcaba las 12 de la noche, apagó la luz y se marchó a casa. La cocina se quedó a oscuras y entonces pudo verse que las calabazas desprendían una luz misteriosa y que al son de una música que sonaba en el exterior empezaban a danzar y a salir por una pequeña ventana que Angel dejaba abierta para mantener bien ventilada su cocina. En la oscuridad de la noche las cabezas iluminadas recorrieron el pueblo, movidas por aquella música que tocaba aquella mujer misteriosa que las había cultivado.
    Aquella noche pasaron cosas extrañas en aquel pueblo, cuando amaneció se escucharon gritos de terror en algunas casas. Durante la noche algunos vecinos habían recibido la visita de las calabazas malditas y sin saber como, sus cabezas fueron separadas de sus troncos y colocadas en las puertas de sus casas, donde permanecían cuando el sol del nuevo día iluminó las calles de aquel pequeño pueblo pegado al mar..

  37. Alvaro.G.2A dijo:

    Me encontraba en la cama había mirado el reloj y marcaba las 12:06 , escuche una puerta abriéndose pensé que era mi padre o hermano , cuando el reloj marco las 12:15 escuche que unos pasos se aproximaban a la puerta lenta mente cuando vi que el pomo de la puerta bajaba poco a poco asta el punto de que la puerta se abrió revelando una sombra que no conseguí reconocer . Era una sombra muy grande pero lo que me trago la atención fue que era asimétrica ya que el brazo derecho era demasiado fino para ser humano mientras el otra parecía muy musculado y las piernas eran muy largas y finas . Me baje de la cama y me escondí debajo de ella vi el cuerpo de el misterioso ser que se me aproximaba observe que llevaba un objeto afilado y punzante en la mano del cual goteaba un liquido rojo , la persona se acerco a mi y pude reconocer que el objeto que sostenía era un machete y que el liquido era sangre me pregunte de quien pero de repente note que algo me agarraba la pierna y que tiraba de mi , al darme la vuelta mientras que algo me arrastraba conseguí ver que era , era el desconocido , me soltó y me dijo “esto no debería haber acabado así , todo a sido culpa de tu padre “. A continuación me clavo el machete el el pecho . Y me desperté mi reloj marcaba las 12:06 escuche una puerta y

  38. Andrea F.D. 2ºB dijo:

    Hola Ernesto, aquí te dejo mi historia.

