Enrique, profesor de francés


ENTREVISTA AL PROFESOR DE FRANCÉS

Por Cristina Márquez, Lidia Sayago, Yasmin Kasmi y Lucía Mirasierra 

Enrique

Enrique

-Entrevistador: Buenos días, Enrique.
 Sabemos que eres de Almería. ¿Qué diferencias ves entre la Junta de Andalucía y la Comunidad de Madrid educativamente hablando?


-Profesor: Buenos días.
 Bueno, es una buena pregunta porque yo he trabajado muchísimos años en Almería, Málaga, Huelva y conozco bien las leyes de la Junta de Andalucía, lo que concierne en hacer francés. Y lo que me sorprendió cuando llegué a Comunidad de Madrid es el bajísimo número de alumnos que hay en la asignatura de francés. Entonces yo me preguntaba si era algo en particular o es que en general es así. Me he dado cuenta que en general en Madrid los alumnos tienden a cogerse otras optativas que no sean francés y eso me sorprendió bastante. En la Junta de Andalucía el francés aunque no tiene un carácter de obligación durante la ESO pero más o menos lo tienen, casi todo el alumnado cursa francés en 4ºESO. Solamente los alumnos que tiene dificultad van a lo que se llama allí refuerzo de matemáticas y en Andalucía cursan francés y eso me chocó bastante. Y he elegido en particular este curso para que esto cambie.
 Por otro lado, en 1ºBachillerato en Andalucía, el francés es obligatorio mientras que en la Comunidad de Madrid no. Conclusión, en Andalucía tanto si el alumno ha cursado francés en 4ºESO como si no por otros motivos siempre hay que tener un mínimo de conocimiento de francés y el francés lo va a tener que cursar en 1ºBachillerato todas las semanas, mientras que en Madrid los alumnos pueden acabar la etapa educativa sin haber aprendido nada de francés y en ese sentido me parece que Andalucía esta más adelantada que la Comunidad de Madrid.
 Por último, me he dado cuenta también de que la mentalidad del francés, como que no es importante, y en los tiempos que corren una lengua extranjera me parece por su propio peso fundamental. Es mi opinión.

-Entrevistador: ¿Fue difícil iniciar una vida solo, desde cero, aquí en Madrid?


-Profesor: Bueno, a decir verdad, cuando vine a Madrid no vine realmente solo. Yo ya vine con gente que conocía de aquí e incluso con compañeros míos del instituto de Almería que se mudaron a Madrid a la vez. Por lo tanto no me sentí del todo solo. Pero es cierto que una ciudad tan grande como Madrid no es lo mismo que una ciudad pequeña.
Aquí la gente es más independiente, es más difícil conocer o hacer amistades, es mucho más difícil. Almería es de otra manera.
 Por otro lado Madrid ofrece otras características que Almería no ofrece.


-Entrevistador: Sabemos que una de tus mayores aficiones es viajar. ¿En qué lugares has estado? ¿Y cuál fue el viaje que más te ha gustado?


-Profesor: Es cierto que me encanta viajar y no quiero fardar, pero si tuviese que decir los sitios en los que he estado serían muchos. Contestaré mejor a la segunda pregunta. El mejor viaje que he hecho, de hecho es como mi sueño realizado, fue cuando me di la vuelta al mundo.
 En cuanto yo empecé a trabajar de profesor, yo empecé a ahorrar todos los años un dinerito. Diez años después conseguí ahorrar el dinero suficiente y me di la vuelta durante dos meses. Y claro se me quedaron muchas ciudades, sitios sin poder ver, porque dos meses es poco tiempo. Pero más o menos vi los lugares que más me gustaban. Lo planeé muy bien y para mí es el viaje de mi vida. El viaje comenzó en Madrid, fue Madrid-Almería, y de Madrid salté a EE.UU., después New York, de New York, Filadelfia, Las Vegas, Los Ángeles, San Francisco, Hawaii, Tokio, Pekín, Hong Kong, Vangkok, Helsinki, Moscú, Madrid.


