Futuras periodistas


Lo que es justo es justo: Han sido varios los profesores que me han dicho que vuestras entrevistas incluían preguntas interesantes, que distaban mucho de ser las de siempre. Os felicito por ello a todos y cada uno de los alumnos de Procesos de Comunicación. Una buena muestra de esta tarea es el gran trabajo periodístico –obviando algún detallejo ortográfico que he preferido dejar como testimonio de autor– de tres de vosotros (Amparo, Jacke y Soraya), que os animo a leer, no sin antes agradecer públicamente de vuestra parte y de la mía la colaboración desinteresada de mis compañeros, los profes, a los que tanto miedo dabais, dicho sea de paso. Como sabéis, estos trabajos se irán publicando en la revista Compluteca y podéis leerlos de momento en Procesando procesos, el blog de la asignatura.

Si fuera un superhéroe sería algo parecido al “Tío la Vara”   

                         

P: ¿Por qué elegiste esta profesión?

R: Porque me di cuenta de que me producía satisfacción el hecho de enseñar cuando daba clases particulares. Observé que entendían bien mis explicaciones y se me daba bien resolver sus dudas. Todo esto me hizo imaginarme como sería dar clases a un grupo más grande, recordando como lo hacían los buenos profesores que tuve en mi infancia y durante el bachillerato. Entonces cuando empecé la carrera de Matemáticas ya tenía muy claro que quería ser profesor y por eso hice una especialidad dentro de la carrera que se llama Metodología y Didáctica de las Matemáticas, que está enfocada hacia la enseñanza.

P: ¿Cuándo descubriste que querías ser profesor? 

R: En el primer año de carrera, cuando empecé a dar mis primeras clases particulares.

P: ¿Nos puedes contar alguna anécdota que te haya ocurrido a lo largo de tu carrera?

R: Hay una muy curiosa que ya conté con detalle en la revista Compluteca. Ocurrió hace unos veinte años. Entre otro profesor y yo teníamos que hacer el examen final de matemáticas de un curso que llamaba 3º de B.U.P. Era en el mes de junio, ya lo teníamos preparado y cuando ya nos íbamos del instituto nos dijo una conserje que alguien había llamado por teléfono diciendo que los alumnos tenían una copia del examen de Matemáticas. No nos lo podíamos creer, miramos nuestras copias y estaban todas. Nos fuimos a ver al conserje que las había fotocopiado y nos dijo que la primera copia que hizo había salido con los márgenes torcidos y la había tirado a la papelera. Rebuscamos en ella pero allí no estaba. Era evidente que alguien la había cogido. Subimos corriendo al departamento para hacer otro examen y como nos sobro un poco de tiempo nos fuimos a la sala de profesores. Desde allí, como las ventanas estaban abiertas debido al calor, oíamos como se gritaban los alumnos unos a otros: “¡¡Tenemos el examen!!…”, mientras nosotros nos reíamos pensando en la sorpresa que tendrían. Al entrar al Salón de Actos y una vez repartidos los exámenes os podéis imaginar la situación: caras de sorpresa, lectura de examen con avidez, resoplidos, miradas asesinas hacia el que les había pasado el examen, encogimiento de hombros y caras arrugadas pidiendo explicaciones, etc. Pasados unos minutos nos dimos cuenta de que a bastantes alumnos les habíamos repartido demasiado papel para poner solo el nombre. Ya ha pasado un montón de tiempo y todavía no sabemos quién llamo por teléfono y por qué.

P: ¿Qué se puede hacer con los alumnos que no quieren estudiar?

R: Lo primero, intentar que quieran estudiar. Si no se consigue les llevaría por algún camino que a ellos les apetezca y que a la vez les forme, porque creo que lo que no se puede hacer es forzar a que permanezcan en los institutos impidiendo que los que quieran estudiar lo hagan.

P: ¿De qué manera motivas a tus alumnos para hacerlo?

R: Intento convencerles de lo importante que esto va a ser para su vida, no tanto por aquello de que van a tener mejor trabajo o más dinero, cosas que pueden ser verdad o mentira, sino porque estoy seguro de que van a tener una vida mejor, porque podrán acceder a más cosas. En definitiva, porque disfrutarán muchísimo más de lo que hay en la vida ya que sin  el conocimiento no se puede hacer.

P: ¿Cómo reaccionarías ante un problema grave en el aula?

R: La reacción depende del momento en el que te pillen y las circunstancias que haya detrás del problema pero, ante todo, creo que, dentro de lo posible, lo primero sería guardar la calma y ponerlo inmediatamente en conocimiento de Jefatura de Estudios.

P: ¿Has tenido la oportunidad de trabajar con alumnos con necesidades educativas especiales o con el programa de diversificación?

