Las dos esferas


Ya sabéis que los profes nos metemos en un frasco lleno de formol no bien salimos de clase y hasta la mañana siguiente en que nos encontramos, pero a veces, por motivos no suficientemente explicados por la ciencia, tenemos amigos o conocemos gente nueva, salimos de nuestros frascos y deambulamos por el mundo como meros observadores, porque vida personal, lo que se dice vida, tampoco tenemos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pues no hace tanto, me presentaron a una periodista de alto nivel con la que tuve ocasión de charlar algunas tardes. Un día se sinceró conmigo y confesó que hacía “trabajos de energía”. Parece mentira que, tan inteligente como era, se creyera capaz de canalizar la fuerza que mueve los planetas y expulsar rayos curativos por los dedos, pero claro, si encima sus amigas hablan con una santa muerta en el siglo III, en alemán, por si no bastase…

Un día –no había tenido suficiente– la acompañé al chalé de una conocida suya, que cumplía años. Casi me da un pasmo cuando una invitada que no la había visto jamás le dijo abalanzándose sobre ella con una sonrisa: “Me suena tu espíritu”. Tal cual. No me había recuperado todavía cuando añadió: “Nunca hemos coincidido, pero tu energía me resulta tan familiar”. La señora, de cuarenta y muchos años, era psicóloga. No quiero pensar qué sandeces suelta a la parroquia de pacientes que la visitan con problemas reales, descarnadamente reales, por lo que sé. Como la cosa revestía interés, me quedé a tomar un café. Allí había quien leía el tarot, quien entraba en trance con el tostón de la música chill-out o, peor, con la que se extrae de instrumentos tradicionales tibetanos, quien llamaba a las fuerzas cósmicas con una piedra de obsidiana… Un abanico completo.

Decidí volver a mi frasco de formol y conservarme bien y sin sobresaltos en adelante, mientras meditaba si mi escepticismo procedía de mi signo solar, escorpio, o más bien de mi ascendente sagitario.

¿Cómo os lo diría? En la era del vacío, parafraseando un título sobre la postmodernidad, abundan las creencias de supermercado: póngame cuarto de homeopatía y mitad de budismo, por favor, y medio kilo de gambas. Este potpurrí sin sentido, adorna las emisiones nocturnas. Ya os comenté que una noche que tenía demasiada fiebre para dormir, no sé si precisamente por ella, hice un zapping que afectó mi moral: un monje idiota, en un canal; una farsante que decía hablar con los muertos, en otro; nigromantes, magos, brujas, médiums… ¿pero dónde vamos a llegar? ¿Alguien cree que por quemar un papel en cuarto menguante va a sacar de su vida un suspenso? ¿Pensáis realmente que si extraéis de una baraja el seis de bastos, os van a zurrar a la vuelta de una esquina? ¿O que las nueces, que se parecen al cráneo y al cerebro, curan el dolor de cabeza? ¿Que si ya no ponéis el punto de la letra jota cuando toméis apuntes, os volveréis más simpáticos o más guapos o más listos o ricos?

Madre mía. Como las cosas hay que tomarlas con humor, y por echar lejos el mal aire que mueven esos charlatanes sin escrúpulos, os pongo unos enlaces. Algunos de ellos, sobre el valor curativo de la homeopatía (me habéis preguntado si me gustan los monólogos, y dejo uno excepcional aquí). Otro, sobre signos del zodíaco, para que quienes hayan nacido en el mío, sepan que son libra y no escorpio. Lo encontraréis aquí . Y si queréis información sobre las pulseras que luce Iker Jiménez, ese tarugo, he subido a mi twitter varios links sobre el puro que le ha caído a la compañía que las fabrica por publicidad engañosa, ya que no se ha podido probar, vaya por dios, que tengan efecto alguno. También puse en el mismo lugar un reportaje sobre si el hombre ha llegado o no a la luna en el que lo más sorprendente es la opinión generalizada entre estudiantes universitarios, víctimas de ese jipijismo pseudoespiritualoide.

Para terminar, ya que me lo pide S. L., un poema de Quevedo que he explicado en 3º, pero no en 1ºB, que toma como referente el universo ptolemaico, y lo parodia.

REFIERE SU NACIMIENTO Y LAS PROPRIEDADES
QUE LE COMUNICÓ

«Parióme adrede mi madre,
¡ojalá no me pariera!,
aunque estaba cuando me hizo
de gorja Naturaleza.

»Dos maravedís de luna
alumbraban a la tierra;
que, por ser yo el que nacía,
no quiso que un cuarto fuera.

»Nací tarde, porque el sol
tuvo de verme vergüenza,
en una noche templada,
entre clara y entre yema.

»Un miércoles con un martes
tuvieron grande revuelta,
sobre que ninguno quiso
que en sus términos naciera.

»Nací debajo de Libra,
tan inclinado a las pesas,
que todo mi amor le fundo
en las madres vendederas.

»Diome el León su cuartana,
diome el Escorpión su lengua,
Virgo, el deseo de hallarle,
y el Carnero su paciencia.

»Murieron luego mis padres;
Dios en el cielo los tenga,
porque no vuelvan acá,
y a engendrar más hijos vuelvan.

»Tal ventura desde entonces
me dejaron los planetas,
que puede servir de tinta,
según ha sido de negra.

»Porque es tan feliz mi suerte,
que no hay cosa mala o buena
que, aunque la piense de tajo,
al revés no me suceda.

