Algunas cosas que no nos gustan


Circunloquios, eufemismos, silencios, elipsis…  Son el abecé del discurso político.

Como si por cerrar los ojos pudieran hacer que desapareciese el monstruo que amenaza con devorarles desde dentro del armario, nuestros políticos piensan que por sellar los labios y no pronunciar la palabra tabú pueden edificar una realidad a su antojo, eludiendo cuanto les incomoda. Por eso, ‘Bárcenas’, por ejemplo, no existe, como puede comprobarse en la declaración que con tal motivo hizo Mariano Rajoy en el Congreso, ese espacio evanescente, el día 1 de agosto, ese día imposible.

Más recientemente, y de ahí el título de la entrada, hemos comprobado que tampoco existe la palabra ‘CORRUPCIÓN’. Para forzar su irrealidad, va aquí en capitales.

P.S. Un enlace, para ver más (26/10/2014).

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 1ºBACH, 2ºBACH, 4ºESO, Actividades, Comunicación, Figuras literarias y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s