R: Con alumnos con educaciones educativas especiales, directamente, no, ya que de ellos se ocupan profesores especializados. Sin embargo, si he trabajado con alumnos de diversificación cuando se creó este programa, junto con los profesores José Luis Vázquez, Camino Pérez y otros. De forma voluntaria, estuve dando clases de Ámbito Científico Tecnológico durante dos años y la experiencia fue muy reconfortante. Recuerdo como aquellos alumnos venían derrotados y poco a poco, en unos pocos meses, acabaron sacando pecho y progresando bien. Gracias a un seguimiento más personalizado y a sus ganas de estudiar pudieron seguir haciendo lo que de verdad querían. La relación personal con ellos también fue muy entrañable.

P ¿Qué es lo que más te incomoda de otro compañero de trabajo?

R: Que no cumpla con sus obligaciones, que se salte las normas y que no haga bien su trabajo, sobre todo, si es de manera consciente.

P: ¿Con qué compañero de departamento tienes más afinidad?

R: La verdad es que con todos. Podemos presumir en este departamento de que siempre nos hemos llevado todos muy bien, trabajamos en equipo y tenemos buen “rollo” entre nosotros.

P: ¿Ha habido algún conflicto entre vosotros?

R: Jamás, si alguna vez ha habido alguna diferencia de opiniones hemos hablado, hemos expuesto diferentes puntos de vista pero enfrentamientos nunca.

P: Si fueras un superhéroe, ¿cuál serías?

R: Algo parecido al “Tío la Vara”, para perseguir a los políticos que se corrompen, a los que aparcan en doble fila, a los que abusan de los demás, a los tramposos y bravucones, a los que faltan al respeto, a los que hacen novatadas, a los que hacen recortes en la sanidad y educación públicas, etc.

P: Si tuvieses la oportunidad de ser invisible por un día, ¿qué es lo primero que harías?

R: Ayudar al “Tío la Vara”, a pillar “in fraganti” a los que he nombrado anteriormente y darles una colleja sin que supiesen por donde les ha venido.

P: ¿Cuántos años llevas dando clase en este instituto?

R: En este instituto llevo 20 años, aunque no de forma continuada. Estuve aquí mis primeros 3 años de profesión, uno como interino y  dos después de aprobar la oposición. Tras pasar cuatro años en otros centros (Mora de Toledo, Madrid y Torrejón de Ardoz) volví, afortunadamente, al I.E.S. Complutense y de aquí no me he movido en los últimos 17 años.

P: Si no hubieras conseguido tu trabajo de profesor, ¿qué otra carrera hubieras elegido?

R: Nunca he pensado en esa posibilidad, pero no me veo haciendo otra cosa, me encanta mi trabajo. Ahora bien, si por necesidades económicas tuviera que hacer otra cosa por supuesto que lo haría.

P: ¿Te gustaría viajar a otro país para ejercer tu profesión? En este caso ¿dónde irías?

R: Nunca me lo he planteado, pero ahora que lo decís podría ser interesante. Creo que iría a  algún país europeo o bien a Argentina o Chile, donde no tendría problemas con el idioma.

P: Si tuvieras la oportunidad, ¿cambiarías algo del sistema educativo de tu país?

R: Por supuesto, primero impediría que se destruyera la enseñanza pública ya que ha costado muchísimos años conseguir lo que tenemos y en cuestión de meses se lo están cargando. Le dedicaría más recursos y de forma prioritaria dado que creo que de ello depende el futuro del país. Por otro lado, no me convence demasiado el sistema bilingüe como se  está haciendo ahora. Soy muy partidario del aprendizaje del idioma inglés pero no de esta forma, creo que sería mejor dar bastantes horas de inglés pero con grupos muy reducidos donde se pudiera practicar la conversación. No estoy seguro de que sea beneficioso dar otras asignaturas en inglés puesto que se están dejando de aprender cosas en castellano.

Finalmente prohibiría que cambiaran las leyes de la educación con tanta frecuencia y con tanta ligereza. Debería haber un gran pacto para que perduraran más tiempo.

P: ¿Cómo te definirías a ti mismo?

R: En relación con el trabajo me considero responsable, amante de mi profesión, buen compañero, colaborador… En el plano personal, y esto sí que es difícil, me definiría como una persona alegre, optimista y humilde.

P:¿Qué es lo más valoras en una persona?        

R: La humildad, la inteligencia y el sentido del humor que, por cierto, creo que van íntimamente ligadas.

P:¿Alguna vez te han puesto algún apodo gracioso?

R: Seguro que sí, como a casi todos los profesores, pero yo nunca me he enterado de que me lo hayan puesto.

P:¿Tienes algún sueño que todavía no has podido cumplir?

R: Sí, como una de las cosas que más me gustan es viajar, y como ya conozco bastantes países de Europa, me gustaría cruzar el charco para visitar América.

P: ¿Qué país te llama más la atención de los que no conoces?

R: Me llama mucha la atención Argentina y los Estados Unidos.

P: Termina esta canción “Aire aaah…”

 R: “Soy como el aire aaah…”

Entrevista hecha por: Jackeline D.S; Amparo C.M; Soraya G.B

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 3ºESO, Comunicación, comunicación, Procesos de la comunicación y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s