Un poquito de Shakespeare


Como os conté ayer, la película más reciente sobre Shakespeare, Anonymous, de Roland Emmerich, plantea un debate que se inicia en el siglo XIX, y que parece no estar debidamente cerrado, acerca de la autoría de las obras que le atribuimos al inglés. Hace nada, el estudioso James Shapiro, profesor de la Universidad de Columbia, se decanta en Shakespeare, una vida y obra desconocidas por la tesis de que sí fue Shakespeare el autor de todas sus obras, mientras que en la película se inclinan por la hipótesis de que el creador en la sombra fue el Conde de Oxford, y donde William no pasa de actor pendenciero, mujeriego e ignorante, analfabeto, por más señas. Lo que entendemos por un completo idiota, vamos. He encontrado el tráiler en Youtube.

Son incontables las veces que las piezas de Shakespeare se han llevado a la pantalla, muchas de la mano de grandes directores: Franco Zeffirelli, Peter Brook, Jean-Luc Godard… Con Lawrence Olivier a la cabeza, que además de interpretar a Shakespeare sobre el escenario, lo hizo en las películas Enrique V (1944), Hamlet (1949), Ricardo III (1955) y Otelo (1985), siempre ha habido grandes actores británicos interesados en los papeles que ofrece el autor. También forman parte de la historia del cine las adaptaciones del director Orson Welles, interpretadas por él mismo con su cara de malo: Macbeth (1948), Otelo (1953) y Campanadas a medianoche (1966), basada en Enrique IV (partes I y II), Enrique V, Ricardo III y Las alegres comadres de Windsor.

En época más reciente, el actor y director británico Kenneth Branagh ha dirigido e interpretado varias películas basadas en obras de Shakespeare, como Enrique V (1989), Mucho ruido y pocas nueces (1993), Hamlet (1996) y Trabajos de amor perdidos (2000).

Además, el cine ha adaptado a otras épocas y situaciones las tramas de las piezas de Shakespeare. Tal vez los dos ejemplos más brillantes son Ran (1985), de Akira Kurosawa, que lleva el argumento de El rey Lear al Japón del siglo XVI, y West side story (1961), que sitúa la historia de Romeo y Julieta en el Nueva York del siglo XX. Más abajo os dejo un fragmento archiconocido de este musical.

Hamlet (1948): monólogo de Laurence Oliver

Hamlet, por K. Branagh
La escena del fantasma

Además, todas estas películas están basadas en ROMEO Y JULIETA:

1. BBC Shakespeare Animated Tales

Parte 1
Parte 2
Parte 3

2. Romeo y Julieta (1996)

Escena del balcón
Qué guapisimísimo Di Caprio

3. West Side History (1961)

“Tonight”

4. Romeo y Julieta (1968). En esta escena se conocen los personajes. Podéis comprobar que la versión de Zeffirelli es extremadamente fiel al texto. ¿Qué os parece la canción?

En fin, espero que con esto (y el rollo que os echo en clase, y la lectura de una de sus obras) quede suficientemente saciado vuestro amor por Shakespeare y no cometáis excesos como este:

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 1ºBACH, 2ºBACH, Literatura, LITERATURA UNIVERSAL y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Un poquito de Shakespeare

  1. Pingback: El Día del Libro (del 22 al 28 de abril) | Tranquilación

  2. edurecu dijo:

    Muy buena entrada, macho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s