    EL AUTOBÚS MALDITO

    Aquella noche salimos temprano del cine pero llovía mucho y no quisimos volver andando a casa, así que decidimos ir a la parada que estaba justo enfrente del cine para regresar secos a casa, ninguno llevábamos paraguas y a mi madre no le hace gracia que aparezca hecha una sopa; a mis amigos les pasa lo mismo pero creo que mi madre se lo toma demasiado en serio.
    Pasaban los minutos y no pasaba el autobús, le preguntamos a una señora y nos dijo que hoy había huelga de autobuses, lo dijo como si fuésemos tontos porque se extrañó y hasta se enfadó diciendo que la juventud está empanada y solo piensa en juergas…
    Esperamos 15 minutos más hasta que optamos por marcharnos andando y eso que seguía lloviendo con la misma fuerza que antes. Por el camino nos dimos cuenta que las farolas parpadeaban y que había muy pocos coches a pesar de no ser muy de noche, cosa que comentamos echando unas risas y apurando las golosinas que nos habían sobrado en el cine. Seguimos andando hasta llegar al cruce donde estaba la estación de autobuses que antes fue un psiquiátrico del que los mayores de mi barrio cuentan ciertas historias que nos ponían los pelos de punta cuando éramos más pequeños y que nos hacían temblar de rodillas para abajo. Nos pusimos a recordar la de aquella familia que se encargaba del mantenimiento del psiquiátrico, no tenían mucho que comer después de la guerra, por lo que nos contaban de pequeños sabemos que eran doce en total y se los conocía por “LOS FLACOS” hasta que, con el paso del tiempo solo quedaron los padres y la abuela, dicen que llegaron a morir con una gran cantidad de dinero y los tres muy gordos, pero nunca se supo lo que pasó con los ocho hijos y el abuelo, unos contaban que los vendieron y otros que como no tenían nada que comer habían hecho un pacto con el diablo cambiando sus almas por comida…, me entran escalofríos. Esta es una de las muchas historias que contaban y que mis padres evitaban cuando les preguntaba por ellas, decían que eran habladurías.
    A Pedro le entraron ganas de mear y dijo que iba al baño de la estación de autobuses, que aunque estaba cerrada podía saltar la valla metálica sin problemas porque siempre es el valiente del grupo. Le vimos alejarse, al regresar nos contó que saltó, que se enganchó la mano con un barrote que estaba roto y se cortó manchándose los pantalones y la chaqueta de tal manera que cuando lo vimos nos asustamos. Nos dijo que ya se había lavado las manos y que las manchas de sangre se las quitaría su madre cuando lavase la ropa, tenía la cara rara y la capucha de la sudadera le tapaba el flequillo del que siempre nos reíamos, estaba más nervioso que de costumbre, además nos dijo que nos diéramos prisa que iba a oscurecer del todo.
    Nos quedaba un buen paseo hasta llegar a nuestras casas, entonces salió de la estación un autobús y no paró hasta bajar la calle por completo, era más nuevo de lo habitual y lo curioso es que no tenía ningún cartel que indicase a donde se dirigía. Llegamos a él y se abrió la puerta dejando ver a un señor mayor vestido de azul que nos miró amablemente y nos dijo que si nos llevaba, a todos nos pareció raro porque pensamos que si la estación estaba cerrada cómo un autobús iba a salir de ella, pero la lluvia nos invitó a subir corriendo sin pensar en nada más. Se cerró la puerta y entonces Pedro que estaba muy nervioso se bajó la capucha y vimos como su cara se estaba deformando con unas costras y unos granos que supuraban algo de color verde muy desagradable. El conductor tocó un botón y apagó las luces de inmediato, nos quedamos boquiabiertos con la cara de Pedro sin darnos cuenta de que el conductor y Pedro se conocían, entonces nos dimos cuenta de que algo malo iba a pasar porque el conductor se quitó la máscara dejando ver una cara terrorífica donde no había nada de piel y todo eran venas, pellejos y sangre, de repente empezaron a salir de debajo de los asientos ocho seres con el mismo aspecto que Pedro y el conductor, enseguida nos dimos cuenta que todos tenían algo en común aparte de una delgadez que dejaba ver hasta el alma ensangrentada, los órganos y hasta el corazón latiendo tanto que parecía intentar romper la piel que cubría los cuerpos; gruñían entre ellos y parecían una familia, lo eran, eran los ocho hijos y el abuelo del matrimonio que trabajaba de mantenimiento en el psiquiátrico ; entonces nos miramos todos pensando que nos quedaba poco tiempo de vida y que no teníamos que haber ido al cine el 31 de octubre y menos aún haber subido a ese maldito autobús…
    Yo he podido contar esta historia porque mi madre me tocó la espalda diciéndome: “Despiértate cariño, tu padre ya ha traído los churros”.

  39. Álvaro S. 2B dijo:

    LA MONTAÑA
    Era una noche extraña, una gran luna llena iluminaba la estrecha calle por donde yo pasaba haciendo inútil el trabajo de las farolas. Se podía palpar tensión en aquel lugar, el barrio estaba siendo asediado por vándalos los múltiples ataques y robos estaban causando el terror entre la población. Fue caminando cuando escuché un ruido que no iba al olvidar en la vida, un ruido que me estremeció en el instante en el que entro en mis oídos. Aunque aturdido por el sonido logré acumular la fuerza necesaria para echar a correr. Sin mirar atrás salí corriendo hacia mi lugar favorito de todo el barrio la montaña, cuando me miré en el reflejo del agua del manantial me extrañe porque tenía una herida en la parte frontal de la cabeza mirando un poco más observe que mi pelo estaba manchado con algo blanco me toque la cabeza mire mis manos llenas de yeso. Rápidamente subí a lo más alto de la montaña donde se podía apreciar todo el barrio. No quedaba nada de él lugar donde viví. Baje lo más rápido que pude con sensación de revuelto en el estómago. Cuando llegue abajo vi la ciudad intacta, fui corriendo hacia mi casa y me miré en el espejo y no había ni rastro de las heridas. Desde entonces no volví a subir a subir a la montaña.

