El texto de la semana


Por lo visto

(de Jaime Gil de Biedma)

Por lo visto es posible declararse hombre.

Por lo visto es posible decir no.

De una vez y en la calle, de una vez, por todos

y por todas las veces en que no pudimos.

Importa por lo visto el hecho de estar vivo.

Importa por lo visto que hasta la injusta fuerza

necesite, suponga nuestras vidas, estos actos mínimos

a diario cumplidos en la calle por todos.

Y será preciso no olvidar la lección:

saber, a cada instante, que en el gesto que hacemos

hay un arma escondida, saber que estamos vivos

aún. Y que la vida

todavía es posible, por lo visto.

______________________________________________________________

Jaime Gil de Biedma es, probablemente, el escritor de mayor influencia desde mediados de siglo XX. Su obra, Las personas del verbo, es excepcional. Una sola obra, trabajo depurado de todo lo que había escrito hasta el momento, pocos versos, en apariencia, para pasar a la Historia de la Literatura, para ocupar uno de los puestos más altos entre nuestros poetas.

Él mismo dejó escritas unas palabras sobre este asunto, que no dejan de sorprenderme por su evidencia (o clarividencia):

“Quizás hubiera que decir algo más sobre eso, sobre el no escribir. Mucha gente me lo pregunta, yo me lo pregunto. Y preguntarme por qué no escribo inevitablemente desemboca en otra inquisición mucho más azorante: ¿por qué escribí? Al fin y al cabo, lo normal es leer. Mis respuestas favoritas son dos. Una, que mi poesía consistió –sin yo saberlo– en una tentativa de inventarme una identidad; inventada ya, y asumida, no me ocurre más aquello de apostarme entero en cada poema que me ponía a escribir, que era lo que me apasionaba. Otra, que todo fue una equivocación: yo creía ser poeta, pero en el fondo quería ser poema. Y en parte, en mala parte, lo he conseguido; como cualquier poema medianamente bien hecho, ahora carezco de libertad interior, soy todo necesidad y sumisión interna a ese atormentado tirano, a ese Big Brother insomne, omnisciente y ubicuo –Yo. Mitad Calibán, mitad Narciso, le temo sobre todo cuando le escucho interrogarme junto a un balcón “¿Qué hace un muchacho de 1950 como tú en un año indiferente como este?” All the rest is silence“.

Otros poemas de Gil de Biedma aquí.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 1ºBACH, 2ºESO, 3ºESO, Literatura y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El texto de la semana

  1. beatriz dijo:

    profe donde esta el poema q nos pusite q tenia muchos adjetivos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s