Romanceando en 3º de ESO


Una de las actividades que más me gustan de mi trabajo es poder ver como escribís y que mejoráis siempre. Algunos ejemplos del ejercicio de creación de un romance han sido tremendos. Aquí dejo una muestra, pero iremos añadiendo otros romances a lo largo de la semana.

EL TOMATE ROJO

tomate

El romance habla de este tomate. D.E.P.

Érase un tomate rojo

que vivía en la nevera,

llevaba una vida sana,

muy tranquila y placentera.

Un día estando durmiendo,

alguien abrió la gran puerta,

y una gigantesca mano,

lo cogió y lo sacó fuera.

Lo cortaron en trocitos

con un cuchillo de sierra.

El tomate sufre y llora,

en la sartén se marea.

Se convirtió en una salsa

para la pasta muy buena.

Lo echaron en macarrones

y espaguetis boloñesa.

Raúl V.  et al. (3º B)

LA REBELIÓN DE LOS MORTALES 

El Olimpo

El Olimpo

En lo alto de los altos

donde se unen tierra y cielo,

se celebra una tertulia

entre los señores griegos.

Doce sillas amoldadas,

doce platos de oro bueno,

suave licor de ambrosía,

frutas y pavo relleno.

Llegan las divinidades,

llegan los dioses helenos.

Se van sentando en la mesa,

mientras aguardan al resto.

El primero en llegar, Zeus,

dios del trueno y de los cielos,

rey entre todos los seres,

señor de los universos.

Su esposa y hermana Hera

llega en el segundo puesto,

deja el polos en la mesa

y observa a Zeus con celo.

Llegó la joven Deméter,

natural como sus huertos.

Tras ella, beldad de Apolo

y monstruosidad de Hefesto.

Siguen entrando los Dioses,

aunque ya ha pasado el tiempo.

Atenea, sabia estratega.

Ares, fiero caballero.

Afrodita, bella y linda.

Hermes, sutil mensajero.

Llegan al final dos damas

Artemisa, y Hestia luego

la una trae flechas y arco,

la otra, hogareño fuego.

Después de siglos de espera

en ambiente de sosiego

llega el rey Poseidón

al iniciado congreso.

Viene anunciando un mensaje:

El castigo de Prometeo.

El castigo de Prometeo.

Muy hartos de sufrimiento

el pueblo de los mortales,

ha comenzado un revuelto.

Comienzan a destruir templos,

ya no adoran a sus dueños

ya no los tienes respeto,

ya no temen ofenderlos.

Todos ellos se levantan,

confusos por los sucesos.

No quieren creer lo dicho.

No toleran esos hechos.

El tema de reunión

ya es argumento concreto.

El pueblo mortal rebelde

su error ha de padecerlo.

-No aprendieron la otra vez

que derrotarnos quisieron.

Epidemias fueron pocas,

la enseñanza no aprendieron,

habrá que atacar de nuevo-

grita Zeus con recelo.

-Pobres, ingenuos sujetos,

con maldad no intervinieron-

Dijo Hera sosegada

cubriendo a sus herederos.

El resto de los presentes

optan por causar el miedo

quieren ver sufrir a esos

que han insinuado vencerlos.

 Para ello cada cual

distribuye su escarmiento.

Uno ataca con los rayos,

 otro con los fuertes vientos.

Entre catástrofes varias

terremotos, flechas, fuegos,

la tierra queda vacía

de mujeres y guerreros.

Al quedar la tierra sola

los Dioses no satisfechos

deciden crear la vida

desde sus seres gemelos.

Felices por el reemplazo

regresan a sus terrenos.

Pero al salir del Olimpo

hay, bloqueando el acceso,

un millón de enfurecidos

que difuntos quieren verlos.

El pueblo total y pleno,

resurgido de sus restos,

rescatado del infierno

por Hades, el rey perverso.

Quiere recuperar todo

el dominio de aquel templo,

que le arrebató su hermano

después de llegar al reino.

La venganza y el rencor

ocupan el mausoleo.

Ahora ya no hay vuelta atrás

Hades es jefe supremo.

Después de años de reposo,

Hades inicia su intento

de esclavizar a los hombres

que hace tiempo le asistieron.

Los humanos lamentados

deciden pedir refuerzo

a los cautivos de Hades,

sus anteriores adversos.

Hades, con su perrito.

Hades, con su perrito.

Estos aceptan el trato.

Hades volverá al infierno.

No merece gobernar.

Deber retirarse presto.

Con ayuda de mortales

salen de su largo arresto

todas las divinidades,

los antiguos prisioneros.

Se presentan en el trono

donde descansa su dueño

el señor de entero el orbe

que al verlos se queda tieso.

-Sacarlos de aquí ahora mismo

y que vuelvan a su encierro-

manda Hades con paciencia

esperando a los sus siervos.

Pero todos sus criados

se acercan hacia su dueño,

y con las sogas de cáñamo

lo atan y lo toman preso.

Los Dioses vuelven a ser

soberanos sobre el resto.

La humanidad se disculpa.

El cielo hace lo correcto.

 Todo vuelve a lo normal.

Todos vuelven a su puesto.

Los dioses van al altar

y el mortal, al laboreo.

Arturo G. (3º de ESO B)

ROMANCE DEL CONDE Y LA SIRENA

San Claudio de Olivares (Zamora)

San Claudio de Olivares (Zamora)

Con el canto de las aves,

amaneció el conde Azahar;

rápido hizo el vestirse

más rápido aún el calzar.

Pronto se hallaba en la cuadra

seguido por su fiel can,

Sirena medieval

Sirena medieval

dispuesto a escoger montura

junto a la que cabalgar.

 

Castaño era su pelaje,

crin negra como el carbón,

paso seguro y ligero,

galope fuerte y veloz.

Por el puerto paseaban,

cuando el conde atisbó

surcando el lejano mar,

un fastuoso galeón.

 

Entre sus redes se hallaba

un mágico ser marino

–la sirena de mis sueños,

la que me tiene cautivo–.

 

-Aquellos labios rosados,

aquellos ojos de agua,

aquella sonrisa pura,

aquella trenza dorada-.

 

Nadie más vio a nuestro conde

por esas tierras morar;

pues se fue con su sirena

a surcar el ancho mar.

 

Carlota T. (3ºA)

Nelson Mandela

ROMANCE A NELSON MANDELA

En la lejana Sudáfrica

Donde los negros vivían

Y los blancos mandaban,

Explotaban y decidían

De repente él apareció

Nadie allí lo conocía.

El gobierno, preocupado,

Porque justicia pedía,

Lo vieron como un problema

Y a la cárcel lo envía.

Veintisiete largos años

Pasó en celda sombría

Nelson Mandela le llaman

Hombre que igualdad pedía

Y todos los blancos vieron

Que el apartheid caería.

Mientras estaba en la cárcel

Por todo el mundo se oía

Que liberaron al hombre

Que la justicia quería.

Ya de la cárcel salió

Y un partido fundaría

Ganando las elecciones

Que presidente le harían.

Y hoy lloramos su muerte

Del que soñó un buen día

Que eran los hombres iguales

Y el Nobel que conseguiría.

Adiós, Mandiba, amigo

Héroe del pueblo oprimido

Allá donde quiera que estés

Siempre estaremos contigo.

Gabriel I. (3ºD)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 1ºBACH, 3ºESO, Actividades, Edad Media, Ejercicios, Literatura, Poesía y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Romanceando en 3º de ESO

  1. vailorman dijo:

    ¡Enhorabuena a tus alumnos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s