  40. Marcos S-C. 2C dijo:

    LA NOCHE DE JALOGÜIN
    Era un día que yo no recuerdo, fue la primera vez que quedaba para “celebrar” HALLOWEEN. Éramos nueve chicos incluyéndome. La verdad es que me lo pasé bien.
    A la mañana siguiente me enteré de que tres compañeros míos se quedaron en coma, durmiendo con un peluche de la serie: Freddy and Friends. No sé por qué, pero me sentía mal.
    Al siguiente HALLOWEEN, quedamos los seis para ir a Baby´s Circus Pizza World. A mi esos animatrónicos me daban mal rollo, ya que estaban inspirados en la serie.
    Uno de nosotros se fue al servicio. Pasó mucho rato y nos olvidamos de él. Cuando íbamos a salir me di cuenta de que éramos cinco, volví yo solo para recogerle, pero no le encontré, le busqué hasta que cerraron. Nunca más se le volvió a ver. Echaron por las noticias que los niños en coma habían muerto.
    Pasó otro año más y estábamos tristes por la pérdida de nuestros compañeros. Pero planteé en ir a buscar pistas en Freddy Family Dinner. Me sorprendió que todos aceptaran.
    Cuando llegamos, sentí sospecha, emoción, terror y diversión al mismo tiempo. Pasamos de la pizza que estaban sirviendo y de todos los juegos y recreativos. Llegamos al pasillo de la sala de fiestas, al fondo, había una mesa con un ventilador apagado, debería de ser donde pasaría la noche el guardia de seguridad. Al no encontrar nada, volvimos a la sala principal, mientras, me fijé en un cuarto oscuro. Esta vez jugué a los recreativos y pasó tanto tiempo que me perdí del grupo. Al momento que me di cuenta, paré de jugar y me preocupé. Escuché en mi cabeza: “There was never just one”. Me asusté y empecé a buscarlos, pero ni rastro de los cuatro chicos. Me maldije a mi mismo por haberme pasado lo mismo. Me llamó la atención un hombre disfrazado de Golden Freddy, me fijé entre los grandes agujeros de los ojos del traje y vi que vestía de morado. Volví a mi casa yo solo. Esa noche lloré desconsoladamente. Y al día siguiente escuché que habían desaparecido los viejos animatrónicos guardados en la sala oscura.
    No volví a celebrar HALLOWEEN ya que pensaba que estaba maldito y no quería ser el siguiente.
    Pasaron años y años, creo que cinco, cuando empecé a investigar de lo que había pasado. La pizzería cerró por las desapariciones de los niños y de las cosas. Pero abrió otro local: Freddy Fazbears Pizza, me recordó al protagonista: Fredbear. Abrió porque encontraron los animatrónicos viejos y los repararon. Fui yo solo para averiguar el caso.
    Entré y miré a los animatrónicos con cara desafiante, dándome cuenta de que me observaban. Miré y rebusqué por todos lados, hasta vi a un animatrónico “out of order” según el cartel. Me costó mucho entrar al backstage por la gente que me miraba. Allí había cabezas y trajes de repuesto, pero vi un pequeño agujero y me asomé por él. Me pareció ver otra sala y me puse a buscar una palanca o cerradura. Encontré un especie de botón y lo pulsé, una parte de la pared se abrió hacia delante, pasé, vi el traje de Golden Freddy, me sonaba haberlo visto antes y me acordé del tipo que lo llevaba, haciéndome pensar en que ese hombre era el secuestrador.
    Vi una sombra pasar y sentí una presencia, casi se podía oler mi miedo. Cogí la primera cosa que vi y me giré para golpearle, pero ese hombre de morado lo esquivó fácilmente haciéndome perder el tiempo justo para acuchillarme. Yo no estaba muerto pero, me arrastró hasta el backstage donde allí acabó con mi vida.

