Manuela, una cajita de sorpresas que no sabíamos que existía


Tenemos entre nosotros una cajita de sorpresas que no sabíamos que existía.

Por Patricia Salazar, Alba Salazar, Mario Espinosa y Lorena De Diego

Nuestra entrevista ha sido dirigida a Manuela Murillo, profesora este año de diversificación de cuarto, y bueno, es de Badajoz (Extremadura) y empezó a trabajar con 31 años en el ámbito de la enseñanza. Decidimos hacérsela porque nos cayó muy bien el año pasado, tanto como persona fuera del instituto como dentro y bueno, aquí nuestra entrevista:

  • Hola, nos han dicho que tienes un perrito y que vas con él a pasear. ¿Nos podrías decir algo sobre él?

(Se ríe). La pregunta más simpática que me vais a hacer, seguro. Sí, lo saco a pasear. Es de mi hijo pero lo comparto con él y yo lo paseo muchísimo además lo quiero mucho, mucho a mi perrito lindísimo, muy cariñoso, va llamando la atención a la gente, si le dicen algo él responde con caricias y besos, es toda una gratitud tenerlo en casa, es mu grato, mu grato. Se llama Darco. Hace casi 5 años que le tenemos. Es un bóxer, me gustan los perros grandes, aunque no tengo raza de perro favorita. Me gustan los animales pero nunca he querido tener animales o perros en el piso.

manuela

  • Y también nos han dicho que a veces le llevas a la peluquería y esas cosas. ¿A ti te gusta?

“Huy, sabéis mucho, ¿eh?, de mi perrito. Sí, lo llevo una vez al mes a bañar porque es muy grande, es, vamos, muy grande. Pesa 36 kg, por tanto en casa no se puede bañar fácilmente y…siempre que le toca una vacuna, una revisión o algo, sí. Y soy yo la que lo lleva (se ríe), y va muy contento. Cuando sabe que va a la veterinaria, cuando cruzamos la calle, me lleva él de paseo en lugar de yo a él.”

  • ¿Qué significa para ti?

“Qué significa para mí. Mmm… de los animales se aprende mucho, yo no quería nunca tener perro en casa, nunca. Me negué cuando mis hijos fueron pequeños, que ellos quisieron, yo nunca pero cuando mi hijo tuvo 21 años me lanzó ese órdago y no me quedó más remedio que aceptarlo”. La primera noche durmió en el trastero con el perro y le avisé que no le iba a despertar para que fuera al trabajo, que se despertara él solo para no llegar tarde. A las seis y media de la mañana me desperté y me preguntó por la hora, que se había quedado dormido y llegaba tarde. Le dije que se fuera a dormir un rato más que luego le despertaba yo. Cuando Darco era pequeño nunca le cogí el en brazos, y la verdad que me arrepiento porque mi hija me lo dijo, que le cogiera. Era una bolita de pelo. “Pero ahora puedo decir que se les quiere mucho, dan mucha ternura, se aprende de ellos muchísimo, que es cariño desinteresado y todo lo bonito que se pueda decir de un animal”. Las emociones que ha provocado en mí son “alegría cuando está bien, cuando hace una cosa mal también me enfado, es decir, también son cosas que provoca, es decir, y preocupación cuando está malito”.

  • Nos han comentado que sales a correr… cuando vas a correr, ¿llevas a Darco?

“No. Cuando voy a pasear, sí lo llevo. Cuando voy a correr, no, porque es un perro que se para con toda la gente y entorpecería más que animaría.”

Soy pronadora, es decir, que meto los pies hacia dentro cuando corro y suelo correr dos veces por semana y pasear con el perro todas las veces que puedo. Corro porque me gusta mucho, “además el cuerpo lo pide, cuando acostumbras a correr, te lo pide el cuerpo. Te pones de mal humor si tienes un día programao ir a correr y no puedes hacerlo”. Voy a correr sola, ya que corro mejor así. Las pautas de respiración que utilizo son tomar aire por la nariz y soltarlo poquito a poco, siempre y cuando me encuentre bien. Cuando corro no suelo pensar en el tiempo que me queda para parar o a donde quiero llegar, “contar ovejitas no suelo contar pero me voy haciendo mis películas”.

  • ¿Te ha ocurrido alguna anécdota mientras corrías?

“Sí, una vez corriendo iba yo con la alergia y el asma un poco y se me para un ciclista y me dice: ‘Creo que lo vas pasando mal es que no vas haciendo bien la respiración. ¡Mira, mira, mira!’. Se puso a mi lao y me estaba dando pautas de cómo tenía que respirar”. (En ese momento nos reímos los que estábamos allí con ella).

