A Pedro le falta un tornillo… versión para 1º de Bachillerato


Puedo entender que como para algunos el término “metataxis” suena a enfermedad (rectius:“metástasis”), cueste un poco la clasificación de las metáboles que he procurado desarrollar en clase, aunque me niego a tener que prescindir de emplear voces técnicas en mi área como si resultase sencillo y normal aprender “eucariota”, “tectónica” o “cromagnón”, pero imposible “antanaclasis”, así que vamos a ver:

Hemos acogido la extendida división entre figuras de pensamiento, que afectan al significado de las palabras, y las de dicción, que atañen a su forma. Quintiliano ya diferenciaba cuatro grupos de figuras: las de adición (adiectio), las de omisión (detractio), las de cambio de orden o permutación (transmutatio) y las de sustitución (inmutatio). También nos hemos referido a la posibilidad de que la desviación o metábole se produjera en el seno de la palabra o de la oración, i.e. in verbis singulis o in verbis coniunctis, respectivamente.

De todo ello resulta que dentro de las figuras de dicción encontramos metaplasmos y metataxis. Entre los primeros, se cuentan la aliteración, la antanaclasis, el calambur y la paronomasia. Dentro de la metataxis, por supresión, asíndeton, elipsis, zeugma, aposiopesis; por adición, polisíndeton, anadiplosis, anáfora, epanalepsis, epífora, epanadiplosis o redición, políptoton, enumeración y gradación; en la vertiente sintáctica: isocolon o paralelismo, quiasmo e hipérbaton.

Las figuras de pensamiento, por su parte, pueden desarrollarse ante el público, como el apóstrofe y la interrogación; o ante el asunto, como la antítesis, el oxímoron, la paradoja o antilogía, la litote, la ironía, la comparación o símil, la hipérbole y la preterición.

Los tropos o metasememas son la metáfora, la metonimia y la sinécdoque.

Para hacer algunos ejercicios sobre figuras literarias, os puede ser útil este enlace, aunque hay muchos en la red. Podéis probar también este. Por lo demás, recomiendo el capítulo dedicado a la Elocución por Tomás Albaladejo Mayordomo, en Retórica (Madrid, Síntesis, 1993), sin menospreciar otros trabajos clásicos, como los de Lausberg o Pozuelo Yvancos.

En relación con las metáforas de la vida cotidiana, aparte del libro de Lakoff y Johnson, por supuesto, podéis encontrar información en esta página y en esta otra, aunque volveré sobre el asunto. He visto aplicaciones de esta teoría al fútbol como encuentro bélico y al análisis de diferencias en las alusiones metafóricas al cuerpo en varones y mujeres, por ejemplo. Valga como sugerencia para un trabajo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 1ºBACH, Figuras literarias, Literatura y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s