  41. Claudia.H. 2A dijo:

    Era un día como otro cualquiera, acababa de quedar con mis amigos eran las 12:00 pm, volvía sola a casa ,iba por la calle La Laguna Vieja, era una calle por la cual no había pasado nunca pero no podía pasar por otra ya que estaban en obras. Esa calle era una de las cuales mis padres no me dejaban pasar decían que habían seres raros o algo así, la verdad nunca he creído en espíritus o cosas de esas, me parecen absurdeces, no soy muy creyente en nada, no creo ni en mi misma, las cosas de fantasmas y cosas así no me asustan nada en absoluto, siempre hay algún tonto queriendo gastarte una broma.
    Sigo andando camino hacia casa y me pita el móvil mierda, me he quedado sin batería que mala suerte, ando y ando entre los challets, miro detrás de mi ya que viene un coche y me aparto para que no me pille, pero cuando intento andar es como si mis pies me lo impidiesen, cada vez el coche está más cerca, prefiero no mirar atrás y concentrarme en andar, intento levantar los pies del suelo pero no consigo hacerlo, la verdad me estoy asustando el coche está cada vez más cerca de mi, mis pies están pegados al suelo, ya está me rindo no voy a poder despegar mis pies del suelo , vuelvo a mirar atrás el sonido del coche suena fatal, intuyo que tiene un motor mal o algo, cae aceite del tubo de escape , el coche está a centímetros de mí, justamente cuando el coche va a darme algo me empuja hacia delante y consigo mover mis pies así que corro, algo me ha empujado y ese algo no era una persona ni nada por el estilo, sigo corriendo y miro hacia atrás el coche va cada vez más deprisa me fijo en el asiento del conductor, no puede ser, no hay nadie, nadie conduce el coche, corro aún más, los faros del coche empiezan a encenderse y apagarse continuamente, algo extraño pasa, cuando la luz se enciende el coche corre más rápido, en cambio cuando se apaga el coche frena.
    Estoy demasiado asustada mis fuerzas se debilitan por momentos no puedo correr más, me estoy quedando sin aire. Aprovecho cuando se apaga el faro del coche para meterme por otra calle, ya que es una calle de challets; me meto por la calle y corro, justamente cuando estoy al final de la calle vuelve a aparecer el coche, las luces me iluminan, voy andando hacia atrás poco a poco, estaba asustada no era consecuente de mis actos, respiro entrecortada, noto que corren lágrimas por mis mejillas, unas manos por detrás de mí pasa sus dedos por mis mejillas quitándome las lágrimas, me muerdo el labio inferior estoy aterrada, me doy la vuelta y empiezo a correr, el coche me persigue, estoy completamente perdida, corro y corro sin cesar, miro atrás para mirar el coche y… nunca volví a mirar hacia delante.

  42. Alex N 2ºA dijo:

    HISTORIA HALLOWEEN

    Estaba, yo , en el centro comercial comprando varias cosas necesarias para alimentarme a lo largo de toda la semana. Mientras estaba en el pasillo de las pizzas la luz se apago por completo y se volvió a encender al segundo. Cuando eche la vista al supermercado no había nadie. Yo asustado me dirigí a la salida del supermercado cuando la luz se apago pero esta vez duro mas tiempo por no decir todo el rato. Fui a la zona de linternas donde conseguí una con pilas, por suerte , y me escondí en un balda rodeado de cajas de papel de cocina. La noche fue lo peor ya que unos ruidos procedentes de algún pasillo no me dejaron en paz. Por fin amaneció y cunando salí dispuesto a irme vi una sombra al final del pasillo entonces salí corriendo y…