  • Nos ha contado un pajarito que tu hija está en Zaragoza, ¿qué sentiste cuando te enteraste que se iba allí?

“Me alegré mucho porque fue algo que ella quería y siempre… y cuando un hijo quiere una cosa lo consigue, produce mucha alegría, es decir, toda satisfacción”. Me dio pena porque no estaba conmigo pero también alegría ya que lo ha conseguido, se ha esforzado, “es un logro que he compartido tanto por ella, que es la principal, como conmigo que…yo también de sus logros me alegro”. Se fue a Zaragoza por motivos de trabajo y le echo mucho de menos aunque hablo con ella todos los días.

  • ¿Echas de menos a tu familia de Extremadura, vas a visitarles con frecuencia?

“No. La familia que tengo no es muy allegada porque… echo de menos mi raíz, mi pueblo”. “Disfruto mucho de Madrid pero mi pueblo es mi pueblo”. Vine a Madrid con 18 años, aunque estaban aquí mis padres y solía venir en vacaciones. Mi familia no es muy allegada porque mi padre es hijo único, y los primos hermanos de mi padre ya han ido muriendo, y los hijos de ellos ya no son tan cercanos a mí. En cambio, por parte de mi madre, son más directos, pero la única prima hermana que tenía falleció.

  • Tenemos entendido que te gusta mucho el teatro, ¿no?

“No es mi afición más favorita”. “Soy una espectadora difícil de teatro, porque ahí se nota que soy de pueblo” ya que no había mucho teatro en mi pueblo y “las únicas representaciones que se hacían en el pueblo pues eran las que hacían los alumnos de cursos superiores para sacarse su dinerillo, entonces ese es el teatro al que yo estaba acostumbrada desde pequeña, luego ya cuando me vine aquí pues alguna obra si he visto. Y ha habido años, cuando estuve en el Espinillo, en otro instituto, ahí teníamos un grupo, una profesora que tenía un grupo que nos sacaba entradas reducidas, entonces íbamos mucho al teatro. Ahora últimamente lo tengo un poco más dejado”. No he actuado ninguna vez. Y la obra que os recomendaría es la de Arte  o La tortuga de Darwin  son las más significativas que he visto.

  • ¿Cuándo naciste?

(Nos reímos) “Como se suele decir, cuando se pone, se rellena, 13 del 8 del 57” (nos volvemos a reír).

  • Una pregunta muy…“curiosa´´: “Si fueras un hombre, ¿qué es lo primero que harías?”  (Esta pregunta la hizo mucha gracia y no sabía que contestarnos, aparte de que se quedó bloqueada y no entendía muy bien la pregunta porque no sabía si se refería a nacer varón o a cambiarse de sexo por lo que fuera. Al final, nos respondió lo siguiente):

No me lo he planteado nunca pero creo que sería igual, salvo con el nombre de Manuel en vez de Manuela, pienso yo.

  • ¿Cuál fue tu experiencia al llegar al instituto?

“Una pregunta un poco delicá. Yo siempre cuando llego nueva a un instituto me gusta observar para ver cómo son mis compañeros, el entorno, todo. Eso es lo que hice cuando llegué aquí. Yo venía con la definitiva, venía con mucha alegría porque había estado mucho tiempo en expectativa y era mi primer destino definitivo. Entonces tenía que llegar con una manera optimista, positiva, y queriendo estar a gusto en el centro. El primer año, bueno pues, lo dediqué un poco a conocer a los compañeros que tenía, a la directiva, todo el equipo, Y el segundo año pues ya fui conociendo un poco más a los compañeros y ahora mismo puedo decir que me encuentro cómoda, estoy a gusto en el instituto aunque siempre, desde el primer momento, lo he estado. Por esa razón, porque siempre cuando voy a un instituto nueva, quiero estar bien y quiero estar a gusto, y mucho más en éste, que era mi destino definitivo. Y estoy muy bien”. Hace tres cursos que llegue aquí.

  • Nosotros te tuvimos como profesora y pensamos que eres una buena profesora y muy simpática, ¿Cuál es tu opinión respecto a los alumnos? ¿Damos mucha guerra?