»De estériles soy remedio,
pues, con mandarme su hacienda,
les dará el cielo mil hijos,
por quitarme las herencias.

»Y para que vean los ciegos,
pónganme a mí a la vergüenza;
y para que cieguen todos,
llévenme en coche o litera.

»Como a imagen de milagros
me sacan por las aldeas:
si quieren sol, abrigado,
y desnudo, porque llueva.

»Cuando alguno me convida,
no es a banquetes ni a fiestas,
sino a los misacantanos,
para que yo les ofrezca.

»De noche soy parecido
a todos cuantos esperan
para molerlos a palos,
y así, inocente, me pegan.

»Aguarda hasta que yo pase,
si ha de caerse, una teja;
aciértanme las pedradas:
las curas sólo me yerran.

»Si a alguno pido prestado,
me responde tan a secas,
que, en vez de prestarme a mí,
me hace prestar paciencia.

»No hay necio que no me hable,
ni vieja que no me quiera,
ni pobre que no me pida,
ni rico que no me ofenda.

»No hay camino que no yerre,
ni juego donde no pierda,
ni amigo que no me engañe,
ni enemigo que no tenga.

»Agua me falta en el mar,
y la hallo en las tabernas:
que mis contentos y el vino
son aguados dondequiera.

»Dejo de tomar oficio,
porque sé por cosa cierta
que en siendo yo calcetero
andarán todos en piernas.

»Si estudiara medicina,
aunque es socorrida sciencia,
porque no curara yo,
no hubiera persona enferma.

»Quise casarme estotro año,
por sosegar mi conciencia,
y dábanme un dote al diablo
con una mujer muy fea.

»Si intentara ser cornudo
por comer de mi cabeza,
según soy de desgraciado,
diera mi mujer en buena.

»Siempre fue mi vecindad
mal casados que vocean,
herradores que madrugan,
herreros que me desvelan.

»Si yo camino con fieltro,
se abrasa en fuego la tierra;
y en llevando guardasol,
está ya de Dios que llueva.

»Si hablo a alguna mujer
y la digo mil ternezas,
o me pide, o me despide,
que en mí es una cosa mesma.

»En mí lo picado es roto;
ahorro, cualquier limpieza;
cualquiera bostezo es hambre;
cualquiera color, vergüenza.

»Fuera un hábito en mi pecho
remiendo sin resistencia,
y peor que besamanos
en mí cualquiera encomienda.

»Para que no estén en casa
los que nunca salen de ella,
buscarlos yo sólo basta,
pues con eso estarán fuera.

»Si alguno quiere morirse
sin ponzoña o pestilencia,
proponga hacerme algún bien,
y no vivirá hora y media.

»Y a tanto vino a llegar
la adversidad de mi estrella,
que me inclinó que adorase
con mi humildad tu soberbia.

»Y viendo que mi desgracia
no dio lugar a que fuera,
como otros, tu pretendiente,
vine a ser tu pretenmuela.

»Bien sé que apenas soy algo;
mas tú, de puro discreta,
viéndome con tantas faltas,
que estoy preñado sospechas.»

Aquesto Fabio cantaba
a los balcones y rejas
de Aminta, que aun de olvidarle
le han dicho que no se acuerda.

Venga, el cuadro de los signos zodiacales:

Calendario real de constelaciones que recorre el Sol

Aries

19 de abril – 14 de mayo

Tauro
14 de mayo – 21 de junio

Géminis
21 de junio – 21 de julio

Cáncer
21 de julio – 11 de agosto

Leo
11 de agosto – 17 de septiembre

Virgo

17 de septiembre – 31 de octubre

Libra
31 de octubre – 21 de noviembre

Escorpio
21 de noviembre – 30 noviembre

Ofiuco
30 de noviembre – 18 diciembre

Sagitario
18 de diciembre – 21 de enero

Capricornio
21 de enero – 17 de febrero

Acuario
17 de febrero – 13 de marzo

Piscis
13 de marzo – 19 de abril

 

Y vale por hoy.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 1ºBACH, 3ºESO, Literatura y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Las dos esferas

  1. Pingback: ENLACES PARA TUTORÍA | Tranquilación

  2. Pingback: La ignorancia política nos brinda otro bonito palabro | Tranquilación

  3. Pingback: Cantamañanas de ayer y de hoy | Tranquilación

  4. Pingback: 10.000 visitas en el blog | Tranquilación

  5. Diego Díaz 1ºBto. D dijo:

    El problema yo creo,es que la gente no tienes sus opiniones, todos los días en televisión, por la calle, en la radio te bombardean de información. Pero si tu luego no sabes seleccionar la información no seras mas que un ignorante. Para mi la televisión es la gran prueba, sobre todo Telecinco, 24 horas de continuo lavado de cerebro, pero también existen canales como Intereconomía, que hace completamente lo mismo, pero en términos políticos.
    Las opiniones, las creencias deben ser propias a cada persona, y no seguir modas ni tendencias.

    Pd: Hay mucho Gafapasta suelto por el mundo

  6. Carmencita dijo:

    Para no creer estás bastante informado.
    Pero sí, tienes razón, la cosa empeora y en cualquier sitio podemos encontrarnos a alguien con nombre y apellido: “Hola, me llamo Pseudointelectualoide Pseudoespiritualoide”. Y yo no puedo con la vida.
    Habrá algo peor en este mundo? Puede que un dúo formado por Björk y Bunbury.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s