  43. JUAN 2A dijo:

    LA VENGANZA JUSTA
    En un pueblo alejado de la ciudad, perdido en el mapa, hace mucho tiempo vivía una familia de pastores. Los demás eran todos campesinos, incluido el alcalde.
    Al alcalde no le gustaba que el pastor estuviera en su pueblo porque creía que era una amenaza para sus cultivos, sin embargo, las ovejas del pastor solo comían los pastos que se encontraban sin cultivar o en los caminos para no molestar a ningún campesino. Así que el alcalde, para fastidiar al pastor, cada día le fue quitando un poco más de terreno con sus arados para que sus ovejas no se pudieran alimentar. Esta acción provocó a las ovejas un descenso en su producción de leche al no estar alimentadas. Este resultado no le contentó del todo al alcalde porque las ovejas aún seguían comiendo de los demás pastos. El alcalde encontró una única solución para que nunca más comieran los cultivos las pobres ovejas, compró un lobo. Al día siguiente, cuando se levanto el pastor, no podía creerse lo que había sucedido, todas las ovejas habían sido asesinadas y esto ocasionó la ruina del pastor. Lo que provocó que su familia no tuviera que comer.
    Pasados unos meses, el pueblo se preparaba para el día de halloween.
    El alcalde presumía de una acción que iba a realizar esa noche. Dijo que pensaba entrar en el cementerio del pueblo a las doce de la noche vestido de zombie escalando el muro. Todo el mundo se enteró de esas palabras.
    Y llegó el día. La gente andaba disfrazada, unos iban vestidos de esqueletos, otros de fantasmas…A las doce todo el mundo estaba expectante del alcalde por su valentía. Escaló hasta la cima del muro, y cuando se deslizo por la parte posterior de este, para saltar al cementerio, dos manos famélicas le cogieron en volandas.

    Espero que te guste,Ernesto.

  44. Rocio M.G 2°B dijo:

    Era una tarde fría y lluviosa de invierno.
    En un pueblo muy lejano, un pueblo con unas personas con un pasado marcado por una tragedia . Según cuentan las personas mayores del pueblo , todo sucedió en la orilla del rio.
    Mientras tres niños jugaban alegremente se encontraron con una entrada entre dos rocas, era la entrada al suceso que les cambiaria su vida. Con una gran curiosidad entraron despacio, cada vez la cueva se hacía más oscura , mas húmeda (el suelo resbalaba), costaba respirar , el primero de los niños era más curioso y se adentro por un hueco muy estrecho , su cuerpo se encajo. Los otros dos niños asustados corrieron a pedir ayuda, cuando volvieron con sus padres el niño ya no estaba . Pasaron varios años , cuando volvieron a entrar en la cueva se dieron cuenta que siempre se escucha un ruido, desgarrador y frio como si se escuchara llorar a un niño. Volvieron al pueblo asustados y tristes contaron su historia pero nadie les creyó.
    Con el tiempo un día de niebla en una zona oscura del interior del monte una mujer que paseaba con su perro. Escucho un ladrido raro (frio) como el llanto de un animal asustado. La mujer se acerco, cuando miro al suelo se encontró una escena terrible ,no podía creerlo, era un cuerpo destrozado.
    Según conto la mujer . El cuerpo era de pequeño tamaño como el de un niño.
    El cuerpo se lo encontraron decapitado ,sin uñas y sin órganos era una imagen terrible.
    Cuentan en el pueblo que los dias de mucha niebla en el bosque ,se ven unas sombras caminando buscando victimas a las que quitarle la vida.
    En ese pueblo la vida nunca volvió a ser la misma.
    Si alguna vez vais al pueblo recordar no entrar nunca en la cueva , ni pasear por el monte los dias de niebla .

  45. Víctor Moreno 2ºC dijo:

    Hola Ernesto aqui te dejo mi redaccion de Jálogüin(Halloween):
    Todo empieza con un niño llamado Toby,que recientemente había quedado
    huérfano. Al ser hijo único y de familia pobre,vivía en la calle,robaba y pedía para poder sobrevivir. Al anochecer del día 31 de octubre,empezó a llover como si no hubiera un mañana. Empapado por la lluvia decidió buscar un sitio donde resguardarse. Corriendo encontró un callejón donde vio una casa abandonada. Al llegar al porche vio que la puerta estaba entreabierta y decidió entrar. En frente suya vio una escalera con un par de ángeles tallados en madera de un aspecto siniestro,sin dudarlo dos veces subió las escaleras y sintió una fría brisa en la nuca. Al llegar a la planta de arriba encontró una habitación con una cama mullida donde decidió descansar hasta que amainara la lluvia. Le despertó un agradable aroma a comida pero la superficie en la que se encontraba era fría y metálica.Miro al su alrededor y se sorprendió al ver que estaba en una cocina. No se podía mover, levanto la cabeza y al fondo vio un nutrido grupo de Wendigos sentados en una mesa hambrientos ,y por detrás suya escucho una voz espeluznante que decía:
    -Quedan 20 minutos para la cena-
    ¿Adivináis que cenaron ese día?

