Mulet contra las medicinas alternativas


 

Dejo también este artículo, que menciona la entrevista.

Esta entrada fue publicada en 4ºESO, Comunicación, Periodismo, Procesos de la comunicación, Televisión, Todos los cursos, Tutoría y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Mulet contra las medicinas alternativas

  1. Pura ciencia dijo:

    Flipante la actitud de la entrevistadora que con otros invitados lo ha hecho de diez. Con Mulet le ha faltado soltar un “Jo, tío, qué fuerte, me parece fatal”.
    No soy muy fan de las formas y actitud de Mulet pero estoy completamente de acuerdo con el contenido del libro. Son pseudociencias porque osan utilizar un lenguaje técnico, pero no son más que actos de fe que seguimos arrastrando desde la era de Acuario, no logro saber la razón por la que seguimos creyendo en estas patrañas peligrosas, supongo que porque la medicina no es perfecta y el colectivo tiende a ver lo malo y no lo bueno. En fin, estoy abierta a que si de verdad existe una ciencia alternativa que desbanque la actual, se implante. Mientras, es lo que hay, aunque las malas hierbas sigan creciendo muy a mi pesar.

    • ¡Es FLIPANTE, increíble, que haya tantos polis-doctores, tantas polis-doctoras!, tantos entendidos en tantas pseudociencias que sepan que todas ellas “osan utilicar un lenguaje técnico”. En lo poco que conozco de pocas de ellas, eso es completamente falso. Creo que la ciencia-religión imperante en nuestra sociedad no aprobaría el examen desde muchos puntos de vista ajenos a los que creen en ella. Y poca capacidad auto-crítica hay que tener para tachar a otras formas de pensar de “peligrosas”… Esto de no ver la viga en el propio ojo y ver la paja en el ajeno, ¿es científico o pseudocientífico?

  2. Me da la impresión de que este poli[técnico]-doctor, tan preocupado por la tasación de lo caro y lo barato, no ha tenido ocaxión de conocer, ni de lejos, nociones como las de “paradigma” en Kuhn o “inconmensurabilidad” de los mismos en Feyerabend. Es triste, porque a poco que las conociera podría habernos evitado el lamentable espectáculo de una persona tan dócil, tan ingenua, tan crédula, tan simple, tan “barata” que no sabe ver lo que de mito irracional hay en la ciencia occidental, tan frecuentemente al servicio de la ideología imperialista-etnocentrista-occidental, de una persona que osa utilizar “mito” como arma arrojadiza despectiva contra otros paradigmas con la fallida intención en ensalzar a una ciencia que en ese afán de exclusividad sólo logra adoptar el papel dogmático que en otros tiempos desempeñó la religión. Estamos ante otra forma de radicalismo, con el agravante de la bendición oficial.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s