“Me dais mucha guerra, mucha lata pero nunca diré estoy hasta’l… la coronilla de ustedes, pero me dan mucha satisfacción. Para mí lo bonito de este trabajo sois vosotros, los alumnos. Yo siempre cuando entro de la puerta para dentro es mi clase, esté con la clase que esté, procuro estar lo mejor posible con ellos, como yo siempre os he dicho y digo a todas mis clases, os pido respeto, yo también se lo debo a ustedes y no tengo ningún problema hasta ahora, tocaré madera (se toca la cabeza) con mis alumnos. Sois todo para mí. Sois mis niños, mis segundos hijos. Eso es verdad, vosotros me habéis tenido y no podréis decir una mala respuesta y si en un momento dado me he pasao  por eso siempre pido disculpas y sois todo para mí”. “Os sigo teniendo cariño, sigo teniendo cariño a alumnos que hayan pasado por mí. Para mí es una satisfacción encontrarme con alumnos que he tenido, dentro del instituto o fuera, saludaros, que me contéis que tal os va, es decir.

  • A parte de profesora de diversificación eres también profesora de Física y Química. ¿Sabías que en un futuro ibas a ser profesora de Física y Química?

“Esta pregunta me gusta. Cuando yo estudiaba bachillerato en… quinto de bachiller, en quinto o sexto, tuve un examen de formulación, yo era buena estudiante, y me suspendieron el examen de formulación con un tres y medio. Me pillé un llanto, que yo estaba estudiando antes con mis tíos allí en el pueblo, y muchas veces se enfadaban conmigo porque yo estudiaba mucho, madrugaba, y al suspender el examen y yo llegar a casa llorando, llorando, se enfadaron porque me dijeron ‘pero si tú has dado todo, has hecho todo, ¿por qué tienes que llorar? ¡Eso no se hace! Lo único que tienes que hacer es, prepararlo mucho mejor y conseguir aprobar en la recuperación’. Pues así lo hice, saqué un nueve y medio y dije ‘pues voy a hacer Química’, y se me metió ahí la idea de hacer Química, entonces siempre tuve la idea de hacer Química. Luego ya me vine a hacer COU aquí a Madrid y seguí con la idea de Químicas”, así surgió esa idea.

Empecé como profesora de Matemáticas y me cambié a profesora de Química “porque soy de Química. Entonces antes las interinidades de la carrera de ciencias, podíamos optar a Física y Química o bien Matemáticas. Por Matemáticas había mucha más ofertas de plaza que por Física y Química, entonces me llamaron primero por Matemáticas y estuve unos años dando matemáticas. Pero ya las oposiciones… bueno me iba a presentar el año que aprobé Física y Química, me iba a presentar también a Matemáticas pero me coincidieron el mismo día y tuve que optar por una o por otra”. Me gusta dar también Matemáticas porque son muy entretenidas. Y siempre fui por ciencias en el instituto.

  • Otra información sobre ella:

Ella se considera una persona cabezota. Con el profesor Javier (El Barbas) tienes una relación muy buena, desde el primer momento empezó con sus “peculiares´´ bromas y el año pasado estuvieron compartiendo las tardes de los martes y jueves, él por los campeonatos y ella por el proyecto de apoyo. Con el resto de profesores se lleva también muy bien y no tiene problemas con ninguno de ellos. “Me gusta andar y el cine”. Si voy a estar mucho tiempo andando no suelo llevarme a Darco, “porque es mu pesao”. Una de las películas que me gusta es Memorias de África (película clásica) o El Capital  o Blancanieves (actual) y me gusta el cine en versión original, me gustan todos los géneros de cine salvo el de terror.

  • Esto es todo, muchas gracias.

“Muchas de nadas, muy bien muchachas, bueno pues ya… ya podemos, ha sido muy, muy como muy bien todo, parecía que estábamos en la radio”, (y se rio al final de la entrevista, así que fue un final muy agradable).

 

Desde el blog del profe de lengua te agradecemos que nos hayas acogido con los brazos abiertos para esta entrevista, que te hayas reído tanto junto a nosotros y que todas las palabras que tienen las personas que te rodean son positivas, no hemos encontrado a nadie que haya dicho nada malo de ti, eres sencillamente increíble y nos alegramos mucho de haberte tenido como profesora.

Muchísimas gracias Manuela, un abrazo de parte de aquella clase de 3ºA del curso 2011/2012.

***

Nota del profesor: Los alumnos insisten en que este final no es por hacerle la pelota…

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 3ºESO, 4ºESO, Actividades, Comunicación, Ejercicios, Lengua, Periodismo, Procesos de la comunicación, Todos los cursos y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Manuela, una cajita de sorpresas que no sabíamos que existía

  1. Pingback: Las entrevistas a los profesores del instituto. Un pequeño índice | Tranquilación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s