  46. D.P.I 2C dijo:

    MIEDO EN LA OSCURIDAD

    Era de noche, estábamos viendo una película de miedo, cuando acabó nos fuimos a dormir todos, la cama no era muy cómoda ya que estábamos en una casa rural a la que habíamos ido mis amigos Erick, Mario, Pablo y yo, Jack. Dormíamos por parejas Mario con Pablo en una habitación, Erick y yo en otra, cada una en plantas diferentes. La película me dejó un poco trastocado, apunto ya de dormirme me había acordado de que me había dejado mi botella de agua en el comedor, entonces cogí mi linterna y fui a por ella tenia miedo, el chirrido de la madera del suelo me ponía aun más nervioso, llegue al comedor, cogí la botella y me fui a la habitación, antes de abrir la puerta escuche algo y me supuse de que eran Mario y Pablo hablando. Corriendo entre en la habitación y me subí a la cama, asustando a Erick, me dormí y pensé que ya todo esto había pasado. Eran las dos y media de la noche, me desperté, vi que la cama de Erick estaba vacía, me baje de la cama, grite llamándole pero no me contestaba, tenía mucho miedo no encontraba mi linterna y pensé que a lo mejor se la había llevado Erick, salí de la habitación con mucho más miedo aun porque no tenia linterna y no veía nada, entonces me dirigí despacito a la habitación de Mario y Pablo, no se escuchaba nada aparte del suelo chirreando, entonces empezó a llover. Subiendo las escaleras iba pensando lo que le había podido ocurrir a Erick poniéndome más nervioso llegue al penúltimo escalón y se rompió, mi pie se encajó dentro del escalón, no podía sacarlo pero al final con una piedra que tenia en el bolsillo conseguí romper la madera. Subí y solo se veía una puerta al final del pasillo, una ventana y la habitación,me dirigí hacia la habitación y justo cuando estaba en la ventana sonó un trueno, pensé que se me salia el corazón, entré en la habitación y les desperté se lo explique, cogimos sus linternas y salimos de la habitación para empezar a revisar toda la casa. Bajando las escaleras empezamos a escuchar algo golpear la ventana, no paraba y vimos una sombra pero no lo logramos ver bien por que íbamos corriendo hacia abajo. De bajo de las escaleras estaba la entrada al sótano donde no quisimos mirar. Entonces seguimos buscando fuimos despacito y juntos a la cocina nada más llegar sonó un silbido y empezaron a oírse muchos más truenos, salimos de la cocina, él no estaba, de camino al salón Mario se calló y rompió la linterna solamente teníamos una, el miedo nos corrompía y los ruidos de las ramas de los arboles pegando a las ventanas, el suelo chirreando, los silbidos supuestamente del viento y de los truenos seguían, pero de vez en cuando se escuchaban otros ruidos que eran desconocidos. Pero seguimos y entramos al salón no veíamos nada, excepto a veces que entraba un resplandor de luz por la entrada del jardín, entonces decidimos abrirla, en ese momento un conejo pegó un salto y se fue corriendo. Salimos a buscar Erick por ahí, con la lluvia y con los truenos, terminamos de dar la vuelta a la casa y no vimos nada, empezamos a gritar para haber si nos escuchaba pero nada y pensamos que a lo mejor habría salido fuera. Subimos a la planta de arriba, estábamos en el pasillo nos daba miedo avanzar, ya que no se veía nada, cuando estuvimos al lado de la puerta de repente se abrió la ventana y gritamos pero Pablo corrió a cerrarla, a continuación la puerta se estaba abriendo sola, despacito, pensamos lo que podría haber detrás de ella, entonces terminó por abrirse y…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s