Oraciones adjetivas


ORACIONES SUBORDINADAS ADJETIVAS

Una oración subordinada adjetiva es aquella que funciona igual que un adjetivo o un sintagma adjetivo dentro de una oración compleja. Por ello, pueden ser sustituidas por un adjetivo.

• Por transposición simple, tenemos las ADJETIVAS DE RELATIVO, llamadas así porque su nexo transpositor es cualquiera de los relativos (no interrogativos) que, cual, cuyo, quien, como, cuando, donde.

Su función natural, como la de otros adjetivos es la de adyacente o complemento de un sustantivo, aunque se dan otros casos, como, por ejemplo, el de atributo.

El muro que se cayó era muy alto

La persona a quien va dirigida la carta no apareció

Las participantes cuyo equipo fue eliminado volvieron su país pronto

La casa donde vivía quedaba muy lejos

En los ejemplos anteriores, las oraciones subordinadas adjetivas funcionan como adyacentes (o complementos) de un sustantivo que aparece en la oración principal. A ese sustantivo se le llama antecedente, y nos va a servir para conocer la función que el transpositor lleva a cabo dentro de la subordinada. Si en vez del nexo ponemos en la subordinada el sustantivo antecedente, veremos que éste tendría una función en la oración resultante tras la sustitución, función que coincide con la del nexo.

El muro que se cayó era muy alto [que se cayó funciona como adyacente de muro. El muro era muy alto = oración principal. El muro (hemos quitado que) se cayó = el muro funciona como sujeto de cayó, luego que funciona como sujeto de cayó.]

La casa donde vivía quedaba muy lejos [adyacente de la casa. La casa quedaba lejos = oración principal. Vivía en la casa = en la casa funciona como C.C. de vivía, luego donde también funciona como C.C. de vivía.]

• Desde el punto de vista del significado, estas oraciones pueden tener valor especificativo o explicativo (con comas). El edificio que tenía varias plantas iba a inaugurarse pronto = ESPECIFICATIVA. El edificio, que tenía varias plantas, iba a inaugurarse pronto = EXPLICATIVA

• Hay ocasiones en que una oración subordinada adjetiva de relativo funciona como atributo: El encargado está que trina = Lo está.

• Oraciones sustantivadas:

Al suprimir el antecedente dejando el artículo determinado, la subordinada adjetiva se sustantiva:

            El que es tacaño da poco dinero a los demás.

  Quien cojea da lástima.

Estas oraciones, aunque vayan introducidas por relativos,  no son adjetivas sino completivas o sustantivas; son, en realidad, adjetivas sustantivadas, donde el artículo actúa como sustantivador. El relativo quien contiene el antecedente explícito ( equivale a “la persona que”).

Un caso particular de sustantivación es el de las adjetivas sustantivadas introducidas por el artículo neutro lo (lo que + oración); tienen carácter general:

Los hombres que olvidan sus principios fracasan.                   Los que olvidan sus principios fracasan. 

La persona que lo dijo mintió.                                                Quien lo dijo mintió.       

Todo el dinero que ofrezca será aceptado.               Cuanto ofrezca será aceptado. 

                Lo que vi me horrorizó.

            Dame lo que quieras

Hay gramáticos que niegan que  “lo” sea un artículo sustantivador, y lo consideran como un pronombre personal antecedente del relativo, argumentado que es conmutable por “eso” o “aquello”. Observemos las siguientes construcciones:

           Lo que vi me horrorizó

            El que vi es Juan

Ambas son idénticas, y no se puede tratar de modo distinto en función del género construcciones semejantes o idénticas. En ambos casos se considera artículo.

• Las proposiciones subordinadas adjetivas pueden construirse también con un participio. En este caso, no aparece el nexo relativo.

          Dejé las carreteras construidas para el viajero veloz y desinteresado y me fui por las otras, las locales.

Dejo además una ilustrativa EXPOSICIÓN EN DIAPOSITIVAS DINÁMICAS de Alfonso Sancho Rodríguez: GrafOracCompleja2SubAdjetivas

EJERCICIOS 

1º) Analiza las siguientes oraciones. Señala su antecedente, si está expreso; si no, di cuál podía ser:

–         Tengo bastante que planchar.

–         El susto que nos dio fue muy grande.

–         Ofrécelo a quien lo necesite.

–         Echa el cerrojo, que es lo más seguro.

–         Ganará el que lo diga primero.

–         No nos ha visto, de lo cual me alegro.

–         Su hermana, a la que no conocía, es muy simpática.

–         Sólo deben darse recompensas a quienes las merecen.

–         Nació en un pueblo de cuyo nombre no logro acordarme.

–         Van a dar permiso a quienes lo soliciten.

2º) Analiza y di si son correctas las siguientes oraciones.

–         Paqui, cuyo enojo era visible, se marchó.

–         La torre, a quien faltan campanas, es altísima.

–         Fue a ver a sus tíos, a quien siempre visitaba en sábado.

–         Cogió un martillo, con cuyo instrumento se defendió.

–         No acaban de gustarme los zapatos que me he comprado.

–         Hay que ayudar a la viuda, a cuyo fin se va a abrir una suscripción.

–         No recuerdo el libro donde leí eso.

–         Nunca está donde debe.

–         Hazlo como te apetezca.

–         No pude ver el modo como copiaba.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 2ºBACH, Lengua y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s