-Entrevistador: ¿Repetirías?


-Profesor: Absolutamente.


-Entrevistador: ¿Conociste a gente de otros países? ¿Hiciste amistades?


-Profesor: Sí, sí. De hecho, es una de las cosas que mejor me llevo. Estoy orgulloso de decir que en cada sitio que he estado, no una amistad, pero sí gente que te enseña la ciudad, a salir, que te llevan, te enseñana algo que si eres un turista no lo puedes ver. Por ejemplo, cuando fui a Tokio, conocí a un japonés, la verdad, muy agradable, que me enseñó un sitio escondido de la ciudad. Me llevó a los baños típicos japoneses, las aguas termales. Y son tan tradicionales que ahí los turistas no pueden pasar, a no ser que vayan acompañados de un japonés. Entonces él me llevó y me dejaron pasar puesto que iba con él y la experiencia fue increíble. De hecho allí había niños pequeños que cuando vieron a un extranjero, además con barba, así, tan diferente, me miraban como diciendo, este quién es, de dónde ha salido. Y fue para mí una experiencia increíble.


-Entrevistador: ¿Y dominabas el japonés o cómo hablabas?


-Profesor: En inglés. Que en aquella época mi inglés era bastante malo, era inglés barra gestos. 
Luego ya me di cuenta de que necesitaba apreder inglés y me apunté a la escuela de idiomas y llevo allí hasta ahora, que este ya va a ser mi último año.


-Entrevistador: Y también sabemos que participaste en el concurso de Pasapalabra. ¿Cómo fue esa experiencia?


-Profesor: Muy nervioso. Además se me vio en la tele que estaba muy, muy nervioso. Todo fue muy rápido. Me llamaron, me dijeron si estaba disponible el lunes de la semana que viene y dije que sí, que iba. Me pegué un atracón de ver Pasapalabra en internet para practicar y me llevaron, y no participé, porque resulta que iba de suplente. Y me dijeron que ya me llamarían y yo pensé, pues nada pasarán de mí. Y a las dos, tres semanas me volvieron a llamar y me dijeron que sí, que iba a participar de fijo y fui. Entonces, la experiencia genial. Lo que más me chocó fue que me maquillaron que parecía una puerta, me maquillaron hasta la barba.


-Entrevistador: ¿Y repetirías?


-Profesor: Por supuesto. Porque además por una letra no gané. Estaba muy nervioso.


-Entrevistador: Y también sabemos que cursas inglés en la Escuela oficial de idiomas. ¿Qué idioma te resulta más sencillo?


-Profesor: El francés, absolutamente. El francés lo veo una lengua que parece matemáticas. Un idioma es como las matemáticas, se parece mucho, en el sentido que son estructuras fijas, que si eres capaz de desvelar las costuras que hay detrás eres capaz de hablar el idioma. El francés me parece un idioma muy estructurado, muy elegante, mientras que el inglés lo veo un idioma más pobre, más simple, poco dado a las reglas. El inglés me desafía, porque hay cosas que no sé de dónde salen, porque hay que decir algunas palabras o tener un orden diferente.


-Entrevistador: ¿Has viajado alguna vez a Francia?


-Profesor: Por supuesto. Aparte de Madrid, es una de las ciudades que más he visitado. Roma y París son las ciudades que más he visitado. Y es que Francia me encanta.

-Entrevistador: Pues muchas gracias Enrique por tu colaboración.


-Profesor: Gracias a vosotras.

Nota del profesor: He echado en falta un titular para la entrevista. Y que cuidarais un poco más la ortografía y las erratas, que al final y sin que sirva de precedente, me he detenido a corregir. Eso sí, representáis muy bien el estilo del profesor. 

Esta entrada fue publicada en 3ºESO, 4ºESO, Actividades, Comunicación, Lengua, Periodismo, Procesos de la comunicación, Todos los cursos y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Enrique, profesor de francés

  1. Pingback: Las entrevistas a los profesores del instituto. Un pequeño índice | Tranquilación

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s